Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
PREMIO NACIONAL

Amaya Sanz, mediadora: “No utilizamos el método adecuado para divorciarnos”

El equipo Mediación Navarra recibe este viernes en Madrid una medalla al mérito profesional en un certamen en el que también premian a Manuela Carmena e Irene Villa, entre otros

Amaya Sanz, a la izquierda, junto a Maite Ruiz y Elena Sarasa

Amaya Sanz, a la izquierda, junto a Maite Ruiz y Elena Sarasa.

18/01/2019 a las 06:00
Etiquetas
  • J.P.E. PAMPLONA
A+ A-

"No utilizamos el método adecuado para divorciarnos". "Todo conflicto tiene una solución". "No estamos acostumbrados  a escuchar". Este tipo de reflexiones las comparte Amaya Sanz. Esta mediadora y abogada forma parte del equipo de Mediación Navarra, junto a Maite Ruiz Aquerreta y Elena Sarasa Villaverde.  

Estas tres profesionales reciben este viernes en Madrid una medalla a su mérito profesional. El galardón lo concede la Escuela Española de Mediación que busca "premiar la contribución a la cultura de la paz, el fomento de los métodos alternativos de resolución de conflictos y la mediación". Las tres son autoras del blog el Rincón del Mediador, publicado en Diario de Navarra, que también logró un premio como el mejor blog del sector.

Amaya Sanz define la mediación como un "método de resolución de conflictos que utiliza el diálogo como principal herramienta, y sus resultados contribuyen a reducir el nivel de conflictividad, no solo entre las partes en conflicto, sino también en la sociedad".

Entre los premiados también están Manuela Carmena e Irene Villa. ¿Qué rasgos comparten?
Tanto Manuela Carmena e Irene Villa destacan por su contribución a la cultura de la paz y el diálogo. Considero que somos mujeres que creemos en que se pueden hacer las cosas de otra manera y que las personas tienen la capacidad para ello. 

El Ministerio de Justicia ha diseñado un anteproyecto de ley que obligará a intentar un proceso de mediación antes de ir a los juzgados en casos de separaciones y divorcios, sucesiones, impago de alquileres o hipotecas… ¿Cómo lo valoran?
El anteproyecto supone la adopción de medidas de índole legislativo para convertir la mediación en una figura complementaría a la administración de Justicia, incrementar su difusión y su uso entre particulares y empresas. El objetivo final es generar un cambio cultural en la sociedad española. En la actualidad se tiende cada vez más a judicializar el conflicto y que sea un tercero (un juez) el que solucione nuestros problemas. El anteproyecto pretende generar una cultura colaborativa donde las personas sean capaces de solucionar sus conflictos por sí mismas. Para nosotras, que creemos firmemente en esta forma de solucionar los conflictos, este anteproyecto tiene mucha importancia, porque no solo pone en valor a la mediación como método adecuado y eficaz en la resolución de conflictos, sino que también destaca la figura del mediador como profesional experto en el análisis del conflicto y la definición del proceso más adecuado para su solución.


¿De quién han aprendido? ¿Quién les inspira?

Nosotras, las tres socias de Mediación Navarra, somos mediadoras profesionales, es decir, tenemos formación reglada en mediación que nos acredita como profesionales en este campo.
Más allá de esto, sin duda, de quien más hemos aprendido en estos años de ejercicio profesional es de los propios mediados, quienes, con nuestra guía en el proceso de mediación, van identificando las soluciones más adecuadas a su conflicto. No nos podemos imaginar la capacidad de generar opciones de acuerdo que tienen las personas en conflicto cuando realmente tienen interés en solucionar su problema.


Navarra fue pionera en mediación y, concretamente, desde el ámbito de los Servicios Sociales y la familia. ¿Qué han detectado? 
Navarra fue pionera y sigue siendo pionera en ámbito de mediación. Somos probablemente una de las pocas comunidades que tenemos desarrollados servicios de mediación familiar, y servicios de mediación intrajudicial en la jurisdicción civil, mercantil y penal. Servicios de calidad, prestados por mediadores profesionales con altos índices de acuerdos. A pesar de esto, la mediación sigue siendo una figura desconocida por los ciudadanos por lo que es necesario realizar una mayor labor de divulgación y sensibilización. La formación del mediador es una cuestión central para garantizar la excelencia en una actividad profesional. Los programas de formación en Mediación también presentan carencias. Este es un punto que nos ha preocupado especialmente a nosotras, por lo que hemos peleado por desarrollar formación de calidad.


Algún mediador ha manifestado: “No sabemos divorciarnos”.
Como siempre decimos nosotras, la principal causa del divorcio es el matrimonio, jajaja... El matrimonio entendido como negocio jurídico exige de una resolución jurídica para su disolución. Pero las relaciones matrimoniales y de familia son muchísimo más complejas que un simple contrato.
Los aspectos emocionales y relacionales se ven fuertemente dañados en los procesos de divorcio y si no se trabajan para solucionarlos es probable que vivamos en una continua confrontación, a pesar de habernos divorciado. Por tanto, “no sabemos divorciarnos” lo sustituiría por “No utilizamos el método adecuado para divorciarnos”

Si sentara a políticos de distintos colores ¿qué les aconsejaría?
Los conflictos no son de poder, el poder es una de las vías de solución de conflictos, es decir, imponer nuestro criterio o interés por encima del otro utilizando cualquier estratagema o medio para ello. Si sentara a políticos de distintos colores les invitaría a reflexionar sobre los intereses de cada uno de ellos y de los ciudadanos a los que representan, y les pondría a trabajar en la forma de conciliar y hacer compatibles todos esos intereses. Les invitaría a construir algo en lugar de destruir.


¿En qué ámbito consideran que se necesita más mediación? 
Todos aquellos ámbitos donde están en juego las relaciones entre personas: en las familias, las relaciones laborales, entre compañeros, entre socios, vecinos, el ámbito  escolar, etc. En todos estos ámbitos se producen conflictos de relación que tendemos a judicializar buscando una respuesta cuando en la mayoría de estos asuntos no hay ningún aspecto jurídico que solucionar.

Dicen que los mediadores deben ser imparciales, escuchar, tener empatía, facilitar la comunicación… ¿Cómo se aprende a escuchar mejor? ¿Y algún truco para la empatía?
Existen muchas técnicas y herramientas que se pueden aprender para mejorar la escucha. Pero quizá lo más eficaz es tener conversaciones donde simplemente permitamos a nuestro interlocutor que nos explique lo que quiere contarnos, sin interrupciones, con atención plena en lo que nos esta diciendo y sin dar consejos ni valoraciones que no nos han pedido. Parece sencillo, pero no lo es, porque no estamos acostumbrados a simplemente escuchar.
La empatía es un valor que hay que trabajar desde niños, desarrollar esa capacidad de ponernos en el lugar del otro.


¿Todo conflicto tiene solución?

Sí, todo conflicto tiene solución. Otra cosa es que todo conflicto se pueda solucionar en un proceso de mediación.


Confiese un conflicto que no pueda resolver.
Cualquier conflicto en el que una de las partes que lo integra no quiera solucionarlo.

¿Cuándo hay que tirar la toalla? 
En el proceso de mediación se identifica en una fase temprana si se va a poder alcanzar una solución o no dentro del proceso. De hecho, en el Anteproyecto de Ley del que ya hemos hablado se propone junto con la sesión informativa hacer una sesión exploratoria para entre otras cosas, hacer un pronóstico de la mediación. En este sentido, el mediador tiene la facultad de finalizar el proceso si identifica cualquier causa que no permita alcanzar un acuerdo.


Comparta un caso que haya resuelto y que le llene de alegría.
Son bastantes, la verdad. Es una gran satisfacción guiar a las personas en conflicto para que alcancen un acuerdo. Incluso si no llegan a alcanzar el acuerdo, ver como el proceso de mediación les ha ayudado, por ejemplo, a tomar decisiones que de otra forma no hubiesen sido capaces de abordar.

Si pudiera ¿en qué situación le gustaría mediar? 
En cualquier asunto de testamentaría y sucesiones, me apasionan.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra