Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cartas de los lectores

Desaparición del autónomo

Ampliar Imagen de archivo de un autónomo
Imagen de archivo de un autónomopixabay
  • Oskar Bueno Ibáñez
Publicado el 10/11/2022 a las 06:00
Por duro que pueda parecer, el autónomo está abocado a la desaparición. Los diferentes gobiernos de los que dependemos tanto a nivel estatal como regional, y a los que no sé cómo calificar, están llevando a cabo ciertas actuaciones ante las que no doy crédito. Realmente hablo de los transportistas de mercancías por carretera, que somos los que al parecer más estorbamos pero, eso sí, no se puede subsistir sin nosotros.
Estos políticos a los que antes me refería quieren partir Navarra en dos: por un lado, estarían los que se aprovechan del sistema y, por otro, los que están supeditados a dicho sistema (englobando dentro del primer grupo a todo lo que compone el mundo de la administración, junto con sus empresas, funcionarios y adjuntos).
Y yo les pregunto, señores políticos, ¿qué legado vamos a dejar a los que vienen detrás? Y también les respondo: pues una Navarra de dos caras enfrentada, compuesta por unos que viven bien y otros que están exprimidos hasta la médula. Unos que no pierden poder adquisitivo y otros que ni siquiera lo tienen. Una Navarra en la que unos tienen unas vacaciones aceptables y otros no, en la que unos llegan al fin de su vida laboral excesivamente jóvenes y otros se tienen que morir en el trabajo. Esas diferencias, que no son pocas ni banales, son las que hacen que estemos enfrentados unos contra otros y que la convivencia, incluso en la calle, no sea normal. Ellos, miembros del Gobierno de Navarra, si no recuerdo mal ya hace algún tiempo tenían una mentalidad luchadora, de igualdad, y nos hicieron creer que venían de salvadores del mundo. Sin embargo, la realidad es muy diferente hoy en día, y a las evidencias me remito.
En cuanto a sanidad, por ejemplo, antes llamabas al médico y en el momento te atendía. Si requerías ir al especialista, te daban cita para acudir como tarde a los tres meses, y una semana antes de la cita te llegaba la tan ansiada carta. Lo de ahora, sin embargo, es un auténtico escándalo, y desde luego que suceda lo que acabo de describir, es totalmente impensable. Logros como este son los que el Gobierno ha ido acumulando pero ellos vivir, viven bien. Aunque oyendo a algún político moderno que basa sus argumentos en “el que usa paga”, entiendo que, si lo extrapolamos a la sanidad, se referirá a la de los demás, la suya no, Dios no quiera. Según este señor, si tenemos una enfermedad complicada, a nosotros nos pondría una Vía T para entrar en el hospital, a él no. ¡Qué talento! Está por encima del bien y del mal.
Como iba diciendo al principio, los transportistas autónomos tenemos fecha de caducidad. Ellos, los políticos, creo que no lo ven. Solo piensan en ellos mismos, y algún día se arrepentirán de todo este bochorno que están creando. No ha habido un diálogo para la imposición de peajes o el cambio de tributación y desde luego las ayudas para repercutir el precio del gasoil son muy escasas. Y así, mientras nosotros vamos desapareciendo como si de un tour de Francia se tratase, poco a poco, día a día, los que toman las decisiones disfrutan de una vida bastante placentera. Lo que tengo claro es que el transporte de mercancías por carretera va a cambiar a corto plazo. No sé si para bien o para mal, pero tal y como está ahora mismo no puede funcionar. Los costes nos superan y los que tienen que hacer algo para que funcione o no quieren hacerlo o no saben. Solo espero que los responsables de todo este desaguisado recapaciten y puedan volver las aguas a su cauce.
Oskar Bueno Ibáñez, Vicepresidente de TRADISNA.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora