Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

OPINIÓN

Limitaciones que saltan por los aires

La Justicia en Navarra tumba el toque de queda. Con una tesis jurídica que da un vuelco completo al panorama, supone un varapalo al Gobierno foral y requiere de la responsabilidad ciudadana

Avatar del undefinedDiario de Navarra11/05/2021
Este martes, 11 de mayo, el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, en una decisión que era esperada con expectación, anuló el toque de queda y también el horario de cierre de las terrazas en los establecimientos hosteleros. La decisión adoptada por el tribunal navarro es una evidencia más, a pesar del empecinamiento contrario del presidente Pedro Sánchez, del caos jurídico que se ha ocasionado desde que decayó el estado de alarma en el conjunto de España. Y se suma a la interpretación discrepante que han mostrado distintas fiscalías territoriales y tribunales en los últimos días respecto a mantener el toque de queda. En el caso de Navarra, tanto la Fiscalía como la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJN han rechazado el toque de queda. Sin embargo, sus argumentos son contrapuestos. La fiscalía argumenta que no tiene cabida sin el estado de alarma, que es el mismo razonamiento que ha empleado el Tribunal del País Vasco. Sin embargo, el TSJN considera que la Comunidad foral sí es competente conforme con la legislación vigente para limitar la movilidad, pero no ha estado debidamente argumentado por el Ejecutivo. Una disparidad de criterios jurídicos que puede llegar al Supremo y que deja evidente que no hay una sola manera de interpretar esta confusa realidad. Una vez conocida la decisión del tribunal, y a la espera de lo que pueda acontecer en los próximos días, es necesario insistir en que la crisis sanitaria ni muchos menos está controlada. Lo demuestra el hecho de que Navarra sigue manteniendo el nivel de riesgo “alto”, de que se siguen produciendo ingresos y que el virus continúa siendo letal. Más allá de que el Gobierno de Pedro Sánchez haya hecho gala de una inacción legislativa, los ciudadanos están obligados a actuar con la máxima responsabilidad y solidaridad para evitar que la situación pandémica empeore. Que no haya toque de queda o que se amplíen los horarios en las terrazas no puede ser entendido como una invitación a relajar las normas sanitarias vigentes y que tan buen resultado han dado en la contención de los contagios. No podemos actuar como si la emergencia sanitaria hubiera desaparecido. Ahora que la campaña de vacunación sigue avanzando, dar pasos atrás podría resultar fatal.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE