Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

SEXTO ENCIERRO

Tensión en la Estafeta: el resbalón de los toros pone en peligro a los mozos

La veloz carrera de los astados de Núñez del Cuvillo estuvo sembrada de caídas en momentos claves de la carrera

Momentos de tensión cuando el morlaco jabonero de la ganadería de Núñez del Cuvillo perdió pie en la calle Estafeta y cayó al suelo, rodeado de mozos.
Dos mozos se ven casi arrollados por uno de los Núñez del Cuvillo durante el sexto encierro.
Resbalón de los Núñez del Cuvillo en Estafeta en el sexto encierro 8 Fotos
Resbalón de los Núñez del Cuvillo en Estafeta en el sexto encierro
Momentos de tensión cuando los morlacos de la ganadería de Núñez del Cuvillo perdieron pie en la calle Estafeta y cayeron al suelo, rodeados de mozos.
José Antonio Goñi
  • Diario de Navarra
Actualizada 12/07/2019 a las 09:31

Poco más de dos minutos después de salir de los Corralillos del Gas llegaban a la plaza de toros los astados de Núñez del Cuvillo, protagonistas del sexto encierro de los Sanfermines 2019. Una carrera similar a las precedentes en cuanto al tiempo, rápida y difícil para poder lucirse ante los morlacos e incómoda para los expertos corredores de la cita pamplonesa. Pero la velocidad no es sinónimo de limpieza y la carrera dejó varios momentos de tensión y peligro en distintos puntos del encierro.

Quitando el herido por asta en la Cuesta de Santo Domingo, en el enésimo arranque fugaz de una manada estos Sanfermines, otro de los mayores momentos de tensión se vivió en la a veces interminable recta de la calle Estafeta. Y fue precisamente uno de los ejemplares que más llamaba la atención, un toro jabonero de 498 kilos herrado con el número 115 y que responde al nombre de 'Pregonero', el protagonista de la peligrosa situación en la que se vieron envueltos los mozos.

El toro jabonero, de tez clara, discurría junto a sus hermanos cuando una sucesión de carambolas hizo que tanto él como dos de sus astados acompañantes acabaran de bruces sobre la calle. El efecto dominó lo inició 'Arrojadizo', morlaco que perdió pie y cayó al suelo, propiciando el tropiezo de 'Pregonero' por el lado izquierdo de la carrera y de otro morlaco por el lado derecho. La estampa dejaba a sendos toros sobre el asfalto de la calle Estafeta, con la tensión reflejada en los rostros de los mozos, algunos atrapados entre las patas de los Núñez del Cuvillo o cayendo incluso sobre los cuartos traseros.

Sea por el capotico de San Fermín, por los cabestros acompañantes o por la inercia de la carrera, el caso es que los toros no hicieron por ir a los mozos y se repusieron del tropiezo, alzando las testuces y continuando la carrera en pos de los corrales de la plaza de toros. El encierro en San Fermín siempre es sinónimo de peligro.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE