Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Cierre

La plantilla de Siemens-Gamesa en Aoiz se prepara para “dar la batalla”

El comité denuncia que es una deslocalización para aumentar beneficios

Representantes del comité de la fábrica de palas en Aóiz tras reunirse con la dirección de la empresa.
Representantes del comité de la fábrica de palas en Aóiz tras reunirse con la dirección de la empresa.
  • N. Gutiérrez / C. Lipúzcoa
Actualizada 02/07/2020 a las 14:00

Como una piña. Así describían ayer los representantes de la plantilla de la fábrica de palas de Siemens-Gamesa en Aoiz el ánimo con el que afrontan el cierre anunciado oficialmente ayer por la multinacional germano-española. Indistintamente de las siglas, todos los sindicatos con representación en el comité (6 ELA, 4 LAB, 2 UGT y 1 CC OO) mostraron ayer su determinación para “luchar hasta el final” contra una decisión empresarial que consideran “injusta y precipitada”, tanto por las formas como el fondo.


Más allá del profundo enfado ante una decisión que contradice todo lo que la empresa había trasladado a los 239 trabajadores de la factoría hasta la fecha, sentó especialmente mal que la noticia primero llegara a través de los medios de comunicación, horas antes de que la dirección de la fábrica “se dignara” a llamar al comité. Tras el jarro de agua fría del martes, ayer se comunicó oficialmente a la parte social el cierre de la factoría de palas para aerogeneradores con base en tierra, decisión que estaba motivada, según trasladaron después las secciones sindicales, por razones productivas y logísticas.


MOVILIZACIÓN A LA VISTA


Ninguna convenció a los representantes de la plantilla, que recordaron que la empresa seguía dando beneficios y que, “hace dos meses”, se exhibía como un modelo de producción a otras fábricas del mundo. Así lo afirmó ayer en Aoiz el presidente del comité, Alfonso Poyo (ELA), que compareció en compañía de Mikel Garriz (LAB), Amaia Goñi (UGT) y Luis Nuin (CC OO). Las sospechas de los miembros del comité se dirigían más bien hacia una deslocalización para obtener mayores rentabilidades gracias a los salarios más bajos de las fábricas del grupo en Portugal y Marruecos. “Vamos a luchar por el mantenimiento del empleo. Convocaremos movilizaciones y todo lo que haga falta”, sentenció Poyo.


Los representantes sindicales se reunieron por la tarde para diseñar la “hoja de ruta” con las medidas que, previa aprobación de la plantilla en asamblea, pondrán en marcha en los próximos días. La intención es “no pasar ni una” a Siemens-Gamesa, máxime tras la sentencia del Supremo que tumbó los 150 despidos que pusieron punto final a la planta de palas de Alsasua en 2010. Los esfuerzos se van a centrar en implicar tanto al Gobierno de Navarra como al Ayuntamiento de Aoiz. No será hasta el 8 de julio cuando comenzarán oficialmente las negociaciones y eche a andar la cuenta atrás de los 30 días de plazo legal para llegar a un acuerdo. Sotto voce, fuentes sindicales reconocían las escasísimas posibilidades para darle la vuelta a una decisión de cierre como la adoptada en Aoiz por una multinacional. Como mínimo, pondrán toda la carne el asador para rascar las mejores condiciones posibles para las salidas.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE