Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Los datos del empleo como síntoma

"La buena evolución del empleo empieza a presentar algunas aristas que solo caben interpretarse como la constatación de hasta qué punto la incertidumbre se extienden sobre el conjunto de la economía"

Avatar del Editorial DNEditorial DN05/07/2022
La fotografía del mercado laboral español en junio deja la estampa de un país que persevera en el incremento de las afiliaciones a la Seguridad Social, que ha reducido el paro a niveles previos a la crisis financiera de 2008 y que avanza en la contratación indefinida. En Navarra, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo se redujo el pasado mes en 713 personas, mientras en los últimos doce meses, el desempleo ha descendido en 4.917. Cifras positivas que no deben hacernos olvidar que el número de parados en Navarra, con 31.349 personas, sigue siendo muy elevado. Con todo, la buena evolución del empleo en el conjunto del país empieza a presentar algunas aristas que solo caben interpretarse como la constatación de hasta qué punto las nubes de la incertidumbre se extienden sobre el conjunto de la economía. Congratularse de la resistencia y de la capacidad de reacción exhibida por el mercado laboral ante la ferocidad de la pandemia y de los efectos benéficos, en términos de estabilidad, introducidos por la reforma laboral no es incompatible con atender algunos síntomas que afloran tras la contención que mostró el empleo el mes pasado con respecto a los precedentes y en términos interanuales. Una retracción que constata el influjo negativo que la prolongación de la guerra en Ucrania y las alarmas por una inflación histórica está ejerciendo ya sobre los bolsillos y las expectativas de empresas y consumidores. Con un añadido no menor: el peso que ha vuelto a adquirir, y felizmente, el turismo como motor económico sitúa de nuevo a la economía española ante el espejo histórico de sus dificultades para imprimir transformaciones en su modelo productivo. El Gobierno encuentra en las cifras de empleo un refugio en este tiempo de sobrevenidas apreturas. Pero de la misma manera que reclama a los demás que no obvien la pujanza exhibida por el mercado laboral en la nueva normalidad, el Ejecutivo de Sánchez no puede obviar, a su vez, las señales que lanzan las cifras de junio.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE