Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El posible regreso de Puigdemont retrata al Gobierno de Sánchez

Avatar del Editorial DN Editorial DN13/01/2023
La reforma penal impulsada por la coalición de gobierno PSOE-Unidas Podemos condujo ayer al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena a retirar el delito de sedición de la euroorden cursada contra Carles Puigdemont, entre otras personas, a sustituirlo por el de desobediencia y mantener el de malversación al considerar que actuó con ánimo de lucro. En su auto, el magistrado entiende que los cambios legales recién aprobados dan lugar a “un contexto cercano a la despenalización” de los ilícitos en los que habrían incurrido responsables del procés a tenor de la normativa vigente en aquellos momentos. El hecho de que la desobediencia no conlleva prisión y la posibilidad de que la malversación imputada sea recurrida situaría al expresidente de la Generalitat en condiciones de volver a España asegurándose la libertad. El objetivo que el independentismo persigue es el reconocimiento legal, o cuando menos aparente, de que los hechos juzgados por el Supremo no constituyeron delito alguno. El de Puigdemont no es solo proclamar su inocencia, sino constatar la persecución sufrida por parte de una España que se habría visto obligada a rectificar ante los requerimientos europeos para su homologación democrática. La realidad paralela por la que circula el secesionismo no alcanza hoy a convencer ni a la mitad de los catalanes sobre la conveniencia de conformar un Estado ajeno al marco constitucional que comparte toda España. El Gobierno alega que su propósito siempre ha sido encauzar el conflicto en Cataluña hacia la política. Solo que los dirigentes independentistas beneficiados por sus iniciativas no acaban de identificarse con las rectificaciones legislativas en materia penal ni muestran interés alguno en que todo desemboque en una convivencia duradera de los catalanes en una España plural. El posible regreso de Puigdemont retrata sin edulcorantes los objetivos políticos que perseguía el Gobierno de Sánchez al modificar el Código Penal.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora