Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Gestión de pymes

'Vuelve la inflación, la ladrona invisible', por Carlos Medrano

Gestión de pymes.
Gestión de pymes.
  • Carlos Medrano
Actualizada 11/06/2021 a las 12:14

Hace unas semanas mi hijo me preguntó por la estanflación porque no lo entendía y tenía examen de economía en el instituto. La estanflación es una situación en la que hay estancamiento económico, es decir, no hay crecimiento, y a la vez hay inflación y desempleo. Es uno de los peores escenarios posibles porque si se suben los tipos de interés para contener el gasto y la inversión, perjudican la recuperación económica, pero si no los suben la inflación seguirá rampante.

España tiene una inflación interanual en mayo del 2,7%, con una economía al 92% de la que tuvimos a finales de 2019, y un desempleo del 16% en el primer trimestre de 2021. Entonces, ¿estamos en estanflación? Yo creo que no. Primero porque se estima que el PIB va a crecer este año el 6,6%, en 2022 el 7% y el 2,6% en 2023. El desempleo ya se está reduciendo, especialmente en los sectores más dañados por la pandemia. Pero nos queda la inflación, y esa sí que sube, y más que va a subir. La inflación interanual a mayo está en el 2,7% en España, la media de la UE se sitúa en el 2%.

La economía se está recalentando con ese crecimiento económico esperado, pero además están los planes de estímulo, los famosos 140.000 millones de euros. Además, está el exceso de ahorro de las familias, el año pasado se guardaron una cuarta parte de sus ingresos, probablemente porque no había donde gastarlos. Y ese dinero embalsado también va a salir en forma de vacaciones, fiesta, ocio, etc. y también inversión en coches y viviendas. Estos últimos se aprovechan de unos tipos de interés artificialmente bajos por la intervención de los bancos centrales. La FED ya ha dicho que cree que la inflación es pasajera y no va a cambiar los tipos para no afectar a la recuperación. Siempre y cuando la inflación no se desboque, añado yo. Porque si esto sucede se verán obligados a subir los tipos. Ello obligaría al BCE a hacer lo propio, y podría afectar gravemente a nuestras cuentas públicas. Hoy en día España paga el bono a 10 años al 0,40% y el coste de intereses de la deuda de España supone más de 30 mil millones de euros del presupuesto anual. Por ejemplo, una pequeña subida del 0,40% en los bonos, supondría duplicar el coste de la deuda, y quebraría el presupuesto del país. Si sube la inflación habrá que actualizar las pensiones, pero ¿cómo se van a pagar? La situación de debilidad de las cuentas públicas es preocupante.

La inflación también es la pérdida de valor de la moneda. Ya lo cantaba Juan Luis Guerra con su éxito “el costo de la vida sube otra vez, el peso que baja ya ni se ve” La peseta perdía todo su valor cada treinta años, un robo en toda regla. El euro ha perdido algo más del 30% de su valor desde su creación en 1999. El euro pierde valor a algo menos de la mitad de ritmo que la peseta, pero también se va diluyendo. El ahorrador tiene que espabilar para no ser atracado. Ándate con ojo, no hay frase peor para tus ahorros que decir “esta vez será diferente”.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE