Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Esfuerzo anticrisis sin consenso

El presidente Pedro Sánchez volvió a erigirse ayer en intérprete del sentir de los españoles prescindiendo del diálogo y el acuerdo con el principal partido de la oposición

Avatar del Editorial DNEditorial DN26/06/2022
El Consejo de Ministros acordó ayer en una reunión extraordinaria prorrogar y ampliar las medidas vigentes frente a las consecuencias económicas y sociales de la guerra de Putin durante el segundo semestre de 2022. Lo que supondrá entre gasto y rebaja fiscal una cuantía de 15.000 millones para el conjunto del año que, según estimaciones del propio Ejecutivo permitirán contener la inflación en tres puntos y medio. El cuadro resultante es análogo a los que están aplicando los demás países de la UE, aunque con un compromiso presupuestario menor que los principales socios comunitarios. A la continuidad de la ayuda de 20 céntimos por cada litro de repostaje se le añade la reducción de los abonos al transporte público, en un 50% en las empresas de titularidad del Estado central y en un 30% en las líneas autonómicas y locales. El cheque de 200 euros para quienes perciban ingresos inferiores a 14.000 euros al año, y la subida del 15% para las pensiones no contributivas y de invalidez incrementan las ayudas directas a los hogares más afectados por la subida de precios. Que también notarán la bajada del IVA de la electricidad del 10% al 5%. El presidente puso ayer el acento en el “esfuerzo” que realiza el Gobierno para “amortiguar los costes de la guerra”, cuando son los contribuyentes los esforzados en hacer posibles esas medidas y en sacrificarse al mismo tiempo. Y anunció un nuevo impuesto a los beneficios de las energéticas, con el propósito de hacer justicia respecto a “determinados poderes económicos”. Pero Sánchez no explicó por qué había evitado adoptar con anterioridad las medidas que contempla el nuevo decreto ley admitiendo las dificultades que España atraviesa en términos de déficit y deuda, ni dio cuenta de las diferencias que ha tenido que superar el Consejo de Ministros hasta alcanzar un acuerdo de coalición, mientras reiteraba su consabido llamamiento a los grupos parlamentarios para que lo convaliden sin que medie negociación alguna sobre su contenido. Sánchez volvió a erigirse en intérprete del sentir de los españoles prescindiendo del diálogo con los demás.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE