Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Encierros San Fermín 2018

Jokin Zuasti: “Los Victoriano del Río, si dudas o te paras, te acaban arrollando”

Jokin Zuasti ha sido uno de los corredores que ha resultado herido en el séptimo encierro de los Sanfermines

Jokin Zuasti en el momento justo en el que pierde la carrera con un Victoriano del Río.

Jokin Zuasti en el momento justo en el que pierde la carrera con un Victoriano del Río.

Fernando Pidal
Actualizada 13/07/2018 a las 07:55

Los Victoriano del Río llegaban con fama de nobles. Desde que debutaran en Pamplona hace ocho años, en seis ediciones no ha habido heridos con asta de toro, como los pasados Sanfermines. Y este jueves, tampoco dejaron su huella en los anales de cogidas. Es más, rubricaron uno de los partes de heridos más limpios de las fiestas de este 2018 con una única persona trasladada a Urgencias del Complejo Hospitalario, el navarro Jokin Zuasti Urbano, que llegó desde Telefónica por una herida en la nuca. A las diez y media de la mañana recibía el alta. Y por su propio pie acudía al recinto el madrileño y vecino de Pamplona, Daniel González Manzano. También se pudo marchar a su casa a media mañana. Una tercera persona fue trasladada al centro Doctor San Martín.

Te recomendamos


Y en ingresos, por el encierro, continúa el navarro Eder Sáinz Díaz, el único de momento herido por asta; en este caso, por un puntazo en el glúteo el primer día de carrera. También hay un joven estadounidense, aunque en este caso, por las vaquillas.

 

“Los Victoriano del Río, si dudas o te paras, te acaban arrollando”

 

Jokin Zuasti Urbano, de 60 años y de Zuasti de Iza (Navarra) se culpó a sí mismo de la caída que le llevó a Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra para recibir puntos en la nuca. Habitual y conocido corredor del tramo de la Estafeta desde hace más de 40 años, pensó que podía hacer una carrera limpia. No había exceso de agobios de corredores y los Victoriano del Río , con su velocidad, son propicios para ponerse a prueba.


Pero no se puede titubear. “Van muy rápido y este tipo de toro si dudas o te quedas.... Te acaba arrollando. Las decisiones hay que tomarlas deprisa”, comentaba Jokin Zuasti. Y él perdió la partida por una milésima de segundo. “Al intentar coger el toro no he medido bien la distancia y me ha tirado”, comentaba el corredor, que todos los días de estos Sanfermines ha estado en el umbral de la plaza de toros a las ocho de la mañana. ¿Hoy? “No lo sé”.


Sobre cómo han sido los encierros hasta la fecha, en los que apenas ha habido heridos y de momento un único corredor por herida de asta -el navarro Eder Sáinz por puntazo en un glúteo el primer día- Jokin Zuasti los describía como muy rápidos. “No tienen nada que ver con los de antes. Se nota que los mueven en el campo, que hay un entrenamiento detrás porque van hacia adelante, buscando a sus hermanos”. Esto, según Jokin Zuasti, los convierte en encierros en los que hay que estar fuerte y con potencia física para aguantar esa velocidad.

 

“Corro en Mercaderes porque ahí también lo hace mi padre”

 

A Daniel González Manzano, madrileño de 24 años, la pasión por correr el encierro le viene de herencia. Desde que empezó, ha corrido siempre con su padre. Aunque este año Daniel ha participado en todos los encierros y su padre solo ha podido subir algunos días desde Madrid.
“Antes corría siempre en Estafeta, ahora voy a Mercaderes porque también va mi padre”, explicó el joven madrileño. Aunque natural de la capital española, González reside en Pamplona desde enero por trabajo: “He podido vivir los Sanfermines de otra forma, han sido más intensos”, reconoció mientras recordaba cómo ponen el vallado o cómo se preparan en el centro de la ciudad los días previos a la fiesta, algunos de sus momentos favoritos.


Ha sido precisamente su padre quien le llevó hasta el Complejo Hospitalario de Navarra. Tras ser atendido por los sanitarios del tramo de Mercaderes, quienes le limpiaron la herida y vendado la cabeza, decidió acercarse hasta urgencias porque se sentía mareado. “Cuando me han vendado han dicho que si me mareaba fuese y eso he tenido que hacer”, aseguraba.


Sus siete años de experiencia en el encierro y los consejos de su padre no han sido barrera para evitar que resultara herido, en el tramo de Mercaderes, en el sexto encierro de Sanfermines.


“Me he apartado del toro y al separarme me he quedado un poco encogido y entonces me he tropezado con otros corredores”, relataba. Justo entonces fue cuando se golpeó la cabeza contra la pared, haciéndose una brecha.


“Me he ensuciado todo entero, ha sido una herida muy aparatosa. Me han tenido que traer ropa para cambiar”.


El madrileño se encontraba bien, aunque “un poco mareado”, aun así, confesó que no tiene intención de correr en los próximos días: “Yo creo que de momento no voy a ir al encierro, pero ya se verá”.

 

 

 

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra