Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Premio

Ventas de Ulzama-Grupo Castillo de Gorraiz, V Premio Empresa Familiar Navarra de ADEFAN

El acto de entrega del premio será el 26 de noviembre en el Hotel Pamplona el Toro

Marimar Mutilva, Patxi Díez de Ulzurrun Goñi, Lorea Díez de Ulzurrun Mutilva; Inmaculada Barberena, Óscar Díez de Ulzurrun Goñi, José Ignacio Díez de Ulzurrun Goñi, Aitor Díez de Ulzurrun Barberena y Uxua Díez de Ulzurrun Barberena. De pie: Felisa Goñi, Alberto Díez de Ulzurrun Goñi
Marimar Mutilva, Patxi Díez de Ulzurrun Goñi, Lorea Díez de Ulzurrun Mutilva; Inmaculada Barberena, Óscar Díez de Ulzurrun Goñi, José Ignacio Díez de Ulzurrun Goñi, Aitor Díez de Ulzurrun Barberena y Uxua Díez de Ulzurrun Barberena. De pie: Felisa Goñi, Alberto Díez de Ulzurrun GoñiVíctor Rodrigo
  • DN Management
Actualizado el 11/11/2021 a las 11:53
La Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN) anunció este jueves la concesión de su V Premio Empresa Familiar Navarra. Un galardón que este año ha recaído en Ventas de Ulzama-Grupo Castillo de Gorraiz, referente dentro del sector local de la restauración y la hostelería.
Además, la compañía, que está gestionada en la actualidad por la cuarta generación formada por los hermanos Díez de Ulzurrun Goñi (Alberto, Óscar, Pachi y José Ignacio) ya ha empezado a incorporar a una quinta generación. Esta tiene en mente abrir nuevas líneas de negocio “relacionadas con las últimas tendencias y demandas del mercado”. 
El acto de entrega del premio será el 26 de noviembre en el Hotel Pamplona el Toro en el marco de un almuerzo realizado con los miembros de la asociación.
El Premio Empresa Familiar Navarra de ADEFAN busca reconocer aquellos negocios familiares de la Comunidad foral que han destacado por realzar como valores propios el arraigo al territorio y la vocación de permanencia. Junto a estos aspectos, también se valora la evolución seguida por la compañía, su compromiso con el empleo así como la reinversión, el sacrificio y la ilusión constantes. Anteriormente, Grupo Enhol (2019), Conservas El Navarrico (2018), Hijos de Pablo Esparza (2017) y Viguetas Navarras (2016) recibieron este galardón en sus cuatro ediciones anteriores.
EL ORIGEN DE LA SAGA
En 1896, la primera generación de los Díez de Ulzurrun Goñi decidió alquilar y explotar la venta que había sido construida en el siglo XVIII por el Ayuntamiento de Ulzama. Ese fue el punto de partida de un negocio que ha continuado de forma ininterrumpida hasta hoy. En esos inicios, la venta daba todo tipo de servicios dentro de una zona de gran tránsito dada su cercanía con la frontera.
De esta forma el negocio fue creciendo y, con la proliferación del coche, instalaron el primer surtidor de gasolina de la mano de Campsa en 1917. Gracias a este desarrollo, Anastasio Goñi, perteneciente a la segunda generación, logró un primer reconocimiento al gasolinero “más joven” de España. Este, además, no ha sido el único galardón obtenido por la familia. Felisa Goñi, hija de Anastasio y auténtica cabeza visible durante muchos años del negocio, logró en su momento de la jubilación la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo. Hoy, Felisa, con 84 años, está retirada aunque eso no le impide mantenerse en la actualidad al frente de una familia empresaria que ha sido protagonista de numerosos hitos en el proceso de crecimiento y consolidación de su negocio.
Así, en 1968, y después de muchos intentos, el Ayuntamiento de Ulzama aceptó finalmente entregarles la propiedad de la Venta. Esto les permitió acometer una completa renovación del inmueble que dejó de ser en parte una explotación ganadera para destinarse de forma exclusiva a las funciones de hostelería. Incluso, gracias a esa reforma, se le dotó de una central hidroeléctrica para producir su propia energía.
GORRAIZ
Y, en 1995, los hijos de Felisa, la cuarta generación que ya estaba entonces al frente del negocio, decidieron adquirir el Castillo de Gorraiz con la intención de abrir una nueva línea de actividad que sirviera de complemento al trabajo que seguían realizando en Ulzama. De esta forma llegó primero el restaurante (1998) al que siguió una década después (2008) el hotel-SPA con 87 habitaciones. Una instalación que afrontó en 2019 una profunda renovación que incluyó un cambio tanto de la imagen como de sus salones.
Hoy Ventas de Ulzama- Grupo Castillo de Gorraiz emplea en su conjunto a un total de 65 personas y sus responsables se mostraron “orgullosos” por la trayectoria seguida en todo este tiempo. Al mismo tiempo expresaron sentirse muy agradecidos por el Premio Empresa Familiar de ADEFAN. “Para nosotros es muy importante para toda la familia, la que estuvo, la que está y la que viene”, señalaron.
volver arriba

Activar Notificaciones