Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Baile de la Alpargata

El jefe viste de rojo al consejo de administración

¿Por qué no celebrar el cierre del año en Pamplona? Dicho y hecho. Toda la alta dirección de la inmobiliara AEDAS Home celebra un balance récord en los Sanfermines.

Ampliar Los miembros del Consejo de Administración de AEDAS HOME, en su visita ayer al baile de la Alpargata.
Directivos y miembros del Consejo de Administración de AEDAS Homes, en su visita ayer al baile de la Alpargata irati aizpurua
Actualizado el 14/07/2022 a las 07:15
Al calor de Sanfermines, se celebran estos días en la capital navarra cumpleaños atrasados, aniversarios de boda, incluso viajes de estudios que la pandemia robó. ¿Por qué no pasar de Madrid como sede del Consejo de Administración y llevar a toda la alta dirección a Pamplona? Pues dicho y hecho. Una veintena de personas, entre ejecutivos y socios, de la inmobiliaria AEDAS Homes, la mayor de España con 300 empleados, se encerraron el martes en el hotel Tres Reyes de Pamplona para analizar y aprobar las cuentas del ejercicio 2021.
Al atardecer, con la satisfacción de haber logrado un balance “récord en ventas, construcción y facturación”, todos los miembros comenzaron la fiesta. Así lo contaba el ‘ideólogo’ de la iniciativa, el director general de los Servicios Inmobiliarios, David Botín Cociña. Este pamplonés, afincado en Madrid desde hace ocho años, es el culpable de traer a sus compañeros a la capital navarra. “No puedo dar datos pero estamos construyendo unas 6.000 viviendas y vendemos unas 3.000. 2021 ha sido un año fenomenal”, detallaba. En Navarra, donde AEDAS compró Áurea Homes, también goza de un peso importante. “Tenemos 600 viviendas en Pamplona, de los que unas 400 son de Salesianos, pero también en Barañáin y Soto de Lezkairu”.
AEDAS Home es propiedad, en un 70%, del fondo estadounidense Castlelake. Su representante, Evan Carruthers, viajó expresamente a Pamplona para la reunión de trabajo. Pero, a sus cuarenta y pocos años, no quiso irse sin correr el encierro tal y como le había prometido a su hijo de cuatro años. Así que, tras un curso exprés de avezados corredores, se adentró ayer en el recorrido junto a un compañero de la empresa, el dominicano Eduardo D’ Alessandro, para participar en la carrera de los toros de Núñez del Cubillo. “La adrenalina en la espera es impresionante. Una experiencia inolvidable”, afirmaban con una taza de chocolate en la mano.
Mientras, el ‘anfitrión’, David Botín, comentaba que sus compañeros le habían confesado que esperaban una fiesta “más sucia”, pero que se han sorprendido gratamente. “El ambiente es muy bueno este año y con la agenda que tenemos, comida en el Europa, toros y fuegos en el Baluarte, además de recepción en el ayuntamiento, creo que se van a ir encantados”. Personalmente, David se queda con la “improvisación que ofrece la calle estos días”. “Sabes con quién sales, pero nunca sabes a qué hora vas a volver, porque ocurren cosas inesperadas, te encuentras con amigos, surgen cosas, te olvidas del reloj. Lo mejor, sin duda, la calle”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE