Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"El Régimen Foral ha sido fundamental para el desarrollo económico y social de Navarra gracias a las posibilidades de autogobierno que nos brinda"

Avatar del Amelia SalanuevaAmelia SalanuevaAmelia Salanueva15/08/2022
Se cumplen ahora 40 años de la aprobación de la Ley Orgánica 13/1982, de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra conocida como Lorafna. Los navarros, en su gran mayoría, nos sentimos muy orgullosos de nuestro Fuero, de nuestro Régimen Foral. Esta es la seña de identidad más clara del pueblo navarro, de larga trayectoria histórica.
La Constitución Española de 1978 incorporó la Disposición Adicional Primera, de gran importancia, que ampara y respeta el régimen foral de Navarra aceptando su carácter paccionado. Posteriormente, la Lorafna supuso un hito fundamental para nuestros Fueros, respetando sus raíces y a la vez democratizando las instituciones forales. Así se crean el Gobierno o Diputación Foral y Parlamento de Navarra elegidos por sufragio universal, sobre la base del Consejo Foral y la Diputación. También supuso un nuevo pacto con el Estado que renovaba el anterior de 1841 de la Ley Paccionada, y así reintegrar y amejorar o actualizar las competencias propias de nuestro régimen foral en el marco del nuevo proceso democrático.
La reforma de nuestro Régimen Foral fue fruto del acuerdo y del pacto entre gobiernos: la Diputación y el Gobierno de la Nación y fue compartida por la mayoría de las fuerzas políticas del Parlamento Foral. ¿Quiénes se opusieron a la actualización de nuestro régimen foral, a nuestra ley más importante como navarros? Los nacionalistas vascos moderados y radicales, es decir el PNV y Herri Batasuna.
El Régimen Foral ha sido fundamental para el desarrollo económico y social de Navarra gracias a las posibilidades de autogobierno que nos brinda. Asimismo, ha sido fundamental para definir nuestro estatus político como Comunidad foral diferenciada con régimen, autonomía e instituciones propias e integrada en la Nación española. Es decir, Navarra es Navarra. Navarra no es una provincia más de Euskadi. Navarra no forma parte de ninguna pretendida República Confederal de Euskalherria. Navarra es Navarra.
Como señalaba anteriormente, tanto el PNV como Herri Batasuna (Bildu), se opusieron a la Lorafna. Por eso no sorprende que 40 años después sigan intentando dinamitar la esencia de la misma, la esencia de nuestro Régimen Foral. Tal es así, que, aunque en sus discursos se revisten permanentemente de defensores de nuestro Fuero, la realidad es que no lo han compartido nunca. Asistimos con preocupación a la propuesta de los nacionalistas en el Parlamento de Navarra para crear una ponencia que aborde la reforma de la Lorafna y que lograron aprobar gracias al apoyo de los socialistas. Los nacionalistas cuestionan desde hace años el contenido y la forma de la misma. Y lo hacen porque no aceptan que Navarra, sus instituciones, sus representantes y la mayoría de los navarros, eligieran de manera abrumadora un camino para Navarra muy alejado de los objetivos del nacionalismo e independentismo vasco.
El Régimen Foral de Navarra, nuestro autogobierno, es actual, democrático y útil para conseguir el progreso, el bienestar económico y social de los navarros, así como salvaguardar su libertad y su identidad. Otra cosa es que no sirva para los objetivos e intereses del nacionalismo. Por eso pretenden modificar la Lorafna para socavarla y acabar con el Régimen Foral, para cambiar el estatus jurídico de Navarra, que desde luego no sería la Navarra foral de hoy como comunidad diferenciada e integrada en España.
El nacionalismo, como parte de su estrategia, utiliza el victimismo y el agravio imaginario. La realidad es que el Amejoramiento del Fuero y el desarrollo legislativo que se ha ido plasmando en los años sucesivos, han proporcionado a Navarra un modelo de autogobierno de los más avanzados, no sólo de España sino también de Europa, del que debemos sentirnos orgullosos y ser capaces de utilizarlo con inteligencia para la prosperidad de los navarros, perfectamente compatible con la lealtad a España y la solidaridad con todos sus pueblos.
Es preocupante que el partido socialista de Navarra haya apoyado la creación de una ponencia para abordar la reforma de la Lorafna, para la que no se concretan motivos sólidos, sólo generalidades relativas al paso del tiempo. Vista la deriva del socialismo, su posición podría variar en función de su necesidad de votos para seguir gobernando. A pesar de que cada día asistimos a cesiones exigidas por el nacionalismo e independentismo vasco en su hoja de ruta, espero que un rayo de dignidad y sentido común, les ilumine para no tomar decisiones que cuestionen o debiliten aún más el estatus jurídico y político de Navarra y comprometan su futuro convirtiéndola en un satélite de Euskadi.
Es un momento obligado para rendir un sentido homenaje a todas las personas que trabajaron con decisión y valentía, con visión de futuro para hacer algo tan difícil como mantener la esencia histórica del Viejo Reyno de Navarra y simultáneamente proyectar el futuro de la Navarra actual, moderna y próspera incardinada en la España constitucional. Larga vida a nuestra Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Fuero de Navarra (Lorafna).
Amelia Salanueva Murguialday. Senadora por Navarra del Partido Popular.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE