Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"A la derecha se le ha votado siempre para que ponga rigor, y a la izquierda para que reparta, y este ciclo, como antes el capón de Navidad, es inexorable"

Avatar del Pedro Charro Pedro Charro19/12/2022
Se acerca el 21 de diciembre, el día más corto del año, Santo Tomás, día de mercado en muchos sitios -en Donosti, gran fiesta- donde se exhiben las viandas de Navidad: el cardo, los turrones, el cordero, los besugos, hasta los grandes capones que recuerdo de otro tiempo, tan glosados en los viejos libros de recetas, pero al mismo tiempo, como una realidad paralela, tenemos este ambiente crispado, de choque de trenes en el Parlamento, con mutuas acusaciones de estar dando un golpe de Estado a cuenta de los enredos y acusaciones sobre la elección del Constitucional y del CGPJ, aunque me temo que a mucha gente todo esto le resulta ininteligible, extraño, lleno de vericuetos jurídicos. Quizás debieran leer a Manuel Aragón, fino jurista propuesto en su día por el PSOE, quien denuncia el abuso que se pretende desde el poder, pero la gente ha tirado la toalla y le preocupa más como se las va a arreglar estos días y a qué precio han llegado los langostinos. La decisión más importante hoy es la de la cena de nochebuena, pues el calendario es el que manda y eso hace empalidecer todo lo demás. España es un país exagerado, hiperbólico y de grandes cenas. También González ha cenado con 40 exministros cardo y otras delicias en La manduca, un restaurante navarro; aquello parecía el túnel del tiempo, pero de la larga velada no ha trascendido nada, pues los viejos socialistas, como se comprueba a diario, son de digestión lenta. El sanchismo quiere colocar a dos adictos suyos en el Constitucional para evitar que la derecha judicial -dice- eche abajo sus planes y el PP ha respondido con unas cautelarísimas, que hasta los opositores a notarías no saben muy bien de qué se trata. Que no se vote algo que entretanto ya se ha votado. Es normal que la gente no entienda. Todo esto pasará factura, pero no tanta como la inflación y el paro que es lo que toca el bolsillo y lo que puede hacer caer a Sánchez. A la derecha se le ha votado siempre para que ponga rigor, y a la izquierda para que reparta, y este ciclo, como antes el capón de Navidad, es inexorable.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora