Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La agonía de Ciudadanos

Avatar del Editorial DN Editorial DN12/12/2022
La pugna entre Inés Arrimadas y Edmundo Bal por hacerse con los restos del naufragio de Ciudadanos augura un borrascoso final a un partido al borde de la desaparición por clamorosos errores estratégicos que han reducido al mínimo su espacio y credibilidad tras acariciar la Moncloa, según las encuestas, cuando la moción de censura de Pedro Sánchez derrocó a Mariano Rajoy. Sumida en la irrelevancia después de una sucesión de batacazos en las urnas, el camino opuesto al que conviene a la marca naranja para apurar sus exiguas opciones de supervivencia es una guerra cainita entre sus dos figuras más relevantes en la que afloran con toda crudeza discrepancias personales e ideológicas. Llega demasiado tarde la asamblea extraordinaria convocada para el 15 de enero con el propósito de refundar una organización desangrada por la fuga masiva de votantes y cuadros valiosos. Ese objetivo tendría muy escasas posibilidades de éxito incluso si existiera una sólida unidad sobre el camino a seguir y las personas más adecuadas para ejercer su liderazgo. Ciudadanos nació como una respuesta de origen progresista al nacionalismo catalán y al catalanismo, transformada, al extenderse al conjunto de España, en una fuerza con vocación de bisagra. Su intención declarada era inclinar mayorías a un lado u otro del tablero parlamentario desde el centro, de forma que el Gobierno de turno no dependiera de los nacionalistas. Albert Rivera se equivocó al despreciar un Ejecutivo de coalición con el PSOE en 2019, que Sánchez tampoco puso fácil, y al dar un volantazo a la derecha por su fatal obsesión en desbancar al PP como la gran referencia de ese espacio. El decepcionante mandato de Arrimadas ha prolongado la agonía de un partido que vino a regenerar la política y ha acabado por reproducir algunos de sus males más asentados. Con serias dificultades para abrirse hueco en una España polarizada hasta el extremo, Ciudadanos se enfrenta a un negro futuro en las elecciones municipales y autonómicas de mayo y, si sobrevive a ellas, en las posteriores generales.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora