Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Un periódico en cinco claves

El ejemplar de Diario de Navarra que tiene hoy en las manos es el mismo y es distinto. Todo a la vez. Mantiene su esencia, su mirada, y los valores que lo han hecho ser el medio líder en la prensa navarra desde hace décadas gracias al esfuerzo de decenas de profesionales que han sembrado el legado de lo que hoy somos. Pero también es distinto. Porque cambia para mejorar y adaptarse a las nuevas necesidades de la sociedad. Un periódico que es ahora a todo color, de un tamaño más manejable, con un diseño que lo hace más moderno y legible y que incorpora nuevas secciones y contenidos para responder a los lectores .
Este proceso de cambio arrancó hace muchos meses y estuvo liderado desde el primer día por la que ha sido nuestra directora hasta septiembre, Inés Artajo. Ella ha puesto toda su experiencia y su energía, incluida una incansable búsqueda de la excelencia, en impulsar esta travesía que mira al futuro y que hoy toca culminar y estrenar. Un proceso minucioso en la parte editorial en el que han participado todos los profesionales de la Redacción, a los que es de justicia agradecer su compromiso, y donde un equipo de Diseño, pequeño pero muy capaz y creativo, ha sido el que ha pilotado los cambios desde dentro.
Y todo desde el convencimiento de que el periódico sigue siendo indispensable desde muchos puntos de vista. Aquí van cinco:
Es un punto de encuentro. Un periódico es siempre un punto de encuentro. Un espacio físico para compartir y conocer experiencias e historias de los ciudadanos que conforman una comunidad. De esa de la que uno se siente partícipe y con la que, precisamente, refuerza su vínculo a través del periódico. Es cierto que el periódico ofrece noticias. Esa esa su razón de ser original. Pero, además, crea lazos de pertenencia. Es un nexo poderoso que une. Ese mismo que permite retratar el latido de una sociedad e identificarte con él.
Que aporta orden y certidumbres. El periódico ayuda a entender el mundo y lo hace poniendo orden. Frente a la sucesión sin fin de informaciones del mundo digital, donde la importancia de cada una de ellas se pierde y se confunde en el río que nunca deja de correr, el periódico supone hacer un alto y detenerse. Un hábito detrás del cual hay profesionales que piensan en los lectores, que los escuchan, que verifican las noticias, que las contextualizan, que las jerarquizan.
Útil y práctico. Además es un producto muy práctico. Ayuda a enfrentar esa vida cotidiana cada vez más complicada. Busca los porqués, pero también las claves que solucionen los problemas del día a día. Por eso, no sólo ofrece noticias, también resuelve dudas. Desde las de la pandemia a la fiscalidad o al modo de recoger la basura o de circular por la calle en tu ciudad. El periódico te cuenta los cambios para poder entenderlos. Y siempre está puesto al día.
Reflexivo. El periódico también ayuda a pensar. Como muy bien remarcaba otro director de esta casa, Julio Martínez Torres, es un producto intelectual de primer orden y genera ciudadanos despiertos, críticos e informados. Ofrece argumentos a través de sus contenidos y análisis. Enriquece el debate que conforma la opinión pública en toda sociedad democrática y plural.
Y con un destello de desafío. Por último, el periódico debe contener un punto de desafío. Es también un espacio para escuchar. Pero no sólo lo que nos reconforta y lo que retroalimenta nuestras convicciones. También lo que nos reta. Incluso, a veces, lo que nos incomoda. Eso sí, siempre desde los argumentos y desde el respeto.
Miguel Ángel Riezu Boj es director de Diario de Navarra
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones