Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cese en el Gobierno

Las mascarillas de Sodena: un viaje de 9.221 km para coger polvo en cajas

En la operación de compra de mascarillas que ha supuesto el cese de Pilar Irigoien, directora de Sodena, la empresa pública recurrió a una intermediaria y a tres proveedores que operan en China. 2,13 millones de EPIs llegaron desde Jinan y están en Navarra sin poder venderse

Ampliar LA FOTO. El 18 de mayo de 2020 el Gobierno foral envió esta foto a los medios con la noticia de que se habían entregado a las primeras 146.000 mascarillas a las pymes navarras. Corresponden al acuerdo de Sodena y la CEN. En la foto, Manu Ayerdi, entonces consejero, José Antonio Sarriá (CEN) y Pilar Irigoien.
LA FOTO. El 18 de mayo de 2020 el Gobierno foral envió esta foto a los medios con la noticia de que se habían entregado a las primeras 146.000 mascarillas a las pymes navarras. Corresponden al acuerdo de Sodena y la CEN. En la foto, Manu Ayerdi, entonces consejero, José Antonio Sarriá (CEN) y Pilar Irigoiendn
Publicado el 27/08/2022 a las 06:00
Desde hace más de dos años, casi dos millones de mascarillas cogen polvo en dos almacenes de la Cuenca de Pamplona. Forman parte del stock que Sodena no pudo colocar de los 2,13 millones de mascarillas que compró en los primeros meses de la pandemia para las pymes navarras. Suponen el 81,8% de lo que se compró por dos millones de euros. Embaladas en cajas. En los muelles de carga de Albyn Medical (empresa intermediaria en la operación) en Cordovilla, y en los de Focke Meler, en el Polígono de Agustinos. La gestión de su adquisición, destapada por una auditoría de Intervención, le ha costado el cargo al frente de la empresa pública a Pilar Irigoien, su directora. También ha supuesto un deterioro para las arcas públicas navarras de al menos 1,24 millones de euros. Pero esta historia que parece escribirse en clave foral empieza a 9.221 kilómetros de aquí. En Jinan, la capital de la provincia de Shandong, China. De ahí proceden las mascarillas y en su viaje a Navarra intervinieron la citada empresa intermediaria, Albyn, y otros tres proveedores.
Corrían los meses más duros de la crisis del coronavirus y medio planeta buscaba mascarillas bajo las piedras. Todas las miradas confluían en un sitio: China, la gran fábrica del mundo. Y fue entonces cuando Sodena, la empresa pública encargada de desarrollar el tejido empresarial navarro con capital riesgo, diseñó un acuerdo a tres bandas para comprarlas. Por un lado la Confederación Empresarial de Navarra calculó los EPIs necesarios para la vuelta presencial al trabajo: 716.584 mascarillas al mes. Albyn Medical, empresa participada por Sodena hasta finales de 2020, ejercía de intermediaria para buscarlas a cambio de una comisión del 3,5% sobre el precio. Sodena ponía el dinero como “crédito puente” y la CEN las vendía a las pymes.
Detalle sobre los pedidos realizados en la operación de mascarillas que recoge la auditoría de Intervención
Detalle sobre los pedidos realizados en la operación de mascarillas que recoge la auditoría de Intervencióndn
Mascarillas paralizadas
Para realizar la operación Albyn Medical tiró de diferentes proveedores conectados con China. El mayor de ellos, SQ Insertec Europe, de Shengquan Group, opera Jinan, ciudad de casi 9 millones de habitantes. Con negocios en biomasa, innovación tecnológica o bioquímicas, posee filial en Burgos. A ella se le compró la mayor partida de mascarillas, un millón y medio de quirúrgicas y FFP2 por valor de 1,2 millones de euros.
Se de la circunstancia de que otros gobiernos autonómicos y también el central firmaron contratos similares llegando a paralizarse momentáneamente los envíos debido a una alerta sanitaria de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Sus mascarillas podían contener grafeno, algo que descartaron posteriores estudios por lo que continuó su comercialización. De ellas, 1,13 millones permanecen almacenadas sin poder venderse al precio al que se compraron.
De Annonay a Barcelona
El segundo proveedor por tamaño en la operación fue LD Medical. Radicada en Annonay, a 75 km de Lyon, se dedica a la distribución de productos médicos y sanitarios desde 1920. La empresa francesa trajo 600.000 mascarillas FFP2 a Navarra por las que facturó a Albyn (y a Sodena) 1.008.000 euros. Todas están inventariadas en Navarra en stock.
Por último, un tercer proveedor participó en la operación de mascarillas. Fue Ikasten Group. Con filiales en Barcelona y Copenhague, distribuye para Europa desde sus filiales asiáticas en China, Tailandia y Vietnam. Envió a Navarra 29.000 mascarillas FFP2 por importe de 57.420 euros. Quedan sin venderse 11.520 unidades.
Resta por reseñar el montante que Albyn Medical se llevó en la operación. Su comisión del 3,5% le supuso unos ingresos cercanos a los 80.000 euros. La CEN no cobró nada en la operación.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE