Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Boom de la animación en Navarra

The Thinklab, la animación con mensaje

El estudio de animación fundado por Julio Soto acoge en Pamplona a 26 animadores de todo el mundo que trabajan en el largometraje ‘Inspector Sun’. Serán más, y harán más filmes

The Thinklab, la animación con mensaje
The Thinklab, la animación con mensaje
Publicado el 23/05/2021 a las 15:06
El viaje de Julio Soto Gúrpide (Pamplona, 1973) se puede entender como la vuelta a los orígenes, pero también como la búsqueda continua de más oídos para lanzar su mensaje o, mejor dicho, de más ojos. De Pamplona se marchó bien joven con una beca del Gobierno de Navarra rumbo a Nueva York, donde se formó, trabajó y vivió durante ocho años, a los que hay que sumar cinco más en Escandinavia. En 2006 empezó el camino de vuelta. Se trasladó primero a Madrid, donde fundó en 2016 la productora The Thinklab, y desde hace poco más de un año a su Pamplona natal, donde ha trasladado la empresa y la producción de, por ahora, dos largometrajes.
Paralelamente, el de Julio Soto también ha sido un camino por llegar a un público mayor. Venía del mundo del arte, donde se dedicaba a hacer instalaciones de videoarte y vídeo experimental. De ahí dio un salto al documental, con trabajos como 'Radiophobia' (2006), en el que volvió a la zona cero con supervivientes reales de Chernobil, o 'Mi hermoso Dacia' (2009), codirigido con Stefan Constantinescu, un ensayo sobre el paso del comunismo al capitalismo en Rumanía. “Me parecía que el arte era un nicho de comunicación que solamente entendían unos pocos”, explica Soto. “El documental, en cambio era una forma de expandir una temática que a mí me interesaba para que pudiera llegar a mucha más gente”, añade.
En 2017 codirigió con Mohamed El Badaoui la película 'Palestina', rodada en su 90% en Tánger por la situación que sigue siendo infernal hoy, aunque transcurre en Hebrón y Jerusalén. “Es una película muy bonita que habla de la reconciliación, de lo poco importante que es dónde has nacido o qué eres realmente, de hecho hay una persona que pierde la memoria y no sabe si es israelí o palestino”,explica Eneko Gutiérez Sola, pamplonés de 35 años que acompaña a Soto en esta aventura como productor delegado y socio de The Thinklab. Pero para entonces, cuando se estrenó Palestina, Julio Soto ya había descubierto la manera más eficaz de lanzar su mensaje, siempre el mismo, centrado en las temáticas sociales y la defensa del medio ambiente: a través de la animación podía llegar a millones de personas en todo el mundo.
Es lo que ocurrió con 'Deep' (2017), el primer largometraje de animación de The Thinklab. “Deep tiene un mensaje medioambiental muy importante de protección de los océanos y de salvar las especies, de que hasta las más insignificantes tienen su papel en el ecosistema”, apunta Eneko Gutiérrez. La película se vio en Rusia, México, Corea del Sur... hasta en Afganistán. Pasó por importantes festivales y estuvo nominada al Goya. Y entonces fue cuando Soto recibió la llamada de Arturo Cisneros, gerente del Clúster Audiovisual de Navarra (Clavna). “Me dijo que había mucho interés por parte del Clavna y de Navarra, en general, para promover el audiovisual, que iba a salir una nueva ley de incentivos fiscales, que se estaba preparando un buen tinglado, empecé a darle vueltas y a hablar con posibles partners como Sodena, el Clavna, nos ayudó también Javier Lacunza (director gerente de la empresa pública NICDO), Bestax ... todos los planetas se alinearon y decidimos venir aquí”, recuerda Soto.
Abrieron la sede en Pamplona pocos días antes de que la pandemia paralizara el país, en marzo del año pasado, pero actualmente ya trabajan allí 26 personas, provenientes de Inglaterra, Polonia, Francia, Italia, Brasil, México..., en el pico máximo estiman que llegarán a ser 35.
Soto, que se vino con su pareja y su hija a establecerse aquí, cree que acertaron. “El ecosistema económico nos ha funcionado muy bien en Navarra, no ha habido ningún problema en encontrar a gente que tenga ganas de venir aquí y en general la apuesta ha sido afortunada”, asegura.
LOS INSECTOS IMPORTAN
Actualmente trabajan en el largometraje 'In spector Sun y la maldición de la viuda negra', una coproducción de The Thinklab y Gordon Box en asociación con 3Doubles y Turner International, con la que dan un paso más allá. “Deep era nuestra primera referencia de largometraje de animación, hubo mucho de prueba-error, y eso hace al final que el presupuesto que tienes no se vea reflejado todo en la gran pantalla”, apunta Julio Soto. “En ésta hemos hecho los deberes y sabemos qué estamos haciendo, yo creo que va a quedar mejor y va a ser más ambiciosa”, añade.
El sistema de financiación que tenían configurado preveía llevar parte del trabajo a Bélgica, algo habitual en el mundo de la animación, pero finalmente las condiciones de Navarra les ha llevado a traer más parte de la producción aquí. “Para nosotros significa tener más control sobre la película, ir trayendo más gente y concentrar más parte del proyecto aquí”, asegura Gutiérrez.
El presupuesto es relativo, porque en él se incluye la producción y el lanzamiento, que ya está confirmado por sus socios de Tripictures, pero aún puede crecer más depende de cómo sea finalmente en el año 2022, pero en todo caso estará por encima de los seis millones de euros. Y si en 'Deep' se hacía una divulgación de los seres abisales, aquí son los insectos los que se tratarán de normalizar a los ojos de los niños. La acción se sitúa en Shanghái, año 1934. En un mundo de insectos paralelo al de los humanos, el Inspector Sun, una araña solitaria, tiene una misión ambientada en un clima de misterio como de libro de Agatha Christie. Aquí también hay un asesinato, el del millonario Dr. Spindelthorp, y habrá que desenmascarar al asesino.
El guion es de Rocco Pucillo, premio Samuel Goldwyn en Los Ángeles, pero prácticamente todo lo demás se hará en Navarra: la reescritura del guion, los story boards, toda la animación que es el alma de la película, las voces, el rigging de los personajes (lo que posibilita moverlos), e incluso la música, que van a intentar hacerla aquí también. “En el futuro ojalá podamos hacer todavía más”, aventura Julio Soto. “En la fase de preproducción la mayoría era gente de Navarra, ahora en la fase de animación es más complicado pero no descartamos que pronto haya cursos de animación que posibiliten que la gente encuentre trabajo aquí como animadores”, añade.
Mientras tanto ya está en preproducción el segundo proyecto de largometraje, Evolution, y hay una tercera a punto de arrancar. “Soy una persona incapaz de hacer una sola cosa a la vez, tengo que estar motivado con tres, cuatro, cinco cosas, si no me aburro”, explica Julio Soto. “Digamos que la produccion de Inspector Sun no me ocupa el 100% del tiempo, hay mucho tiempo de espera, que se aprueban planos, que tengo que hacer reviews, que me dedico a revisar otros guiones, a preparar el story board de otra película y en desarrollar una tercera película”, cuenta. “Las tres nos gustaría que tuvieran lugar aquí en Navarra”, asegura.
El plan es encadenarlas, según apunta Eneko Gutiérrez. “Los animadores son un poco nómadas, pueden estar en Pamplona pero igual estaban en Irlanda el mes pasado o en Italia”, apunta. “De hecho la idea de cualquier estudio grande que se precie no es hacer una producción y parar dos, tres, cuatro años hasta la sguiente, hacer otra... porque mientras tanto se te ha ido todo el mundo; lo ideal es encadenar un proyecto con el otro para que nadie se tenga que ir”, añade Soto.
Desde The Thinklab quieren que se cree ese tejido industrial de la animación en Navarra para que vuelva el talento español de la animación, actualmente disperso sobre todo en Canadá e Irlanda. De momento van por buen camino, ya que tienen relación con los otros dos estudios de animación que se han instalado también en Navarra. “Estamos en continua comunicación, primero por crear sinergias, segundo porque hemos compartido profesionales y queremos seguir compartiéndolos, y también porque hacemos un poco piña de apoyarnos”, apunta Eneko Gutiérrez. “Navarra se está posicionando como un referente de la animación, y eso es muy bueno”, concluye Julio Soto.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones