x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
SEXTO ENCIERRO

Tensión en la Estafeta: el resbalón de los toros pone en peligro a los mozos

La veloz carrera de los astados de Núñez del Cuvillo estuvo sembrada de caídas en momentos claves de la carrera

Momentos de tensión cuando el morlaco jabonero de la ganadería de Núñez del Cuvillo perdió pie en la calle Estafeta y cayó al suelo, rodeado de mozos.

Dos mozos se ven casi arrollados por uno de los Núñez del Cuvillo durante el sexto encierro.

Resbalón de los Núñez del Cuvillo en Estafeta en el sexto encierro 8 Fotos
Resbalón de los Núñez del Cuvillo en Estafeta en el sexto encierro

Momentos de tensión cuando el morlaco jabonero de la ganadería de Núñez del Cuvillo perdió pie en la calle Estafeta y cayó al suelo, rodeado de mozos.

José Antonio Goñi
Actualizada 12/07/2019 a las 09:31
Etiquetas
  • Diario de Navarra
A+ A-

Poco más de dos minutos después de salir de los Corralillos del Gas llegaban a la plaza de toros los astados de Núñez del Cuvillo, protagonistas del sexto encierro de los Sanfermines 2019. Una carrera similar a las precedentes en cuanto al tiempo, rápida y difícil para poder lucirse ante los morlacos e incómoda para los expertos corredores de la cita pamplonesa. Pero la velocidad no es sinónimo de limpieza y la carrera dejó varios momentos de tensión y peligro en distintos puntos del encierro.

Quitando el herido por asta en la Cuesta de Santo Domingo, en el enésimo arranque fugaz de una manada estos Sanfermines, otro de los mayores momentos de tensión se vivió en la a veces interminable recta de la calle Estafeta. Y fue precisamente uno de los ejemplares que más llamaba la atención, un toro jabonero de 498 kilos herrado con el número 115 y que responde al nombre de 'Pregonero', el protagonista de la peligrosa situación en la que se vieron envueltos los mozos.

El toro jabonero, de tez clara, discurría junto a sus hermanos cuando una sucesión de carambolas hizo que tanto él como dos de sus astados acompañantes acabaran de bruces sobre la calle. El efecto dominó lo inició 'Arrojadizo', morlaco que perdió pie y cayó al suelo, propiciando el tropiezo de 'Pregonero' por el lado izquierdo de la carrera y de otro morlaco por el lado derecho. La estampa dejaba a sendos toros sobre el asfalto de la calle Estafeta, con la tensión reflejada en los rostros de los mozos, algunos atrapados entre las patas de los Núñez del Cuvillo o cayendo incluso sobre los cuartos traseros.

Sea por el capotico de San Fermín, por los cabestros acompañantes o por la inercia de la carrera, el caso es que los toros no hicieron por ir a los mozos y se repusieron del tropiezo, alzando las testuces y continuando la carrera en pos de los corrales de la plaza de toros. El encierro en San Fermín siempre es sinónimo de peligro.

Te puede interesar

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra