Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"Una de pochas, experiencias y tendencias"

"La adicción permitida a los dispositivos electrónicos es cada vez mayor, más salvaje"

Avatar del undefined Juan José Velázquez16/12/2022
Hay palabras que, por un uso continuado para referirse a todo, me producen desazón. Pero hay dos de ellas que se llevan la palma de la sospecha, una es “experiencias” y la otra, ex aequo, “tendencias”. Pegadas al huésped, se nos da la matraca continuada para ensalzar las bondades de cualquier cosa. Ya sea este, un detergente, un viaje, un vino o un trasplante capilar, la cuestión es darse un homenaje inolvidable y por supuesto contarlo en la red.
Los años post pandemia nos están pasando factura, nos han sumergido, más si cabe, en una continua hipercomunicación, hiperestimulación e hiperexcitabilidad. Vivimos en un continuo secuestro de la atención, de la inmediatez y a mí me da que necesitamos un reseteo.
La adicción permitida a los dispositivos electrónicos es cada vez mayor, más salvaje. Y esta va desde los más jóvenes, que buscan en las redes algún sentido de pertenecía a una irreal comunidad, a los no tan jóvenes, ansiosos por recibir el efímero like (me gusta) de turno para refuerzo de autoestimas. ¿Estamos tontos o qué? Y yo, el primero.
Mientras esto ocurre, alguien hace el agosto gracias a seducciones y persuasiones para mantenernos enganchados, controlar nuestra atención y de esta forma hiperconsumir.
Y es que, en este hipercontexto de algoritmos, en donde la noción de lo real empieza a perderse, se ha desembocado tristemente en un incremento exagerado de enfermedades mentales en todas las edades. Niños, adolescentes y mayores, abarrotan las consultas de psiquiatras y psicólogos. Muchos negando la mayor y los otros considerándose patitos feos, cuando en realidad son cisnes en una sociedad equivocada. Nuevas profesiones de sanadores, coaches, influencers y demás palabros e hiperanglicismos florecen como hongos, inventando tendencias o prometiendo experiencias reparadoras para una sociedad enganchada.
Y como no tenemos bastante con una realidad que se nos escapa, pues me invento el metaverso, una nueva hiperexperiencia, señores míos. Todo es externo, conectados a una continua desconexión de nosotros mismos que es con quien en realidad nos tenemos que llevar bien. Ya lo decía mi abuelo, un sabio, cuando le preguntaba: ¿Qué haces abuelo?. A lo que él contestaba: ¡Conjugar el verbo estar! El silencio nos asusta, nos vamos olvidando de lo que somos y ese tiempo no vuelve, como decía aquel.
Esto nos ha venido grande y no lo estamos digiriendo bien. La verdad es que yo no sé si hay solución, pero está claro que una vuelta a la naturaleza algo ayuda, que una buena educación de origen en el buen uso de las tecnologías suma y que el apoyo incondicional de la familia es éxito asegurado. Y por qué no, la búsqueda de una mayor consciencia de nuestra propia realidad y del sentido de la vida. Y es que no hay mayor experiencia para soltarse, que una comida alrededor de un buen perol de pochas y un grupo de amigos tranquilos en donde se veta la entrada a todo tipo de tendencias que no aporten. ¡Aunque estas sean congeladas, oiga! ¡Las pochas!
Juan José Velázquez Goya Economista
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora