Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"Cerdeño murió abandonado en un país que condena a la miseria a su pueblo"

Avatar del Pedro CharroPedro Charro11/10/2021
Murió en Caracas el corresponsal de Mediaset-Telecinco en Venezuela, Ángel Cerdeño, con apenas 38 años. Cerdeño comenzó a sentirse mal y se desmayó. Luego siguió lo que su colega, la periodista Esther Yáñez, ha contado a los medios: fue de un hospital a otro para intentar ser atendido, algo que debe ser usual allí, y no tuvo suerte. En los dos primeros se lo que quitaron de encima, en uno de ellos le dijeron que ni siquiera había médicos. En los hospitales públicos de Venezuela -un país bolivariano que tiene como bandera lo público- hay poca cosa, dice Esther. Ni agua, ni sábanas, ni medicamentos, ni médicos. Cuando atendieron por fin a Ángel le dijeron que no sabían lo que le pasaba y le recetaron reposo y amoxicilina, que es algo que todavía queda en las farmacias. A los pocos días murió. Tenía tres hijos pequeños. Era un periodista vocacional, valiente, preocupado por su país. “Venezuela lo mató. En otro lugar esto no hubiera ocurrido”, se lamenta Esther. El azar, que suele jugar con estas cosas, ha hecho que esta muerte coincida con la noticia de que el despacho del exjuez Garzón, dedicado a defensa de nobles causas a nivel planetario, representa ante los tribunales españoles a la empresa pública venezolana PDVSA, que tiene el monopolio del petróleo y estrechos vínculos con el gobierno. El encargo incluye, según recoge la información de The Objective, la coordinación con la fiscalía, lo que resulta un tanto resbaladizo, debido a la relación sentimental que une a Garzón con la actual fiscal general. De Venezuela ya escuchamos que allí se hacen tres comidas al día, o que un expresidente lave la cara al régimen, y no es nuevo que encuentre defensores. Lo de Garzón no ha tenido mucho eco, y desde su despacho han echado balones fuera, alegando que el asunto no fue un encargo directo de Venezuela sino de otro despacho etc. Puede que esta mezcla de lo institucional con lo privado en España, a estas alturas, ya no sea noticia. Cerdeño, que tampoco será pronto noticia, murió abandonado como un perro en un país que condena a la miseria a su pueblo, una cleptocracia que, al decirse de izquierdas, todavía a muchos les parece disculpable.
opinion@diariodenavarra.es
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones