Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Farmacéutica

Idifarma da el salto hacia el medicamento innovador

El nuevo plan estratégico de la biofarmacéutica prioriza terapias oncológicas y medicamentos huérfanos. Prevé invertir cuatro millones hasta 2025 para aumentar su capacidad de spray drying y comprimidos

Uno de los empleados de Idifarma trabaja delante del ordenador en uno de los laboratorios de la compañía, en Noáin.
Uno de los empleados de Idifarma trabaja delante del ordenador en uno de los laboratorios de la compañía, en Noáin.
Actualizada 19/04/2021 a las 11:23

Desarrollar y llevar al mercado un nuevo medicamento puede llegar a requerir más de una década de trabajo y cuantiosas inversiones. Es a lo que se dedica desde el año 2001 la compañía biofarmacéutica navarra Idifarma que, además de generar conocimiento, provee servicios farmacéuticos desde su planta de Noáin para más de un centenar de clientes de relevancia nacional como Cinfa, Ferrer o 3P y grandes compañías farmacéuticas entre las que se encuentran Novartis y Teva. Su capacidad de fabricación está en torno a los cinco millones de comprimidos anuales aunque, con “medidas organizativas” en la planta podría alcanzar los ocho millones.

Hasta ahora Idifarma, que este año celebra su 20 aniversario, había venido trabajando sobre todo en el campo del medicamento genérico y aunque éste seguirá siendo un pilar importante parala compañía, ha decidido aprovechar la puesta en marcha de su nuevo plan estratégico 2021-2023 para dar el salto hacia el fármaco innovador, con mayor encaje dentro de su equipo de profesionales. “80 de nuestros trabajadores son científicos (licenciados o doctores) y encajan muy bien de cara al desarrollo del medicamento innovador”, explica el nuevo director general de Idifarma, Alfredo Gómez Mengod, que en marzo de 2020 tomó el testigo a Luis Oquiñena, socio fundador junto con Ángel Ursúa y José Javier Muruzábal de una compañía que hoy presta servicios de desarrollo y fabricación de medicamentos a industrias farmacéuticas localizadas en los cinco continentes.

El trabajo de la biofarmacéutica comienza a partir de la sustancia activa con propiedades terapéuticas que le aporta el cliente. Primero realiza una revisión de los datos de carácter científico disponibles llegando a la fabricación del medicamento para su uso en ensayos clínicos y posteriormente para su lanzamiento comercial. Utilizando un símil gastronómico sería algo así como analizar a fondo el ingrediente principal de una receta para decidir cómo cocinarla y explotar al máximo sus sabores.

A lo largo de los últimos años, además de en equipamiento experimental, la compañía ha invertido en una planta piloto que, además de flexibilidad, le permite trabajar con múltiples problemáticas y circunstancias. Está diseñada para trabajar con sustancias muy tóxicas, del perfil de productos oncológicos que se utilizan en quimioterapia, inmunosupresores, narcóticos, hormonales...

Fue en mayo de 2020, en plena desescalada, cuando Idifarma comenzó a trabajar en su nuevo plan estratégico que le llevará a apostar por los servicios de desarrollo y fabricación de nuevos medicamentos, en gran parte para ensayos clínicos. “Además de con personal especializado contamos con tecnologías orientadas a minimizar las pérdidas de producto y a maximizar la calidad. Es algo indispensable, sobre todo en las etapas clínicas en las que los clientes depositan en nosotros su mayor valor que es un nuevo medicamento con propiedades farmacológicas que se han empezado a demostrar y confían en nosotros para transformar ese principio activo en una forma farmacéutica que pueda ser administrada y llegar a clínica -y consecuentemente al mercado- lo antes posible”.

TERAPIAS ONCOLÓGICAS

Un giro en su estrategia que le llevará a potenciar sus características diferenciadoras: desde una capacidad de fabricación con sustancias de alta potencia, hasta la tecnología de Spray Dryer (secado por pulverización), pasando por sus plataformas de formulación de medicamentos. En el marco de ese nuevo plan, Idifarma se centrará fundamentalmente en las terapias oncológicas y los medicamentos huérfanos destinados éstos últimos al tratamiento de enfermedades graves y que afectan a un porcentaje muy reducido de la población -por debajo de uno de cada 2.000 personas-.

Idifarma ha seguido registrando un crecimiento continuo en ingresos y empleo en los últimos años logrando cerrar el año de la pandemia con un aumento de nuevos contratos del 70% y habiendo conseguido una gran colaboración con una de las cinco grandes empresas farmacéuticas mundiales -razones de confidencialidad le impiden dar a conocer su nombre- . A partir de este año aspira a continuar con su trayectoria de éxito incrementando sus ventas un 10% anual durante la vigencia del nuevo plan. El empleo, por su parte, crecerá el 7% anual según su planificación.

Lo que busca es “maximizar” las inversiones realizadas en los últimos años. Tecnologías punteras que son capaces de aportar innovación en los estadios iniciales del desarrollo del medicamento y minimizar las pérdidas de los principios activos -muy caros-, mejorando así la calidad de los lotes que saldrán para investigación clínica.

AUMENTO DE CAPACIDAD

El plan recoge también una inversión de cuatro millones de euros a ejecutar a partir de 2023 aunque es posible que se anticipe al presente inmediato y, de hecho, ya se están analizando varias opciones en ese sentido. El objetivo de la inversión, explica el director general de la compañía, es aumentar la capacidad de la planta de Noáin tanto de spray drying como de comprimidos y cápsulas.

Idifarma es una de las pocas compañías de su sector que puede ofrecer la tecnología spray drying para productos de alta potencia y creen que tienen un encaje perfecto en este mercado, de ahí que se plantee una mayor inversión a futuro en la misma. Defiende que se trata de la mejor solución para abordar los problemas de solubilidad que presentan una gran parte de los principios activos farmacéuticos.

Durante el proceso se atomiza una solución que contenga los activos seleccionados y polímeros obteniéndose un medicamento con una mayor solubilidad en agua que la que presenta el principio activo en solitario. En el marco del nuevo plan estratégico, Idifarma llevará a cabo otras inversiones de menor cuantía para servicios complementarios para la fabricación de comprimidos y equipos de llenado de cápsulas así como para el desarrollo de tecnologías y conocimiento en la parte de medicamentos para inhalación.

El 70% de su facturación ya procede de los mercados exteriores

La compañía, con clientes en los cinco continentes, prevé alcanzar cotas superiores al 90% de internacionalización a finales de 2023

La caída que sufrió el mercado farmacéutico español, de hasta el 30%, tras la crisis de 2008 llevó a Idifarma a la colaboración con clientes de perfil internacional. Ese año la compañía firmó su primer contrato para un cliente internacional y tres años después, en 2011, participó por primera vez como expositor en la feria mundialmente reconocida CPhI WorldWide. En 2016, coincidiendo con la celebración de su XV Aniversario su negocio internacional lograba superar el 50%. En la actualidad, según explica su director general, en torno al 70% de la facturación de Idifarma ya procede de mercados exteriores con clientes en los cinco continentes: desde Europa a Australia pasando por Oriente Medio, Latinoamérica y Estados Unidos.

En poco más de dos años ese porcentaje podría incrementarse hasta el 90% según las previsiones que la compañía ha recogido en su plan estratégico. Un plan que como asegura Alfredo Gómez cuenta con el apoyo del grupo al que pertenece, Suanfarma, en su estructura accionarial desde el año 2016 tras comprar las participaciones de varios fondos de capital riesgo. Suanfarma, con presencial específica en Estados Unidos, China y otras zonas del mundo, tiene con Navarra una relación importante y colabora junto con Sodena en el proyecto de Idifarma como una inversión estratégica de interés.

Mientras que Suanfarma, empresa de Madrid especializada en las sustancias activas que luego Idifarma transforma en medicamento, es para la biofarmacéutica navarra una buena compañera de viaje además de por la complementariedad que le aporta en su actividad, por su elevado nivel de internacionalización. Los servicios que ofrece Idifarma, especializada en el desarrollo y fabricación de medicamentos para terceros (CDMO), van desde las primeras pruebas de formulación hasta la fabricación del producto comercial. En 2017 obtuvo la autorización por parte de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios para la fabricación de cápsulas y un año después para el equipo de Spray Dryer.

CLAVES
Nombre. Idifarma.
Actividad. Investigación y desarrollo y diseño de procesos de fabricación de medicamentos de acuerdo con las necesidades de los clientes.
Dónde y extensión. En el polígono Mocholí, en Noáin, en unas naves que ocupan 3.500 metros cuadrados.
Origen. 2001, en el CEIN. En 2008 se trasladó a su actual ubicación.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE