Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"El pasaporte covid, una herramienta más"

Avatar del Editorial DNEditorial DN26/11/2021
Con Navarra liderando la incidencia de nuevos casos por covid en el país, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra autorizó ayer la exigencia del pasaporte covid para acceder a restaurantes de más de 60 comensales, discotecas y eventos culturales multitudinarios. La medida entrará en vigor este sábado y será efectiva hasta el 7 de enero. En el auto, el TSJN sostiene que las medidas acordadas en la Orden Foral son “idóneas, necesarias y proporcionadas”, y agrega que el objetivo del pasaporte covid en Navarra es contribuir a reducir la probabilidad de contagio en aquellos espacios con más riesgo, e indirectamente estimular la vacunación. Además, los magistrados aseguran que el pasaporte covid es una herramienta más, y de menor impacto en los derechos fundamentales en comparación con otras medidas más intensas, en la aplicación de medidas para evitar la transmisión. En este caso, el TSJN ha fallado a favor del Gobierno, algo que no ha ocurrido en el País Vasco, lo que evidencia que la falta de criterios comunes es un lastre que genera confusión y dificulta las reacciones frente a la pandemia. El ordenamiento constitucional no permite que la vacunación sea obligatoria, y la ley permite a los negacionistas serlo. Pero estos no pueden pretender que el resto de ciudadanos no ejerzan también su derecho a protegerse. La vacunación masiva se ha demostrado como el instrumento más eficaz para embridar la infección. La alta cobertura vacunal en la Comunidad foral, que alcanza el 91%, y la administración de la tercera dosis en la población vulnerable están haciendo de contrapeso y ayudan a que el alto nivel de incidencia no tenga repercusión mayor en casos graves. Además, Navarra ya planea la inmunización de la población entre 5 y 11 años. Pero, con ser esencial, la vacunación no basta por sí sola para que el blindaje social sea absoluto. Salud Pública ya ha advertido de que el efecto de la vacuna para contener la circulación del virus se está viendo “superado” por los factores que favorecen su transmisión. Los expertos insisten en que la inmunización debe complementarse con otras medidas preventivas. Es responsabilidad de todos evitar que la pandemia siga propagándose, y no es momento de despreocuparse.
volver arriba

Activar Notificaciones