Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Envido 

Con Bildu el algodón no engaña: aún hay mugre

La marca actual de la Batasuna permanente no condena a ETA porque no quiere y no está dispuesta a que nadie le coloque delante un espejo donde mirarse.

Ampliar Conversación entre la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, y la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, durante un pleno del Parlamento
Conversación entre la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, y la portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, durante un pleno del ParlamentoJesús diges (efe)
Publicado el 28/03/2022 a las 06:00
En aquel anuncio tan célebre de la televisión aparecía un mayordomo algo denteroso que se encargaba de fiscalizar el trabajo de las chicas del servicio. Pasaba un trozo de algodón por los azulejos de la pared y salía sucio. Un escándalo que se hubiera evitado de haber utilizado el mejor limpiador con bioalcohol del mundo mundial, pues de metérselo por los ojos, los oídos y los bolsillos a los consumidores iba el asunto.
Viene todo esto a que Bildu ha votado en contra del Plan de Convivencia del Gobierno foral al considerar que se había convertido en una especie de “prueba del algodón” para ellos, tal y como expresó la portavoz Bakartxo Ruiz. Cómo se le ocurre al PSN pretender que el documento recogiese las siguientes palabras: ‘La necesidad de condenar cualquier tipo de terrorismo, y específicamente el de ETA, por parte de todas las fuerzas políticas’. Más allá de que sorprende el recurso argumental de Bildu al leitmotiv de un anuncio que hoy en día no superaría los listones de la moralina censora (ese clasismo por el mayordomo y las criadas y ese encasillamiento de las mujeres en labores de limpieza y subordinadas además a un hombre que les da lecciones, empoderamiento nulo por lo tanto), lo ocurrido demuestra que los pasos adelante que algunos atribuyen a la izquierda abertzale no son tales. Bildu sale de su caverna, comprueba si hace sol o llueve, y retorna a su caverna. Camina en círculo. Alegó Ruiz que el rechazo de su coalición al plan no era por la palabra ‘condena’ sino por la mencionada conversión en prueba del algodón. Mentira. Tumbar un Plan de Convivencia por una mera cuestión de orgullo constituye una frivolidad complicada de creer. La marca actual de la Batasuna permanente no condena a ETA porque no quiere y no está dispuesta a que nadie le coloque delante un espejo donde mirarse. Si ese espejo aparece, directamente lo rompe. ¿Tener que condenar el terrorismo? A la basura el plan. Con Bildu el algodón descubre la verdad: sigue habiendo mugre.
Lo sabe muy bien el PSN de María Chivite, pero le da lo mismo. Endosa palos a Navarra Suma, acusándole de utilizar políticamente la condena de ETA, y se limita a aconsejar el bioalcohol a los abertzales de la misma forma desesperanzada con la que se aconseja a los niños que después de comer no se bañen enseguida, no se les vaya a cortar la digestión. En el fondo, un haced lo que queráis, criaturas. Según los socialistas, Arnaldo Otegi y los suyos avanzan aunque los hechos demuestran lo contrario. Será porque gracias a ellos presiden Navarra y aprueban los Presupuestos.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora