Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

"Vemos palés convertidos en mesas de centro, librerías y vajilleros"

Artículo de opinión de Lucía Baquedano

Avatar del Lucía BaquedanoLucía Baquedano22/07/2021
En medio de la pandemia a nadie nos extrañaba saber que Volkswagen había tenido que parar sus talleres en alguna ocasión por la falta de material que no llegaba a tiempo a la empresa para seguir fabricando coches. La vida no puede continuar de igual modo frente al covid que cuando ni siquiera habíamos oído hablar del coronavirus. Pero lo que hoy falta son palés. Eso que los más ignorantes no sabíamos que fuera tan necesario en la industria, pero ahora que faltan amenaza la continuidad de muchas de ellas. Los fabricantes dicen que no hay madera para hacerlos, dejándonos con la boca abierta de puro asombro, ya que creíamos que esto es precisamente lo que nos sobra. Me parece cercano el comentario que oí en un pueblo en cierta ocasión: Está tan cerrado ese monte que parece que el “montero” no se atreve a entrar para marcar los árboles que pueden cortarse para leña. Uno pensaría que si era así hace unos años, ahora tendría que haber más árboles “talables”, puesto que cada vez se utiliza menos la madera como combustible casero.
Pero se ve tal preocupación en quienes viven de este sector, que no queda más remedio que pensar en qué ha ocurrido con los palés. Hay quien dice que la culpa de tal carencia es de los chinos que al parecer los han comprado todos, pero servidora, tras hojear algunas revistas de decoración hogareña ha llegado a la conclusión de que no es China la responsable sino la moda. La gente, especialmente la joven, ha descubierto en los palés material barato para amueblar sus casas, y así vemos palés convertidos en mesas de centro, librerías y vajilleros. Colocada encima coqueta colchoneta el palé pasa a ser confortable cama o acogedor sofá, así que, ¿para qué desplazarse a un IKEA pudiendo hacerse con algunos palés? Tiemblen los empresarios para quienes estos son imprescindibles. Ahora son los menos pudientes quienes los convierten en muebles, pero como suele ocurrir, pronto serán los millonarios quienes descubrirán su valor decorativo, y en cuanto esto ocurra, ni siquiera China podrá acapararlos. Tiempo al tiempo, verán.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones