Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Volkswagen Navarra

El segundo modelo de VW Navarra acaparará la mitad de la producción de Landaben

Presentado en Amsterdam el T-Cross, que compartirá cadena con el Polo

Presentación del T-Cross de VW

Amsterdam acogió este jueves, 25 de octubre, la presentación del segundo modelo de Volkswagen Navarra, el VW T-Cross.

Carlos Lipúzcoa
Cara Delevingne, en la presentación del VW T-Cross

La actriz, modelo y escritora británica participó en la presentación del modelo de la firma alemana celebrada en Amsterdam.

Carlos Lipúzcoa
Presentado el T-Cross en Amsterdam, el segundo modelo que se fabricará en Volkswagen Navarra

Presentación del Volkswagen T-Cross en Amsterdam.

C.L.
Presentación del Volkswagen  T-Cross 13 Fotos
Presentación del Volkswagen T-Cross

Amsterdam acogió este jueves, 26 de octubre, la presentación del nuevo modelo del fabricante alemán, que se desarrollará en la planta de Landaben (Navarra).

Carlos Lipúzcoa / CEDIDAS
Actualizada 26/10/2018 a las 08:18
A+ A-

Volkswagen echó ayer el resto para dar a conocer el nuevo modelo que completa su gama SUV, un tipo de vehículo con apariencia de todoterreno y un gran tirón comercial. La multinacional alemana desplazó a 350 periodistas de medios europeos para presentar en sociedad el T-Cross, el segundo coche que se fabricará en la planta de Landaben junto al Polo, fue la conocida modelo y actriz Cara Delevigne. Fue un acto por todo lo alto, que se celebró simultáneamente junto a otros dos eventos iguales en Sao Paulo (Brasil) y Shangai (China), en el que no se dejó el menor resquicio a la improvisación. Previamente a la popular actriz, también intervinieron el responsable de diseño de la marca alemana, Klaus Bischoff, y el responsable de coches pequeños, Andreas Krüger, que se encargaron de mostrar al público las líneas maestras del diseño, el equipamiento de seguridad o sus dimensiones.


El lugar elegido por la marca se situaba a las afueras de Amsterdam, en una antigua factoría de azúcar conocida como Halfweg. Ya era de noche cuando comenzó la presentación del nuevo coche, que arrancó a las siete y cuarto. La frase formada por letras gigantes iluminadas ‘I am T-Cross’ daba la bienvenida a los invitados, aunque el acto principal se realizó en una enorme sala de color negro flanqueada por dos gradas y con una gigantesca pantalla en frente. La entrada en escena de uno de los T-Cross fabricados en Navarra y trasladados hasta Amsterdam para la ocasión llegó acompañada de un espectáculo de luz y sonido.


Hasta Amsterdam se desplazó una amplia representación de Volkswagen Navarra encabezada por su presidente, Emilio Sáenz, quien destacó que la presentación del T-Cross representaba la culminación del esfuerzo común de la plantilla y los responsables de la fábrica. “Me embargan sensaciones de gran emoción porque hemos conseguido hacer realidad un deseo histórico de la planta”, expuso minutos antes de la presentación. Sáenz manifestó que el próximo gran reto para la factoría será alcanzar la “velocidad de crucero” de la producción, un desafío de “gran calado” ya que, una vez comience la producción en serie del segundo modelo en diciembre, el objetivo será “repartir al 50%” la producción del Polo y el T-Cross.


Según explicó Sáenz, está previsto alcanzar las 350.000 unidades el año que viene, por lo que debería salir de la cadena de montaje 175.000 Polos y otros tantos T-Cross. “Esto va a poner a prueba nuestra flexibilidad y la de nuestros proveedores, ya que estos porcentajes de producción variarán según cómo evolucione la demanda”, especificó el presidente de Volkswagen Navarra antes de señalar que esta labor será esencialmente complicada en el caso de las entregas Just In Time. No obstante, reconoció que el programa productivo solo se cumplirá si consigue resolverse la escasez de motores de gasolina, que está obligando a la planta de Landaben a parar 18 días hasta final de año con una pérdida de unos 21.000 coches. “Espero y deseo con todas mis fuerzas que este problema se resuelva antes de final de año, aunque reconozco que no tenemos la seguridad de que vaya a ser así”, confesó.


Pese a estos inconvenientes, Sáenz quiso poner el acento sobre las buenas perspectivas para Landaben, que aspira a contratar hasta 700 nuevos trabajadores fijos y otros 1.100 eventuales en los próximos cinco años. También destacó que el T-Cross es un vehículo más rentable que el Polo, por lo que una producción al 50% con el Polo reportará una mejora en las cuentas de la empresa. Por otra parte, recordó que se ha conseguido acercar geográficamente a la fábrica más del 50% de las piezas y componentes, áera en la que incluyó no solo a Navarra sino a también al País Vasco, Aragón, Burgos o Soria. Por último, se refirió a que la planta de Landaben ha tenido que reorganizarse para introducir una nueva línea de premontaje para las algunas piezas del T-Cross, debido a que su montaje resulta más “complejo”, de forma que su ensamblado pueda acompasarse a la misma velocidad del Polo.


Además del presidente de VW Navarra, también acudieron otros destacados directivos de la factoría de Landaben, como la directora de Recursos Humanos, Kerstin Schloz; Ralf Brandstätter, director de operaciones; así como el presidente y el secretario del comité, Alfredo Morales y Eugenio Duque. Scholz manifestó su satisfacción por “el esfuerzo y el trabajo” realizado por la plantilla de la fábrica para “poder producir en Navarra este nuevo coche”. Por su parte, Morales se congratuló de que el T-Cross llega para “garantizar el futuro de los trabajadores y trabajadoras de la planta y del parque de proveedores”.

 

El T-Croos al detalle

El T-Cross, el crossover más urbano de la gama SUV de Volkswagen y que se fabricará en la planta navarra de Landaben junto al Polo, se podrá reservar en España a partir de diciembre

La producción del T-Cross, que ha sido presentado internacionalmente, comenzará en diciembre, mientras que las entregas empezarán en mayo, han explicado fuentes de la marca.

Los motores turboalimentados con los que saldrá a la venta son dos gasolina -el tres cilindros 1.0 TSI con filtro de partículas y dos potencias: 95 CV (70 kW) y cinco velocidades; y 115 CV (85 kW) y seis velocidades- y el diésel 1.6 TDI cuatro cilindros, 95 CV y cambio de cinco relaciones.

Todos cumplen con la normativa de emisiones Euro 6D-Temp y en opción hay cambio automático de doble embrague DSG de 7 marchas para el gasolina más potente.

En materia de asistentes de conducción, el T-Cross puede equipar la última tecnología en seguridad. De serie son el sistema de vigilancia Front Assist y el de detección de peatones, la frenada de emergencia en ciudad, el asistente de arranque en pendiente, la detección de fatiga y el control de crucero adaptivo ACC (a partir del acabado Advance).

Entre los opcionales destaca el asistente de luz de carretera "Light assist" y el sistema de aparcamiento asistido.

El T-Cross es un crossover urbano con una longitud de 4,11 metros y una altura de 1,56 metros. Comparado con el Polo del que se deriva, es 54 milímetros más largo y 112 milímetros más alto.

Si le enfrenta con el T-Roc, el SUV derivado del Golf, el T-Cross es solo 12 centímetros más pequeño que éste.

Con una batalla de 2,56 metros, el eje delantero está situado más hacia delante que en otros vehículos gracias a la plataforma modular MQB del Grupo Volkswagen, que posibilita la incorporación al vehículo de las últimas tecnologías y asistentes de conducción.

El resultado es un espacio amplio para personas y un maletero que varía entre los 385 y los 455 litros (la fila trasera se desplaza longitudinalmente hasta 14 centímetros). Si se tumba el asiento trasero (en proporción 60:40), el volumen de carga puede llegar hasta los 1.281 litros, "el mejor valor absoluto" en esta categoría A0 SUV, según Volkswagen.

Del interior el fabricante destaca una posición elevada (conductor y pasajero se sientan a 597 milímetros del suelo), la opción de elegir el asiento de copiloto abatible, los colores desenfadados para salpicadero y consola central o la iluminación ambiental indirecta (desde el acabado Advance)

Por lo que respecta a la conectividad, de fábrica sale con pantalla táctil de 8 pulgadas (en la terminación Sport se incluye el cuadro de relojes digital Cockpit). Opcionalmente hay cargador inalámbrico y hasta cuatro conexiones USB.

Los acabados con los que se puede elegir son Edition (limitador de velocidad, cuatro elevalunas eléctricos, luces traseras de Led, faros antiniebla con luz de giro y volante multifuncional, entre otros).

Le sigue Advance (volante de cuero, ayuda aparcamiento, llantas de aleación de 16 pulgadas y climatizador) y Sport (faros Led, asientos deportivos, modos de conducción, cámara trasera y llantas de 17).

Además, para el acabado Sport, se ofrecen los paquetes deportivos R para exterior e interior.

Exteriormente al T-Cross se le identifica por un frontal acorde con la familia SUV de Volkswagen (capó delantero dominante y amplia parrilla del radiador con faros integrados), una vista lateral definida por dos líneas horizontales y una trasera con una banda reflectora enmarcada en un embellecedor negro que refuerza visualmente la anchura del vehículo.

Como el Polo, el T-Cross se fabrica en Landaben (Navarra), una planta en la que la marca alemana tiene previsto invertir, hasta 2019, unos 1.000 millones de euros para competir con fuerza en el mercado de los SUV compactos, un segmento que está al alza y que se prevé se duplique en ventas en los próximos diez años.

Además, se desarrollarán versiones del T-Cross adaptadas a los mercados de Sudamérica y China.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra