x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Empleo

En 2018 'afloraron' 4.423 empleos sin cotizar, de los que casi 2.600 son falsos autónomos

La Inspección reclama el pago de 24,5 millones a la Seguridad Social

Una persona trabaja en un matadero de pollos de Estados Unidos.

Una persona trabaja en un matadero de pollos de Estados Unidos.

Diario de Navarra
18/02/2019 a las 06:00
A+ A-

Los falsos autónomos en la industria cárnica protagonizan el balance de la Inspección de Trabajo en Navarra durante 2018 en materia de economía irregular. La labor inspectora ‘afloró’ un total de 4.423 empleos, una cifra récord si se tiene en cuenta que en 2017 se detectaron 1.682 trabajadores sin dar de alta en la Seguridad Social o mal encuadrados. Y en 2016 fueron 911 los trabajadores ‘pillados’ sin cotizar lo que deben a la caja común.

De todos los trabajadores descubiertos en fraude de ley, casi el 60% (unos 2.600) son falsos autónomos fruto de las grandes operaciones llevadas a cabo en la industria cárnica y, en concreto, en mataderos. La Inspección ha rastreado todos los falsos autónomos de varias empresas con sede en la Comunidad foral no solo de 2018 sino que se ha retrotraído el máximo legal permitido (cuatro años), por lo que la cifra de 2.600 corresponde al número de trabajadores en esta polémica situación en Navarra desde el año 2013.

UNOS 7.700 € POR TRABAJADOR

Los falsos autónomos suponen un importante fraude para las arcas de la Seguridad Social porque aparecen inscritos en el Régimen Especial del Trabajadores Autónomos (RETA), en lugar de en el Régimen General, lo que permite a los empresarios reducir los costes laborales de estas personas, puesto que, en este caso, es el trabajador el que asume los costes fiscales y de cotización a la Seguridad Social.

Precisamente, por el mal encuadramiento de los 2.600 autónomos, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha reclamado a las empresas navarras actas de liquidación por un importe total de casi 20 millones de euros. Es el dinero que se les pide para ponerse al día con las cotizaciones de la Seguridad Social. Así, se puede decir que el uso fraudulento de la figura cooperativa ‘ahorró’ a las empresas navarras que los utilizaron una media de 7.700 euros por trabajador.

En el epicentro de esta polémica está la cooperativa barcelonesa Servicarne, que montó un consejo rector, pero empezó a dar entrada a supuestos socios cooperativistas para luego distribuirlos como mano de obra en mataderos. Esos trabajadores no participaban de las decisiones, ni cumplían los requisitos de cualquier socio de cooperativa, ni tampoco actuaban bajo las órdenes de la cooperativa sino obedecían a la empresa para la que prestaban sus servicios. En Navarra son ya varias las firmas que se han provisto de mano de obra de Servicarne, de manera que ya han sido investigadas o lo están siendo.

EL TEMA, EN LOS TRIBUNALES

El alcance del problema de los falsos autónomos traspasa la muga foral y, en toda España, la cifra de afectados por Servicarne podría superar los 15.000 trabajadores, según artículos publicados.

Al ser una actuación nacional, antes de seguir vía administrativa, la propia Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha llevado el asunto a los tribunales para que resuelva la cuestión de fondo: si esos trabajadores son empleados por cuenta ajena, como dice la Inspección, o autónomos, como defienden las empresas. De ese modo, se aclarará esta figura no solo para el tema de Servicarne sino para otras iniciativas similares. Hasta que no se pronuncien los tribunales, los 20 millones reclamados en Navarra durante 2018, se encuentran en discusión (recurridos) y, por tanto, las empresas aún no han desembolsado ni un euro.

El director territorial explica que la existencia de los denominados falsos autónomos “no es exclusiva de un determinado sector de actividad”. De hecho, están en estudio por parte de la Inspección en Navarra falsos autónomos en otros sectores como la construcción, agro y transporte. “Lo que queremos es terminar con este fenómeno y que la figura de la cooperativa no se vea manchada. La gran mayoría de las sociedades cooperativas que operan en Navarra son correctas y legales. Solamente un pequeño número de ellas, que tenemos ya en estudio, creemos que son irregulares. A lo largo de 2019 esperamos desmontarlas como ocurrió anteriormente con las empresas ficticias y evitar que sigan operando fraudulentamente”, apunta Dachary.

Para el director, los falsos autónomos son “un fenómeno creciente” ideado por quienes buscan el abaratamiento de costes a través del uso de la figura cooperativa que permite elegir encuadrar a los trabajadores en el RETA o en el régimen general. “Aparecen como trabajadores autónomos, pero realmente no disponen de una infraestructura empresarial, ni asumen el riesgo y ventura de la actividad desarrollada, sino que en ellos concurren las notas de laboralidad en relación con la empresa que les ha subcontratado para tal fin”.

ÁMBITO SANITARIO

Descontado el fenómeno de los falsos autónomos, la actividad inspectora también se centró durante el año pasado en cerrar la labor ya iniciada en 2017 en el ámbito sanitario. Entonces, ‘corrigió’ los días de cotización de 3.632 trabajadores temporales, tanto de la red sanitaria pública como privada. En 2018 se les ha corregido a 509 empleados.

La mala praxis consistía en hacer contratos temporales de, por ejemplo, una semana o veinte días, pero la empresa se ‘olvidaba’ de mantenerles de alta los días de descanso y vacaciones generadas. Por ejemplo, una persona que finalizaba el contrato un viernes y ese mismo día se le da de baja, algo incorrecto porque de lunes a viernes ha generado días de descanso semanal.

El resto, unos 1.314 trabajos aflorados, corresponde al resto de sectores de la economía. Es un número más alto de lo habitual, ya que la media anual ronda el millar de empleados detectados, pero según explica el director territorial de la Inspección, Guillermo Dachary Pagola, se debe a que la actividad económica está aumentando y, cuando crece, también lo hace el fraude.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra