Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Economía

José Luis Escrivá: "Es absolutamente irrevocable las pensiones subirán con el IPC en cualquier escenario" 

El ministro de Seguridad Social admite que "estamos en una situación muy complicada" y abre la puerta a incorporar a los funcionarios al hipotético pacto de rentas 

Ampliar El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá
El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis EscriváEFE
Publicado el 24/07/2022 a las 06:00
Se le ve tranquilo y satisfecho. El reciente acuerdo alcanzado en el seno del diálogo social sobre el nuevo sistema de cotización de los autónomos es, sin duda, motivo de alegría y un éxito en la carrera de José Luis Escrivá (Albacete, 1960) como ministro de la Seguridad Social. Esta era una reforma anhelada, que llevaba diez años en la recámara y que nadie había conseguido llevar adelante.
Y ha sido él, el ministro al que critican por su "cerrazón", "empecinamiento", "inflexibilidad" o "falta de tablas en la negociación", el que lo ha conseguido. Y ya lleva unos cuantos acuerdos a sus espaldas. Sin embargo, no está siendo un camino fácil. Las dudas sobre la reforma de las pensiones que ha puesto en marcha son cada vez más fuertes de cara a lograr la sostenibilidad del sistema y arrojan una mayor presión al cometido que tiene por delante en este último tramo de 2022: la segunda fase que ha de aprobarse antes de final de año, con medidas más duras para enderezar la Seguridad Social.
            
Hay que darle la enhorabuena por este nuevo acuerdo en el diálogo social. ¿Pero se ha dejado el Gobierno demasiados pelos en la gatera con la negociación? 
Yo no lo creo así. El único aspecto en el que ha habido algún cambio es que el planteamiento inicial era tener ya una senda de convergencia completa a los rendimientos netos de los autónomos en un periodo de nueve años y, frente a eso, lo que hemos acordado entre todos -y pienso que con buen sentido- son los tres primeros años. Visto desde esa perspectiva, lo que hemos acordado no es muy distinto de lo que teníamos en la cabeza para los tres primeros años.
            
Pero las cuotas sí son casi la mitad de lo que se había planteado al inicio.
Depende de con qué horizonte temporal. Aquí siempre hemos estado discutiendo los ritmos a los cuales queríamos llegar a ciertos niveles y al final creo que lo importante es que para estos tres primeros años tenemos un marco de referencia bastante razonable.
¿Entonces el objetivo final es llegar dentro de nueve años a unas cuotas que pueden duplicar las de ahora? 
Sí, el objetivo final sigue siendo el que es: que tiene que basarse fundamentalmente en los rendimientos netos.
            
¿Cree que Europa va a recibir con buenos ojos esta reforma que usted mismo admite que no va a generar más ingresos? 
Nunca ha habido 'per se' un objetivo recaudatorio en esta reforma. Este hito no habla de aumentar ingresos, sino simplemente corregir una anomalía del caso español respecto a otros países de nuestro entorno: que los autónomos coticen por rendimientos netos, por ingresos reales.
            
Sin embargo, la Comisión Europea lo que quiere es recaudar más y estas últimas reformas no avanzan por esta línea. ¿Eso cómo se va a hacer? 
Hay un conjunto de elementos que van dirigidos a asegurar la sostenibilidad del sistema, por supuesto. El primero es que la edad efectiva de jubilación se acerque a la edad legal y esto requería modificaciones que hemos hecho con desincentivos a la jubilación anticipada e incentivos a la demorada. También hemos incorporado un mecanismo de equidad intergeneracional que supone una sobrecotización pequeña de aquí a 2032. Y después tenemos otra medida que también va a generar ingresos que es la que tenemos que discutir con los agentes sociales y aprobar antes de final de año: que es el tope de la pensión máxima y de la base máxima de cotización. Esta medida, aunque a muy largo plazo es neutral, tiene la virtud de que va a generar un porcentaje significativo de ingresos transitoriamente, justamente en la década de los 30 y la década de los 40, que son las dos de más tensión en el sistema. Todas esas medidas van a asegurar y afianzar la sostenibilidad del sistema.
            
¿Sigue con la idea de aumentar la base máxima hasta los 60.000 euros en 25 años? 
Esta medida aún tiene que pasar por el diálogo social. En cualquier caso, será un movimiento muy gradual, y también la pensión máxima subirá de forma similar. Y, desde luego, tendrá un impacto mínimo, a corto plazo.
            
Otro asunto espinoso. ¿Cuántos años serán necesarios para calcular las futuras pensiones? 
Esto lo tenemos que discutir con los agentes sociales desde septiembre. Pero también puedo aclarar que esta medida no tiene como objetivo generar más ahorro o reducir el gasto en pensiones. Lo que pretende es que el sistema se adapte mejor a las nuevas realidades del mercado de trabajo, porque no son siempre los últimos años de cotización necesariamente los mejores.
            
¿Pero le gustaría alargar ese periodo a 35 años? 
No está encima de la mesa y nunca lo ha estado.
            
"UNA LEYENDA URBANA" 
No me salen los números. Si la mayor parte de medidas adoptadas y las que van a venir no recaudarán más, ¿cómo caminamos hacia la sostenibilidad? 
Es una leyenda urbana que España tenga un problema serio de sostenibilidad de pensiones. Estamos por debajo de la media europea de gasto en pensiones y somos de los pocos países europeos que ya transita a los 67 años en la edad de jubilación.
¿Pero no se ha marcado entonces como objetivo mejorar los ingresos? 
Sí. Vamos a mejorar los ingresos y los ingresos se mejoran con el mecanismo de equidad intergeneracional y con el destope de bases, porque el reto de sostenibilidad de las pensiones en España no es esencialmente de largo plazo. Las previsiones de la Comisión Europea indican que a partir de aproximadamente finales de la década de los 40, el gasto en pensiones en España volverá a bajar otra vez. Por lo tanto, lo que tenemos que generar son mecanismos que refuercen el sistema transitoriamente en un periodo concreto, que es en la década de los 30 y la de los 40. Hay una percepción muy equivocada en este aspecto.
            
El nuevo mecanismo de equidad intergeneracional continúa levantando polvareda. ¿Sopesa posponer su entrada en vigor si la crisis se agrava en otoño? 
No, eso ya está en la ley. Tiene un efecto pequeñísimo sobre el coste laboral agregado. No cambia la vida a nadie.
            
¿Bajo ningún concepto estudia congelarlo? 
No, no, porque sinceramente creo que es un efecto muy pequeño y que estamos tomando medidas al mismo tiempo. Los problemas que está habiendo en determinados sectores de la economía, como resultado de las dificultades que genera la subida de inflación, requieren medidas específicas, muy focalizadas para proteger la renta de esas personas. Lo hicimos en la pandemia y lo estamos haciendo y lo vamos a hacer con una inflación que es una perturbación de una naturaleza distinta.
            
¿La revalorización de las pensiones con el IPC es irrevocable ante cualquier escenario económico? 
Es absolutamente irrevocable. Es una norma que justamente está diseñada para dar seguridad, certidumbre y protección a todos los pensionistas ante situaciones complicadas como esta. Las pensiones se van a revalorización con la inflación media que haya en el mes de noviembre, absolutamente.
            
Permítame que insista. ¿Aunque se desate una crisis sin precedentes, aunque la inflación rebase incluso el 10%? 
Absolutamente. Lo que va a hacer la inflación probablemente es bajar no subir. Estamos hablando de escenarios extraordinariamente improbables. Siempre se pueden diseñar escenarios de cola extremos y especular sobre ellos, pero así no se hace la política económica.
            
¿No sería posible cambiar la revalorización para que se aplique solo a una parte de los pensionistas y no a todos? 
No se contempla en absoluto.
            
¿La subida del 15% de las pensiones no contributivas y del ingreso mínimo vital se va a consolidar el año que viene o darán marcha atrás? 
Tenemos que evaluar la situación. Por el momento es una subida transitoria y específica desde el mes de marzo al mes de diciembre para ayudar a los que tienen bajos ingresos en la erosión del coste de la vida.
            
¿Veremos en 2023 el compromiso de poner fin al déficit de la Seguridad Social? 
Yo no diría cero, pero vamos a estar muy cerca del equilibrio. Estamos ya muy cerca. Este año podremos terminar en el 0,5% o 0,4% del PIB. Y en los próximos años debería seguir reduciéndose.
            
¿No considera que las pensiones y los salarios de los funcionarios deberían incluirse en el pacto de rentas por el que aboga el Gobierno? 
En el caso de los pensionistas no es la posición del Gobierno en ningún caso. Los pactos de renta se diseñan sobre todo para evitar que en el proceso productivo se generen efectos de segunda ronda y los efectos de segunda ronda se generan por el lado de la oferta de la economía, no por el lado de la demanda. Y lo relevante son los márgenes empresariales y los costes laborales, pero no los pensionistas, que no están incluidos en ese proceso productivo a través de la oferta.
            
¿Y los funcionarios? 
Los funcionarios están en una situación más abierta. Sí, se podrían incluir, pero es una pregunta que corresponde a la ministra responsable de este tema.
            
Presume de que "el empleo va como un tiro" y es cierto que va muy bien, pero también que empieza a frenarse, más en julio.
En estos primeros siete meses del año hemos creado 300.000 empleos, que es muchísimo. Junio fue muy bueno, julio está siendo un poco más bajo. En una situación tan compleja, evidentemente tenemos que aceptar la ralentización del crecimiento del empleo próximamente, porque estos niveles no son sostenibles y además la situación económica tiene sus complejidades, evidentemente.
            
¿Nos tenemos que preparar para una situación económica adversa? 
Yo creo que la situación sobre todo es incierta y el Gobierno sí que está tomando medidas para estar preparados. Va a depender de cosas que son muy difíciles de anticipar, como la evolución de la guerra, la evolución de los precios de las materias primas, ciertos comportamientos de segunda ronda. Estamos en una situación muy complicada y en una situación de esta complejidad, lo que hay que estar es preparado y tener planes de contingencia.

"No tengo la sensación de ser duro, defiendo con intensidad mis políticas"

¿Se siente cómodo en el Gobierno de coalición después de las polémicas que mantiene habitualmente con Unidas Podemos?
Yo me siento muy cómodo y lo he dicho muchas veces: lo que uno ve desde fuera a través de declaraciones dista mucho de la realidad del día a día. Y la clave es que las políticas se van haciendo, se van desplegando, se van aprobando una tras otra y salen con el apoyo de todos.
Tiene fama no solo de incomodar con sus negociaciones a rivales y socios, también al 'ala socialista' del Gobierno. ¿Tan duro es? 
No, no tengo esa sensación. Creo mucho en lo que hacemos en este ministerio. Y lo defiendo mucho. Defiendo las políticas fuertes de redistribución de renta, de protección de las personas más vulnerables, de los pensionistas. Y las defiendo con intensidad. No sé si se refería a eso.
A este Gobierno le falta alma. No lo digo yo, es de la vicepresidenta Yolanda Díaz. ¿Lo suscribe? 
Yo no lo veo así. Lo que puedo admitir es que podemos hacer un esfuerzo mayor de comunicación de las muchas cosas que estamos haciendo para que todo el mundo perciba hasta qué punto este Gobierno ha hecho un conjunto de políticas sin parangón para los más vulnerables, para las clases medias y bajas. 
¿Cuánto le preocupa que los ciudadanos puedan no estar sintiendo la cercanía del Ejecutivo en esta tesitura económica? 
Tenemos que ser muy sensibles y, por tanto, tenemos que reflexionar en cómo transmitimos nuestras políticas.
¿Cabe desarrollar una política de Gobierno reconocible cuando el Consejo de Ministros genera tanto ruido? 
El ruido se amplifica muchísimo. A mí la oposición me hace preguntas constantemente en el Parlamento que básicamente ponen el foco en cosas que son anecdóticas o incluso a veces inexistentes. Y a partir de ahí hay un interés por dar la sensación de que hay ruido. Este es el primer Gobierno de coalición de la Historia de España y creo que debe de ser el Gobierno que más proyectos ha aprobado en muchísimos ámbitos. Eso es lo importante.
Usted estaba en la quiniela de la anterior crisis de Gobierno, la del verano pasado. ¿Teme por su cargo si se avecinara una nueva crisis en el Ejecutivo? 
No tengo ninguna opinión al respecto. Yo hago mi trabajo día a día y estoy a disposición del presidente del Gobierno, siempre lo he estado.
¿Volvería a repetir como ministro? 
Sin duda.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE