Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Contra el racismo, sin excusas

Avatar del Editorial DN Editorial DN23/05/2023
Los ataques verbales racistas contra el delantero del Real Madrid Vinicius en Valencia forman parte de una práctica condenable en los estadios, en los que algunos asistentes a un partido se obstinan en dañar la dignidad de un ser humano arremetiendo contra todos los que pudieran reunir sus mismas características físicas o de origen. Ni las emociones propias de la hinchada, ni la conducta de un futbolista pueden justificar tal comportamiento. Tampoco que los aficionados de un equipo crean defender así con más ardor sus colores. Resulta si cabe más incomprensible que el fútbol conceda un trato de práctica impunidad a tales hechos valiéndose de que es un deporte tan de masas que son inevitables manifestaciones minoritarias, cuando la realidad es que ha gestado todo un sistema de intereses, normas y protocolos que, brindando a millones de personas un entretenimiento sin igual, describe también una zona franca para la arbitrariedad, la confrontación y la permisividad. Los improperios xenófobos contra Vinicius y otros jugadores -como los proferidos en su día contra Iñaki Williams en el campo del Espanyol- son censurables en sí mismos. Ha llegado el momento de que la Liga y la Federación den una vuelta de tuerca más a sus protocolos. Empezando por los criterios con los que deban regirse los árbitros para atajar esas situaciones. Un ataque verbal racista no es un delito de odio, pero su persistencia en las gradas puede contribuir a su comisión. Es de esperar una profunda reflexión de los clubes, y que la demanda presentada por el Real Madrid y las diligencias de oficio de la Fiscalía de Valencia deriven en un cambio radical en los comportamientos en los estadios. Las instituciones deben actuar tras la constatación de que también en España hay racismo y de que este encuentra su altavoz más sonoro en las competiciones de fútbol. Las mismas en las que los insultos y desconsideración de espectadores contra árbitros y jugadores rivales demuestran en demasiados momentos que al deporte rey le falta cabeza y educación.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora