Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

A mi manera

No me toquen el Riau-Riau

Ampliar Un Riau riau de “los de ahora”, en 2017 sin presencia de la Corporación
Un Riau riau de “los de ahora”, en 2017 sin presencia de la CorporaciónArchivo (DN)
Publicado el 06/03/2022 a las 06:00
Que La Pamplonesa toque y los mozos canten hasta enronquecer. Que haga calor y reúna a miles. Que la alegría se note. Que la muchedumbre sea la colchoneta en la que amortiguar el zarandeo entre San Saturnino y calle Mayor. Que los músicos se quiten la gorra o la pierdan entre el gentío. Que pueda abandonar la algarabía y entrar en un bar y tomar una cerveza y el tiempo se pare y permita enganchar de nuevo a la comitiva aunque la cuadrilla vaya ya unos metros por delante. La suerte en el Riau Riau es de los despaciosos porque la marcha es lenta y autoriza salir y entrar sin más habilidad que ser anguila entre los miles que discurren camino de Vísperas... Que la melodía se escuche alta y clara, una, dos, treinta, cuarenta, doscientas, trescientas veces... Que corra el cava, el agua va, vino, pacharán y el kas de naranja y de limón. Que la gente comparta botella sin otro contagio que la alegría, que haya reencuentros porque en medio del follón creíste ver a un compañero de la infancia media docena de cuerpos más adelante y tratas de nadar en un mar de gente que canta “txunda ta txunda ta txunda”, “pero tú por aquí”... Ese es el Riau Riau. Sin protagonistas. Todos y ninguno. La calle convertida en un océano de voces en el que ya nadie echa en falta ni al alcalde ni a los concejales. Y que la corporación no entre. Habrá quien sostenga que hay que recuperarlo. Que el Riau Riau no es lo que fue. Que nació como el acompañamiento a las Vísperas del Ayuntamiento al que un montón de ciudadanos frenaba. Es exacto. Y que recuerde que esa manera de entenderlo se la cargaron radicales que utilizaban el acogotamiento de algunas ideologías. Cierto pero eso es historia. El Riau Riau que existe es una fiesta felizmente restablecida por ciudadanos en una película de protagonismo coral sin estrellas. En el Riau Riau cabemos todos aunque sea con apreturas. Basta con la condición de ciudadano para acudir o la de músico de La Pamplonesa. El siglo XXI ha devorado aquella otra manera de entender la Marcha a Vísperas . Ha evolucionado. Por eso, señor alcalde, señores concejales, no hace falta abrir un debate para recuperar ¿Recuperar?, lo que ha evolucionado. El tren de los Sanfermines no ha parado nunca. Hace cuatrocientos años en los encierros unos hombres a caballo azuzaban a los toros para que se movieran por el recorrido hasta que saltaron los primeros espontáneos dispuestos a conducirlos jugándosela. Inventaron el encierro. Nadie habla de recuperar a los jinetes ni a sus caballos. Lo mismo con el Riau Riau. Hoy es otra cosa. Es la leche. Es mejor.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora