Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Una remodelación para tapar fracasos

La debilidad del PSOE y la cercanía de las próximas elecciones obliga a Sánchez a realizar cambios en la estructura del partido para tratar de dar la batalla al PP de Núñez Feijóo

Avatar del Editorial DNEditorial DN21/07/2022
La dimisión de Adriana Lastra como vicesecretaria general del PSOE lo ha precipitado todo. Ha sido el primer peón que ha caído en el tablero, pero las intenciones del secretario general del partido y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, van mucho más allá. Pretende una remodelación profunda de la dirección, cuya necesidad es compartida de puertas adentro tras el varapalo en las elecciones andaluzas, a fin de recobrar pulso político de cara a las municipales y autonómicas del próximo mayo y las generales posteriores. El nombre de Adriana Lastra está muy unido al del navarro Santos Cerdán, el secretario de Organización, que podría verse salpicado por los cambios que Sánchez tiene previsto acometer esta misma semana en un comité federal de urgencia. Las informaciones apuntan a que la renovación no se limitará a cubrir las vacantes de la dirección, sino que se quiere hacer extensiva también a las direcciones de los grupos parlamentarios, que se renovaron hace menos de un año y que no han tenido el efecto deseado. Nombres de mayor peso político, como el del vasco Patxi López, la ministra Pilar Alegría o Antonio Hernando están sobre la mesa. El partido vuelve a exhibir síntomas de debilidad, a pesar de la imagen reforzada tras el debate sobre el estado de la nación. Pero los problemas del PSOE no se resuelven solo con caras nuevas, sino recuperando una credibilidad penalizada por decisiones políticas alejadas de la moderación, por su dependencia de grupos independentistas y por un escenario económico inflacionista que afecta al bolsillo de todos los ciudadanos. En un momento en que en las encuestas pintan bastos para los socialistas, y a solo diez meses de los comicios autonómicos y municipales, Pedro Sánchez opta por unos cambios más estéticos que de acción de gobierno, que son los que realmente necesita la sociedad española, inmersa en la incertidumbre provocada por la guerra de Ucrania y la falta de entendimiento con el PP de Núñez Feijóo, que impiden acuerdos de Estado.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE