Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Prevención

Crece el interés de las empresas por protegerse contra las incendios

El número de proyectos realizados por la Asociación de la Industria Navarra se ha duplicado en el último año

Un trabajador, herido tras explotar un extintor en Mutilva Baja
Un extintor junto a un sistema de alarmas contraincendiosARCHIVO DN
  • DN Management
Actualizado el 10/11/2021 a las 13:09
Agosto de 2021: “Un incendio afecta a una empresa de reciclaje de residuos de Estella. El sistema automático de extinción no ha funcionado”; Junio 2021: “Una persona trasladada al hospital en un incendio en una empresa de Tudela”; Abril 2021 “Un complicado incendio obliga a desalojar una empresa en Orkoien”; Octubre de 2020: “Aparatoso incendio en una empresa del Polígono Agustinos; Abril 2019: “Un incendio destruye una empresa en Corella”. El repaso de titulares que recogen los medios de comunicación revela la extensa lista de empresas que se han visto afectadas en los últimos años por este tipo de sucesos en Navarra. Es más. Las estadísticas indican que en España se producen 42.000 incendios en empresas industriales. O dicho de otro modo. Un incendio cada 77 minutos. Y lo que es peor. Se estima que tres de cada cuatro empresas cierran tras un gran incendio.
En este contexto, el interés de los equipos directivos de las compañías por mejorar la prevención en materia contra incendios se ha incrementado. Junto con la necesidad de cumplir con la legislación vigente, son las compañías de seguros quienes están demandado a las empresas un mayor esfuerzo en mejorar su seguridad y les exigen que cumplan con distintos estándares internacionales. El número de proyectos realizados en esta área por la Asociación de la Industria Navarra (AIN) se ha duplicado en el último año. Íñigo Olaetxea, técnico de AIN, con una experiencia de más de 20 años en esta materia, explica que en 2004 se produjo un punto de inflexión con la aprobación del “Reglamento de seguridad contra incendios en establecimientos industriales”. “Posteriormente, se ha ido ampliando la legislación sobre prevención de incendios y el control sobre las instalaciones de protección contra incendios. Hoy en día las Inspecciones periódicas son obligatorias en todas las industrias. En cualquier caso, no hay que olvidar que el cumplimiento normativo es un mínimo que no garantiza la seguridad del negocio, aspecto que sí contemplan las compañías aseguradoras, que también han evolucionado mucho en los últimos años. Cada vez tienen más conocimiento técnico y son más exigentes a la hora de asegurar los riesgos industriales”.
Las multinacionales implantadas en nuestro país, Navarra es la segunda comunidad por detrás de Madrid con mayor importancia de estas empresas en su PIB, también han contribuido a mejorar la cultura relacionada con la seguridad contra incendios al incorporar en la construcción de las nuevas naves industriales estándares de sus países. “Antes de 2004 apenas se prestaba atención a la protección contra incendios. Cuando mis compañeros de Obra Civil e Instalaciones terminaban un proyecto, hablaban conmigo para que definiese los extintores, mangueras u otros equipos de protección contra incendios. Ahora se ha invertido el orden. En primer lugar se analiza la seguridad contra incendios, que condiciona el resto del proyecto, desde las dimensiones de la nave hasta los materiales que se van a utilizar. Por hacer una analogía, la tendencia de la industria es análoga a la del automóvil. En la década de los 80 y 90 primaba la potencia y velocidad; después, llegó la seguridad y la tecnología (airbags, ABS,…). Y ahora se ha incorporado la eficiencia y la protección del Medio Ambiente”, señala Olaetxea.
ANALIZAR LOS RIESGOS
La seguridad, lo primero. Y para conseguirla hay que planificarla. Íñigo Olaetxea explica que la legislación en materia de protección contra incendios ha pasado de una naturaleza totalmente prescriptiva, donde en función de unos criterios de riesgo, se establecen unos requisitos de protección (extintores, mangueras, detectores…) a permitir el diseño prestacional. “Está contemplado desde el Código Técnico de la Edificación de 2006. En la práctica se traduce en diseñar un `traje a medida` para cada instalación industrial, en el que se estudian los posibles escenarios de incendio y se diseñan los sistemas de protección contra incendios que garanticen la minimización de los daños potenciales hasta los niveles asimismo requeridos por los códigos, de forma justificada y documentada”.
La legislación no es la única que avanza en materia de protección contra incendios. La tecnología también lo ha hecho. Desde la invención de los rociadores en 1812 (en el argot técnico se denominan “sprinklers”), la progresión tecnológica hasta la actualidad ha sido enorme: “Los sistemas de protección contra incendios actuales permiten desde la detección temprana, hasta la extinción o supresión. Son capaces de ofrecer garantías de seguridad frente a todos, o casi todos, los riesgos presentes en las industrias, que por otro lado, también son cada vez mayores y más complejos. Esta evolución tecnológica hace imprescindible que el diseño y la instalación de los sistemas se realice por profesionales especialistas y cualificados”.
volver arriba

Activar Notificaciones