Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

La Diáspora

Natalia Medina, una ingeniera aeronáutica en Hamburgo

Hace cinco años se introdujo en el mundo de la aeronáutica y lleva dos trabajando en Lufthansa Technik, donde diseña los sistemas eléctricos de aviones privados más o menos VIP, a elección de los clientes

Natalia Medina, una ingeniera aeronáutica en Hamburgo
Natalia Medina, una ingeniera aeronáutica en Hamburgo
Publicado el 07/06/2021 a las 08:46
“Ver acabado el avión es...”. La pamplonesa Natalia Medina Cabello deja suspendida la frase, pero por el entusiasmo con el que habla de su trabajo se presume que ese momento es muy especial. Ingeniera industrial en la especialidad de electrónica, se introdujo hace cinco años en el mundo de la aeronáutica y ahora, en Lufthansa Technik, en Hamburgo (Alemania), trabaja en la fabricación de aviones privados: se encarga de diseñar la distribución de la electricidad a los sistemas que el cliente quiere para su aeronave. “Eres la primera persona en subirte al avión. Estás ahí incluso antes que el cliente”, añade sobre ese momento especial de ver acabado el avión.
Podría decirse que sus inquietudes desde adolescente por experiencias en el extranjero le han llevado a donde se encuentra hoy. Con intercambios en Francia desde los 13 años y ya en Bachiller una estancia en Canadá con una beca del Gobierno de Navarra, el Erasmus + (en el segundo año del máster en ingeniería industrial en la UPNA) fue el paso natural para ella. Eligió cursarlo en Francia, en Toulouse, y fue al acabarlo cuando su novio, Lambert Maudou, también ingeniero, le propuso irse juntos a Alemania. Conoció entonces los VIE (voluntariado internacional de empresas) que oferta Francia: cualquier persona europea de menos de 28 años puede ir a trabajar a una empresa francesa en otro país de Europa, cobrando una compensación y no pagando impuestos. Así surgió en Hamburgo trabajo en Alten Techonology, una subcontrata de Airbus, donde permaneció dos años, encontrando después su plaza actual en Lufthansa Technik .
Sobre estos aviones privados, explica que en Lufthansa se realiza el trabajo desde el inicio, desde ayudar al cliente a elegir la aeronave hasta diseñar su interior “más o menos VIP” de acuerdo a lo que quiere y fabricar los muebles para despacho, dormitorio, comedor, oficina... Y así se fabrican interiores íntegramente como apartamento o combinando apartamento y asientos (para periodistas, por ejemplo). Los ingenieros trabajan codo con codo en paralelo. “Es un trabajo en equipo continuo porque todo afecta a todo”, señala Medina sobre su labor, que asemeja al de los barcos privados: sistemas completamente aislados -unos en el agua, otros en el aire-, hay que generar, producir y transportar la electricidad en el mismo sitio.
Medina y su pareja viven en el barrio de Winterhude, a unos quince minutos del lago Alster y a unos diez del parque Stadtpark, en la zona norte de Hamburgo, una de las ciudades más grandes de Alemania, está bien comunicada y es multicultural. “Por eso creo que la gente es más abierta que en otras ciudades alemanas”, reflexiona. De hecho, su experiencia es completamente contraria al cliché que se tiene de los alemanes. “Cuando comencé a trabajar en Alten, el equipo era muy joven y la gente, muy abierta al internacional. Hice muy buenas amistades que te invitaban a las fiestas que organizaban en casa, algo que se estila mucho, con gente de diferentes grupos, de trabajo, de la universidad... Y en esas fiestas he conocido a más alemanes. Tengo amistades españolas, pero también muchos amigos alemanes. Es gente muy abierta y cariñosa”.
Para ella, “Hamburgo lo tiene todo”. Y es que “una ciudad con agua da mucho juego”. “Es como que respira”, añade. Tiene “muchísimos canales, más que Venecia, Amsterdam y Londres juntos”, y el agua permite realizar actividades acuáticas: vela, canoas, pedaló... y hasta esquí acuático en los lagos más alejados. Con amplios espacios verdes, muy limpia y un transporte público “que funciona a las mil maravillas”, no hay edificios altos, por lo que no existe sensación de ciudad agobiante y asfalto. Al contrario: sus edificios históricos convierten cualquier paseo en agradable.
Medina regresa por un instante al plano laboral para resaltar “un punto positivo enorme” en el equilibrio con la vida personal, “que se respeta muchísimo”. Se refiere a la flexibilidad horaria y a poder trabajar en el horario que más le convenga y las horas al día que crea necesarias -“Alemania está a años luz de España”-. “Mi contrato marca 37,5 horas semanales de trabajo y, mientras lo haga, tengo libertad para invertir más horas o menos, y las horas de más o las de menos se suman o se restan de mi cuenta de tiempo. Eso te permite trabajar más entre semana y menos el viernes, o incluso ahorrar horas extra para poder coger días de vacaciones”.
Destaca también las “considerables ventajas” en la baja maternal/ paternal (hay un tipo que se puede extender hasta 14 meses, a compartir entre ambos padres). “Aquí, sobre todo las mujeres, puedes tener una familia y hacer carrera profesional”, señala incluyendo ascensos.
Tiene algo pendiente en Lufthansa: asistir al vuelo de prueba del avión donde se testan los sistemas para comprobar el correcto funcionamiento de todo, “cosas que no se ven todos los días”. No pudo la última vez “por una tos horrorosa”. Pero sus jefes le han prometido que estará en el próximo vuelo de graduación.
DNI

Nombre y apellidos: Natalia Medina Cabello.
Fecha y lugar de nacimiento: 27 de marco de 1992, Pamplona.
Padres: Francisco Antonio y Josefa.
Hermana: Laura, de 32 años.
Estudios: Colegio Hilarión Eslava de Burlada, IES Ibaialde, Ingeniería Industrial especialidad electrónica en la UPNA y máster de dos años en Ingeniería industrial (el segundo curso, de energías renovables) en el Grand École Inp Enseeiht de Toulouse (Francia).
Lugares de trabajo: prácticas en BSH Pamplona (a la vez que el proyecto fin de grado) y en SII en Toulouse (durante el máster); en Alten Technology en Hamburgo (2016-2018) y en Lufthansa Technik en Hamburgo (2018-actualidad)
volver arriba

Activar Notificaciones