Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

EL RINCÓN

Gas, impuestos y precios desbocados

Vivimos tiempos donde preocuparnos de las cosas que parecían aseguradas, como la energía, y descubrimos de repente que no lo están

La realidad se impone. El tiempo climatológico de este fin de semana (todavía veraniego), no tiene nada que ver con el temporal que azota el bolsillo de los ciudadanos, más parecido al frío invernal. La subida galopante de los precios, de la energía a la cesta de la compra, está detrás del desasosiego colectivo que llega. Tan evidente que Pedro Sánchez ha tenido que anunciar a toda prisa que reducirá el IVA del gas, tal como proponía el PP, antes del debate entre el líder socialista y el popular (Feijóo) en el Senado.
Bandazo presidencial. Ha sido a prisa y corriendo, pero ha tenido que dar su brazo a torcer. El presidente Pedro Sánchez ha acabado anunciando la rebaja del IVA del gas, del 21 al 5%, que reducirá la factura de los consumidores en alrededor de un 13%, al menos de octubre a diciembre. Bienvenido sea el alivio que en Navarra beneficia a unos 200.000 hogares.
Y mira que Sánchez y sus ministros se habían enrocado en el no, quizás porque quién primero lo puso sobre la mesa fue el PP y ya eso bastaba para rechazarlo. Así se hace la política hoy. Hasta que Sánchez se ha dado cuenta de que iba tener que hacerlo sí o sí para no quedarse sólo. Alemania, también socialista, anunciaba la bajada del IVA del gas en agosto. Pero parece que esto de dar bandazos se está convirtiendo en pan nuestro de cada día presidencial.
Lo básico vuelve a ser esencial. Lo que está claro es que la energía está ahora en todas las conversaciones. De la barra del bar a los despachos. Vivimos un tiempo donde estamos obligados a centramos, a preocuparnos, de nuevo, de lo básico. De las cosas que parecían aseguradas y elementales en nuestras vidas, pero que descubrimos de repente que no lo están y que no lo son. Como la energía. Por eso controlar los precios de la energía es un objetivo estratégico de primer orden en toda la UE.
Las subidas desorbitadas, con la guerra de Ucrania como telón de fondo, están en el origen de una inflación que lleva tres meses por encima del 10%. Así que actuar sobre los precios de la energía es atacar la raíz del principal mal que corroe hoy la economía europea, la inflación. Ese mal que empobrece de golpe a todos sus ciudadanos y que se ceba en los que menos recursos tienen. La propia UE ha anunciado que piensa intervenir el mercado energético, una decisión tan excepcional para Bruselas como los tiempos de guerra.
¿Y en Navarra? Hay que reconocer que el Gobierno foral ha tomado la delantera en temas como la eficiencia energética (rehabilitaciones de edificios) o ayudas para la compra de coches eléctricos o las instalaciones de autoconsumo solar. Con la ventaja que supone contar con abundantes fondos europeos. Un mundo en plena ebullición. Hay más de 3.000 instalaciones fotovoltaicas de particulares instaladas para el autoconsumo ya en Navarra, y más de la mitad existen desde este año.
De hecho, en el sector de lo que hablan ahora es del atasco en los permisos, conexiones, etc.. en un boom que esta por encima de colores políticos. Una fiebre que ha llegado a las empresas y a las administraciones públicas. Pamplona tiene 33 instalaciones municipales de autoconsumo. O a las comunidades energéticas, como las que promueven con gran éxito Cámara Navarra y la FNMC, por ejemplo.
Deflactar la tarifa de la Renta. Pero claro que hay más cosas que se pueden hacer para aliviar a los ciudadanos. Nuestra autonomía fiscal es un valor diferencial que no terminamos de explotar. Por ejemplo, a la hora de deflactar la tarifa del Impuesto sobre la Renta. Se trata de evitar que por efecto de una alta inflación, los contribuyentes paguen mas por una renta que en la práctica es inferior por la subida de los precios.
Y, oiga, el vecino País Vasco acaba de aprobar este verano deflactar la tarifa de la Renta un 4% para todos, cantidad que se añade a otro 1,5% desde principios de año. Y en Euskadi gobiernan el PNV y el PSE. Es decir una combinación política bastante similar a la de Navarra, que tiene al PSN y Geroa (que lleva en su seno al PNV). En Navarra el tripartito foral aprobó deflactar un 2% la tarifa este año, cierto. Pero ahora se ha quedado muy atrás respecto a nuestros vecinos. Una vez más, no se entiende qué lo que es positivo para los ciudadanos en Euskadi no sea igual de bueno para los de Navarra. Incoherencias incomprensibles de las que se habla muy poco.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE