Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La corrupción no sabe de siglas

Las reacciones políticas ante casos de corrupción muestran cómo los partidos concernidos tratan de poner paños calientes a actuaciones delictivas de algunos de sus dirigentes

Avatar del Editorial DNEditorial DN01/08/2022
En la última semana los medios de comunicación han informado de la condena dictada en el caso de los ERE contra los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, así como de la decisión del Parlamento catalán de apartar de la presidencia a la líder de Junts, Laura Borràs, en aplicación de lo que establece el reglamento para cargos públicos enjuiciados por presunta corrupción. Si algo nos han mostrado ambos casos es la tendencia de sus protagonistas, pero también de sus correligionarios, a buscar justificaciones que los atenúen y diferencien de la “otra” corrupción, la que afecta a los demás, como sería, por ejemplo, la trama Gürtel que atañe al PP. Llama la atención el atrincheramiento y las duras declaraciones de la líder de Junts, tildando de “hipócritas” a ERC, la CUP y el PSC por seguir el reglamento del Parlamento que presidía; y está por ver las consecuencias que esta maniobra pudiera tener en el propio Gobern. Pero con ser relevantes -y potencialmente mucho si se agrietara el Gobierno de Pere Aragonès-, los efectos del ‘caso Borràs’ no pueden desviar la atención de la gravedad que supone para el conjunto del sistema democrático que uno de sus representantes se encastille en su cargo cuando pesan sobre su persona sospechas tan tasadas de irregularidades como para ir a juicio. De ahí que resulte elocuente que Aragonès haya exigido a Borràs que no se envuelva en la bandera de la independencia cuando esta ha venido sirviendo de excusa para no pocos ilícitos jurídicos y excesos políticos. Todos los partidos señalados por corrupción reaccionan de la misma manera, lo cual les resta credibilidad cuando critican y denuncian estas prácticas delictivas en los demás. No hace tanto tiempo, los partidos se comprometían a sacar de la vida pública a los cargos con la mínima sospecha de un mal uso del dinero público; a la hora de la verdad, todos se agarran al cargo y recurren a la manida e injusta persecución a la que han sido sometidos.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE