Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cifras del encierro

Los 16 muertos y 14 montones del encierro

Los 16 muertos y 14 montones del encierro
Los 16 muertos y 14 montones del encierro
Publicado el 07/07/2017 a las 06:00
El encierro es emoción pero también espanto, con capítulos teñidos de negro y escenas inolvidables.
1910
El primer fallecido. Francisco García Gurrea, de Falces. El 7 de julio de 1910 había resultado herido en un montón de más de cien corredores, a la entrada de la antigua plaza de toros situada en el actual Teatro Gayarre. El joven fue pisoteado en el montón y recibió dos puntos de sutura en la oreja. Al parecer esas heridas derivaron en una tuberculosis que finalmente le causó la muerte el 18 de enero de 1911.
Esteban Domeño. 1924. Poco antes del callejón una res de Santa Coloma derrotó frente al vallado. Sangüesino de nacimiento, Domeño recibió una cornada que le destrozó el pulmón.
Santiago Martínez. 1927. El 8 de julio un toro de Celso de la Cruz del Castillo se ladeó en la entrada a la plaza y lanzó un derrote en un burladero. El vecino de Pamplona, de 34 años, casado y peón de albañil, recibió una cornada en el vientre.
Gonzalo Bustinduy. 1935. Un «murube» le empitonó en el centro del ruedo donde el joven lo citó con una tela en la mano a pesar de que varios guardias lo habían metido en el callejón. Murió en San Sebastián 3 días más tarde.
Casimiro Heredia. 1947. Carnicero de la calle Estafeta, el toro Semillero de la ganadería de Murube le empitonó cerca de su trabajo. Corría siempre el mismo tramo hasta la bajada de Javier. Murió en el acto.
Julián Zabalza. 1947. El mismo toro Semillero cogió de gravedad en el ruedo a este joven villavés. Había acudido a la plaza con su novia y hermana cuando decidió bajar a esperar al toro rezagado. Trató de subir al vallado pero el toro le ensartó y la causó la muerte casi en el acto.
Vicente Urrizola. 1961. Una cornada en la región cervical mató en Santo Domingo al pamplonés de 32 años, empleado del Ayuntamiento.
Hilario Pardo Simón. 1969. Un «guardiola» le infirió una grave cornada en la puerta del Hospital Militar. Tenía 45 años y era natural de Murchante.
Juan Ignacio Eraso. 1974. Chantreano de 18 años, recibió una cornada en el callejón y murió horas después debido a las graves heridas.
Gregorio Górriz. 1975. Corredor nato del encierro . Natural de Arazuri y profesor de atletismo en la Universidad de Navarra, recibió una cornada caído en un montón.
José Joaquín Esparza. 1977. Un montón en la entrada a la plaza acabó con la vida de este joven de 17 años, sin cornada.
José Antonio Sánchez. 1980. El toro «Antioquío» le corneó en la plaza del Ayuntamiento y lo arrastró hasta Mercaderes.
Vicente Risco. 1980. El toro anterior alcanzó en la plaza de toros al hombre natural de Extremadura.
Matthew Peter Tassio. 1995. El torrestrella Castellano le empitonó en la plaza del Ayuntamiento cuando se levantaba.
Fermín Etxeberria. 2003. Pamplonés de 63 años murió el 24 de septiembre. El 8 de julio cayó empujado por un cebadagago y se produjo un traumatismo craneal.
Daniel Jimeno Romero. 2009. Madrileño de 27 años, murió el 10 de julio cuando el toro Capuchino, de Jandilla, le corneó en el cuello en Telefónica.
1922
Montón para estrenar la plaza. El 7 de julio de 1922. La caída de un corredor provocó un montón en el año de estreno de la nueva plaza de toros. Los astados de Vicente Martínez trataron de regresar sosbre sus pasos, sin conseguirlo. Hubo 100 heridos, ninguno de gravedad.
1943
Dos montones. Durante tres minutos permanecieron retenidos 3 toros en el callejón el 7 de julio del año 1943 por un montón formado en su interior. Al regresar hacia atrás, se formó un segundo obstáculo en el extremo opuesto del callejón. Uno de los cabestros saltó y su estela marcó la ruta a seguir por los toros.
1957
Síntomas de asfixia. También el 7 de julio y en la entrada a la plaza de toros. Algunos corredores fueron atendidos con síntomas de asfixia, hubo otros dos con los brazos rotos y otro con una pierna fracturada.
1960
Amontonados en Estafeta. 7 de julio y nuevo montón pero en la calle Estafeta, a la altura de la Bajada de Javier. Hubo 26 heridos de diversa consideración.
1972
Los toros volvieron hasta Mercaderes. Ese año se formaron montón dos días, el 7 y el 13. En el primero, los toros regresaron hasta la curva de Mercaderes al hallar una traba que impedía su avance.
1975
Un muerto por una cornada. El 9 de julio los toros de Osborne se encontraron con una montaña de corredores que obstruía el paso al ruedo. En el mismo callejón uno de los toros empitonó a Gregorio Górriz Sarasa, que tampoco pudo acceder al interior de la plaza. Su muerte fue instantánea. Górriz, de 41 años, era natural de Arazuri, experto corredor y profesor de atletismo. Aquel hecho supuso la construcción de varias gateras en el callejón para que los mozos pudiesen esconderse en ellas en caso de apuro.
1977
Muere un joven de 17 años. José Joaquín Esparza Sarasíbar, de 17 años de edad, vecino de Orvina, fue el segundo fallecido a causa de un montón . La tragedia ocurrió en el encierro del 8 de julio. El joven, también atleta, fue literalmente aplastado por decenas de mozos, cabestros y toros. Cuando el montón se fue despejando su cuerpo quedó tendido. La causa de la muerte fue la rotura de la vena cava, al clavarse en ella las costillas por la presión ejercida por el montón .
1993
Montón en Estafeta. El 10 de julio era sábado. Apenas había huecos para correr. En esa ocasión el montón se formó al final de la calle Estafeta, sin que aún los astados hubiesen pisado aún el adoquín. Las filas de corredores caídos unos encima de otros fueron en aumento. Después disminuyó y la manada pasó por encima.
2004
Tres corneados en el callejón. Un pequeño montón de apenas 8 corredores en el callejón convirtió en dramático el encierro del día 12, con toros de Jandilla. Los primeros empitonados fueron los pamploneses Iván Nieto Aranguren y Raúl Jiménez Sarasate, ambos con cornadas en el glúteo. Luego llegó el turno al guipuzcoano Julen Madina Ayerbe, que en su carrera se topó también con el montón de corredores y recibió 5 cornadas.
2008
Montón en Telefónica. Se produjo al final del tramo, casi en la entrada a la plaza. Fue el 13 de julio, domingo. No hubo corneados, sí contusionados.
2013
Montón en la entrada de la plaza. Ocurrió también el día 13 y por ser el más reciente aún permanece imborrable. La imagen de los mozos taponando el acceso del coso con los astados con sus cabezas elevadas, sin empitonar, continúa viva. El callejón que circunda la plaza sirvió de alternativa de su paso hacia toriles.
volver arriba

Activar Notificaciones