Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Médico de urgencias

Tomás Belzunegui: “Sería mejor que no hubiera Sanfermines en septiembre”

Después de mucho tiempo como médico en Urgencias, iban a ser unos Sanfermines a tiempo completo porque ahora se dedica a la docencia en la UPNA. Pero reconoce que en la fiesta se hubiera acordado de los heridos del encierro

Foto de Tomás Belzunegui, hasta los pasados Sanfermines subdirector de urgencias y hospitalización, en el jardín de su casa. Ahora se dedica a tiempo completo a la docencia en la UPNA.
Tomás Belzunegui, hasta los pasados Sanfermines subdirector de urgencias y hospitalización, en el jardín de su casa. Ahora se dedica a tiempo completo a la docencia en la UPNA.
Actualizada 09/07/2020 a las 07:34

Usted, como subdirector de urgencias y hospitalización, daba todas las mañanas el parte de heridos a los medios de comunicación, pero supongo que había otra labor en la trastienda.
Una labor que empezaba un mes antes para establecer los diferentes protocolos de atención a pacientes, de atender a las embajadas de Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, que son las que más se preocupan por sus compatriotas y te proporcionan los teléfonos a los que hay que llamar en caso de heridos, estipular los horarios de atención a la prensa. Y en San Fermín, a las seis y media o siete ya estaba en el hospital haciendo la ronda de heridos para ver cómo estaban, si querían atender a los medios...

Y ahora que se dedica a la enseñanza a tiempo completo en el grado de Medicina de la Universidad Pública de Navarra y podía disfrutar de San Fermín, va y se suspenden.
Se me ha quedado un cuerpo raro. Pero ya lo tenía antes porque este año que iba a estar tranquilo notaba que me faltaba algo porque urgencias es mucho trabajo, pero también da mucha satisfacciones. Y ahora encima sin Sanfermines aún me siento peor. Pero bueno, ya buscaremos alguna cena o pequeñas celebraciones con amigos, eso sí, respetando las medidas de seguridad

¿Y qué era de lo que más ganas tenía de esta fiesta a la que durante tanto tiempo ha tenido que renunciar?
De quedarme un poco más a la noche porque si a las seis ya hay que estar camino del hospital, te quedas sin cenas con los amigos, ni vas a conciertos ni te tomas una copa.

¿Y qué no echará de menos nada como médico de urgencias?
Alguna crispación de personas que llegan pasados y no colaboran. Pero son gajes del oficio y tampoco es algo que me haga odiar urgencias, ni mucho menos. Se olvida rápido.

¿Será capaz de ver alguna vez un encierro sin sobresaltos?
No, imposible, porque como médico sabes qué puede hacer ese toro y ves a gente que no es consciente de este peligro, sobre todo jóvenes extranjeros que se meten sin tener ni idea. Eso me pone muy nervioso. Pero, al menos nunca me tocó dar la noticia de un fallecimiento. Y era algo que me inquietaba mucho.

¿Pero hubo algún caso que no le dejó dormir?
Recuerdo un canadiense con una herida por asta en el tórax de una trayectoria de 25 centímetros. Y el paciente vio y sintió la cornada así que llegó desencajado. Pero como la mayoría, una vez que pasó a nuestras manos se tranquilizó. Era una herida tan potente que hasta entré al quirófano para ver la operación. Y también recuerdo, eso ya más como anécdota, a un marine americano que llegó con un traumatismo y le avisamos que debía quedarse en observación. Decía que tenía que incorporarse sí o sí a su puesto en Francia, pero parecía que le habíamos convencido. Al día siguiente, la enfermera se encontró con la cama vacía, pero la había dejado hecha y el camisón perfectamente doblado.

Por cierto, ¿cómo se vivían esos encierros por televisión en urgencias?
Se veían para obtener el máximo de información posible, saber de antemano qué especialistas vas a poder necesitar y si es necesario que el turno de noche que se iba se quedara para reforzar al que entraba de mañana. Al final, nos juntábamos 20 médicos, otros tantos enfermeros y parecido número de especialistas de todos los campos.

¿En serio que eran capaces de hacer un primer diagnóstico?
Alguien que lleva muchos años atendiendo estas urgencias ve perfectamente si esa persona que cae al suelo tendrá un traumatismo o no necesitará nada. A mí me impresionó una vez que se vio a un corredor retirarse en el callejón y parecía que de forma limpia, que sólo le había rozado. Y un cirujano de amplia experiencia dijo, herida por asta, y así fue.

No me dirá que el encierro es uno de sus actos favoritos.
(Risas) Pues sí, es de una belleza plástica y de una fuerza impresionante. Y además, San Fermín sin encierro no sería San Fermín. Es lo que lo define, su esencia.

Así que se levantará para verlos por la tele.
Sí, sí... creo que no podré resistirme a verlo a pesar de, repito, lo mal que lo paso.

Como médico, ¿le parece recomendable retrasar los Sanfermines a otoño o se podría producir un rebrote de coronavirus que incluso pondría en jaque los de julio del próximo año?
El problema es que ahora mismo no se sabe mucho de esa infección y parece que lo más recomendable es la prevención. Así que sería mejor que no hubiera en septiembre porque estamos muy cerca y ver así sin sobresaltos su evolución.

¿Cree que serán los últimos Sanfermines que se suspendan? O, como muchos temen, ¿esto es algo cíclico y volverá a ocurrir otra vez?
No soy experto en la materia. Sí puedo decir que da la impresión de que la vacuna va rápido, aunque no tanto como para finales de este año. Pienso que para el próximo sí contaremos con una, o con medios más certeros que nos permita celebrar en el futuro Sanfermines.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE