x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Empleo

La empresa navarra afronta con “inquietud” y “muchas dudas” el nuevo registro horario

La CEN reclama “flexibilidad” ante una norma que ve “precipitada”

Asistentes a la charla informativa organizada ayer por el Club de Marketing de Navarra en el hotel Iruña Park.

Asistentes a la charla informativa organizada ayer por el Club de Marketing de Navarra en el hotel Iruña Park.

16/05/2019 a las 06:00
A+ A-

La implantación del registro obligatorio de jornada desde el 12 de mayo en todas las empresas parece haber pillado a las compañías navarras con el pie cambiado. Pese a que su inminente entrada en vigor llevaba semanas anunciándose, como ocurrió con otras tantas normas, por ejemplo con la ley de prevención de riesgos laborales o, en fechas más recientes, con la ley de protección de datos, son numerosas las compañías que han decidido esperar hasta el último momento para ponerse a estudiar qué obligaciones entraña y cómo piensan afrontarlas.

La inquietud y también malestar que ha generado a todas las empresas y sectores (desde hace 4 años lo era para todos los negocios en los que se realizan horas extraordinarias o tengan jornadas reducidas) es generalizada y no sólo entre las compañías, también en despachos laboralistas donde reconocen que existen dudas razonables por lo ambigüo de su redacción.

Desde la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), su presidente José Antonio Sarría, reclamaba este miércoles en conversación con este periódico “flexibilidad” ante una norma que ve “precipitada y con afán recaudatorio” y que “ha desorientado” a muchas firmas. “Es una norma muy general. Las empresas grandes y sobre todo las industriales lo tienen más fácil, aunque tienen todavía temas pendientes porque aunque se han aclarado algunas cuestiones quedan muchas otras por resolver”, argumenta.

Esa “desorientación” de la que habla Sarría y, sobre todo, las dudas que todavía hoy tienen muchas empresas, se vio de forma clara durante una jornada organizada en dos sesiones por el Club de Marketing de Navarra (este miércoles tuvo lugar en Pamplona y el día 20 se repetirá en la Asociación de Empresarios de la Ribera) para explicar la normativa. Asistieron más de 400 personas y la mayoría, tras las explicaciones que ofreció José María Barrero Jiménez, de Barrero Abogados y especialista en el ámbito laboral, salieron con algo más de luz y, sobre todo, convencidas de que a partir de ahora deberán gestionar mejor los horarios, la flexibilidad y la conciliación de su plantilla.

 

Te puede interesar

 

En sectores como el de la hostelería, donde según las estadísticas disponibles más del 26% de las horas extra no se pagan, el registro de jornada ha provocado una auténtica “revolución”. Así lo reconoce Nacho Calvo, secretario general de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Navarra, que ha enviado una circular a sus asociados con recomendaciones para llevar a efecto de forma inmediata la nueva obligación legal. Los sistemas que está planteando esa asociación van desde la simple hoja de Excel al sistema de lectura de la huella dactilar que conlleva una inversión de unos 700 euros por la compra del aparato.

Para Nacho Calvo la norma de obligado cumplimiento es “una burocracia más” que, advierte, no ayudará a que se acabe con el desempleo ni a contratar a más personas “porque en la hostelería navarra nos siguen faltando trabajadores”. Hasta ahora en la hostelería era habitual que las horas extra se compensaran con más dinero o descansos, pero la situación podría cambiar: “Deberemos analizar si es mejor que se sigan haciendo horas extra o nos compensa cerrar más y cogernos más vacaciones”, admite.

LOS "PACTOS DE FLEXIBILIDAD", EN EL LIMBO

No sólo a las empresas se les ha echado el tiempo encima. El propio Ministerio de Trabajo esperó hasta el pasado lunes 13 de mayo -la norma entró en vigor el domingo 12- para publicar una guía que aclara la normativa, aunque sólo en parte. Y es que aunque clarifica a quién se aplica y despeja la situación de ETT y subcontratas, no concreta cómo deben proceder las empresas con trabajadores con libre disponibilidad de tiempo, el grupo más problemático en opinión de Barrero, ni si la Inspección de Trabajo sabrá interpretar esos “pactos de flexibilidad” tan habituales en los mandos intermedios que aceptan libre disponibilidad de su tiempo de trabajo a cambio de un mayor salario.

Lo que está claro es que todas las empresas van a tener que cumplir con la nueva obligación que, según recuerda Trabajo, no choca con los principios de flexibilidad de trabajo que dominan el sector.

La ministra Magdaleno Valerio dijo el pasado jueves que la Inspección iba a actuar “con cabeza, con mesura y con sentido común” y que los inspectores tienen la directriz de conceder “cierto margen de maniobra y no sancionar el día 13”.

De forma extraoficial, Trabajo habla de un periodo de gracia, sin multas (pueden alcanzar los 6.250 euros) de dos meses. Lo que eso significa, según explicó este miércoles el especialista en derecho laboral, es que aunque la Inspección funcionará desde el primer día no sancionará a las empresas que acrediten estar trabajando en instalar su registro. Y para ello, el empleador (empresa o autónomo) deberá acreditar “con pruebas” que está negociando con los trabajadores cómo instaurar dicho registro. Iniciar cuanto antes esta negociación fue una de las recomendaciones que lanzó Barredo a los asistentes a la jornada. Para ello, se deberá levantar un acta de la reunión firmada por los representantes de los trabajadores en la que se deberá incluir el inicio de conversaciones. Ese, asegura, debe ser el primer paso ya que según ha clarificado la guía práctica de Trabajo “primero hay que intentar negociar con la plantilla y, si no hay acuerdo, someter el sistema propuesto por la empresa a información y consultas”. En todo caso, apostilla, “la batuta la tiene la empresa”.

DIFICULTADES PARA EL CONTROL

Los expertos reconocen que son numerosos los problemas que se derivan de la norma y que la guía de Trabajo no despeja. Desde las dificultades que pueden tener determinadas empresas para cumplir con la obligación de control horario, a las que pueden tener aquellas donde en la actualidad las horas que se realizan ni se controlan, ni se pagan, ni se cotizan pasando por aquellas en las que las horas de trabajo que se realizan fuera del horario y/o jornada de trabajo y se mezclan con el tiempo de descanso.

También genera dudas el control sobre la personas que teletrabajan y las empresas deberán decidir cómo quieren que computen los tiempos de desplazamiento, los tiempos a disposición y las guardias. Entre las consecuencias de la norma, el especialista citó dos: por un lado, la posible repercusión que puede tener en la política salarial ante los nuevos contratos y, por el otro, la necesidad de tener una política sobre control de jornada. “La política puede ser esperar a que venga la inspección o adelantarse”, apostilló. Asegura que cada empresa debe establecer “protocolos o regulaciones internas” en función de necesidades.

En definitiva, “decidir una política de empresa en materia de control de jornada” e implantar los sistemas que se acuerden. Sistemas que, concluyó, pueden ir desde los meros acuerdos de control de jornada, hasta los acuerdos de flexibilidad y/o autorregulación de jornada, pasando por la prohibición de las horas extra y el control de tiempos para diferenciar presencia de trabajo.

Debates al margen sobre la idoneidad o no, lo que está claro es que ninguna empresa podrá utilizar ya excusas para no establecer el registro. Cualquier empleador que no lo haga estará cometiendo una “infracción grave” recogida en la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social. Y lo que esto significa es que la empresa podría enfrentarse a una multa de entre 626 y 6.250 €.

 

 

 

Te puede interesar

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra