Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Suceso

La historia del móvil más perseguido del 6 de julio

Una chica y un chico lograron dar con un teléfono robado a una amiga gracias a la ubicación en tiempo real de whatsapp. Tras un rastreo de más de una hora por unas calles atestadas, dieron con la ladrona: llevaba más de diez móviles encima

Ampliar Móviles encontrados por la Policía Municipal
Móviles encontrados por la Policía MunicipalPolicía Municipal
Publicado el 10/07/2022 a las 06:00
La trepidante historia que hay entre el robo de un teléfono el 6 de julio en Pamplona y la detención más de una hora después de la ladrona, que llevaba encima entre diez y quince móviles sustraídos, daría para un capítulo de cualquier serie de intriga. Lo protagonizaron una chica y un chico de la capital navarra, que siguieron los movimientos del teléfono robado a una amiga a través de la ubicación de whatsapp hasta dar con él entre toda la masificación de la noche del Chupinazo.
Ella, una joven pamplonesa, de 27 años, empezó tarde sus Sanfermines. Salió de casa pasadas las diez de la noche con intención de unirse a sus amigas, que llevaban ya un tiempo de fiesta. No iba a ser complicado dar con ellas: una de las amigas había mandado su ubicación al grupo de whatsapp y lo había hecho para que se pudiera seguir en tiempo real durante 8 horas, el tiempo máximo de la aplicación. Es decir, todas las integrantes de ese grupo podían conocer en directo dónde se encontraba.
Un ejemplo de la ubicación en tiempo real de 'WhatsApp'
Un ejemplo de la ubicación en tiempo real de 'WhatsApp'DN
La joven empezó a seguir la bolita que aparecía en el mapa de la ciudad trazado en la pantalla de su teléfono. La ubicación permanecía quieta en la plaza de Navarrería. “Iba andando hacia allí por Calderería y vi a mi amiga en la puerta de un bar de esa calle. ‘Qué raro que tenga tanto margen de error la ubicación’, me dije. Entonces ella me contó que le habían robado la cartera, el móvil...”. Mientras su amiga intentaba anular las tarjetas, ella decidió seguir la ubicación del teléfono a través la aplicación.
“Fuimos un amigo y yo. Él llamaba al teléfono y yo me fijaba por si alguien levantaba la mano para coger o miraba el teléfono. Pero había muchísima gente”, cuenta. Según la aplicación, el teléfono seguía quieto en Navarrería, cerca de la esquina con La Mañueta. Pero fuera de la pantalla, en la calle, era imposible localizarlo. Así permanecieron más de una hora. Y cuando estaban a punto de tirar la toalla... el teléfono empezó a moverse en el mapa. “Iba superrápido, por Chapitela, por la Estafeta, arriba y abajo... como la ubicación siempre va con algo de retraso, era difícil seguirla. Hasta que en la Plaza del Castillo, entre el Café Iruña y el restaurante La Tagliatella, se paró la ubicación”.
Ella y su amigo empezaron a mirar por el césped. “Por suerte, no había mucha gente: unos chicos que no estaban haciendo nada raro, y una mujer de unos 40 años sola”. Empezaron a observar a la mujer. Ella sacó de su bolso un teléfono rojo. “Llamamos a mi amiga y le avisamos, pero nos dijo que su teléfono no era rojo”. Acto seguido, la mujer extrajo del bolso otro móvil. Era negro. “Nos parecía demasiada casualidad que justo donde marcaba la ubicación hubiera una mujer con dos teléfonos”. Se acercaron. “Le preguntamos qué había hecho, pero no contestaba. Mi amigo llamó entonces al teléfono... y vimos cómo se iluminaba un móvil dentro del bolso. ¡Mi amigo metió la mano en el bolso y tenía diez o quince móviles!”. Los chicos que había al lado, en el verde de la plaza, les ayudaron a retener a la mujer, mientras la dueña del móvil acudía a la Oficina de Denuncias de la Policía Foral, situada en el Palacio de Navarra. “Enseguida aparecieron ocho o diez policías, y se la llevaron detenida”.
Gracias a la localización de los teléfonos, la policía ha podido recuperar varios móviles robados durante estos Sanfermines. Es una forma de protegerse contra estos delitos, los más numerosos durante las fiestas. Para esta joven pamplonesa, una historia que no olvidará. “Menuda adrenalina cuando se iluminó el bolso... nos alegramos mucho, por mi amiga y por todas las personas que iban a poder recuperar su teléfono móvil”.

Recuperados más de 40 móviles tras varios arrestos

La Policía Municipal de Pamplona ha depositado en la Oficina de Denuncias más de 40 móviles recuperados tras la detención de varias personas. A través de su cuenta de Twitter, pidieron a todas las personas que han sufrido la pérdida de un teléfono que acudan hasta allí con un cargador para comprobar si está el suyo. Por otra parte, la Policía Foral detuvo en la noche del viernes al sábado a cuatro personas por cometer hurtos en el centro de la ciudad.

1.279 hurtos en 2019. En los Sanfermines de 2019 se denunciaron 1.279 hurtos. Para calibrar la envergadura de la cifra, los cometidos en esos nueve días representaron el 23% de todos los hurtos de ese año en Pamplona (5.441). Según la Policía, el 90% de los casos que se dan en Sanfermines son de carteras y móviles. En los dos primeros días de estas fiestas, hubo 173.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE