Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"Contra la desigualdad no hay tregua"

Avatar del Editorial DNEditorial DN25/11/2021
El Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer viene a recordar que la agresión física y sexual, el maltrato psicológico o económico, son las expresiones extremas de la desigualdad que padecen las mujeres en las relaciones interpersonales y en las estructuras sociales. La negación de tan lacerante evidencia contribuye a la perpetuación de la violencia de género diluyendo su gravedad. Frente a ello es importante que las instituciones se centren en culminar el desarrollo del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, introduciendo los cambios legislativos aun pendientes y alentando su extensión al conjunto de los poderes y administraciones públicas en el ámbito de sus respectivas competencias. De ahí que el Gobierno de coalición, aun señalando la existencia de las diversas situaciones en las que la mujer se ve abocada a la vulnerabilidad, debe impulsar aquellas líneas de acción que resulten prioritarias, y que por sí mismas pueden irradiar valores de exigencia frente a todo atisbo de injusticia: la acogida y protección administrativa, judicial y social de quienes denuncien haber sufrido violencia física; el estímulo cultural a la ruptura a tiempo de vínculos sometidos a conductas posesivas; la atención y acompañamiento efectivos a las víctimas supervivientes y a sus hijos hasta asegurar su autonomía personal; la prevención del machismo y su consentimiento en las edades más tempranas. Aunque las leyes, las normas y la intervención institucional necesitan de la implicación de las familias, de las amigas y de los vecinos en la salvaguarda de la dignidad de las mujeres, empezando por su integridad física y su libertad frente al machismo. El señalamiento de toda injusticia sangrante, amplía la mirada crítica hacia un sinfín de expresiones de desigualdad a causa del género que quienes las padecen no lo tienen fácil para denunciarlas, revertirlas o superarlas. Pero los derechos de nueva generación, solo se harán realidad al tiempo que la mitad de la población -las mujeres- se vea igualada respecto a la otra mitad.
volver arriba

Activar Notificaciones