Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Hoy puedes ver DN+ sin publicidad, como si tuvieras una suscripción... Suscríbete y será así todos los días.
Suscríbete a DN+
Los Arcos

La tecnología de L'Urederra que conserva monumentos en 8 países europeos

Su producción de nanopartículas se ha aplicado en bienes como las catedrales de Pisa, Colonia, Viena o Gante

Germán Medina Herrera, en el exterior de las instalaciones.

Germán Medina Herrera, en el exterior de las instalaciones.

Actualizada 07/02/2018 a las 17:07

La tecnología de nanopartículas que desarrolla el centro L’Urederra de Los Arcos está contribuyendo a la conservación del patrimonio histórico con un alcance que va ya mucho más allá del entorno más cercano. Los productos que fabrica y comercializa en base a su investigación en el laboratorio han conseguido trazar una importante red de monumentos emblemáticos e históricos, en continuo crecimiento, que han recurrido a este sello navarro para preservarse.

Sus hidrofugantes y oleofugantes, que repelen el agua y los aceites evitando que materiales como la piedra se estropeen al permitir también que transpiren-, se han aplicado en monumentos de 8 países europeos. También en la catedral de Panamá, que ha sido de las últimas en recibir estos tratamientos, muy extendidos en España desde que se constituyó Tecnan (Tecnología Navarra de Nanoproductos) en 2007 para empezar a abrir mercado. “Empezamos fabricando nanopartículas en polvo como materia prima y se presentaron por primera vez en Japón. Enseguida vimos que teníamos que diseñar productos finales”, argumentó Germán Medina Herrera, responsable de Mercado.

Las iglesias de Arróniz o Sansol así como el humilladero de Allo, en el área más local, comparten lista de destinos nacionales con inmuebles tan destacados como las catedrales de Sevilla, Oviedo (Cámara Santa), Tui (Pontevedra) o Tarazona (Zaragoza), el Palacio Real de la Granja de San Ildefonso (Segovia), la mezquita de Córdoba, el edificio Coliseo de Sevilla, la Casa Milá (la popular La Pedrera) de Barcelona o la Sagrada Familia.

En el abanico internacional se enmarcan las catedrales de Pisa (Italia), Colonia (Alemania), Gante (Bélgica), Viena (Austria) y Panamá, El Teatro Nacional São João de Oporto (Portugal) o la Ópera House de Oslo (Noruega). “El éxito a nivel nacional se está trasladando a mercados internacionales. También hemos llegado a Reino Unido e Irlanda y a países como Chile y República Dominicana (aunque en estos dos últimos casos, no para obras catalogadas como patrimonio histórico). Ahora estamos abriendo contactos en Dubai. Hemos estado ya en un par de ocasiones. Lo que allí interesa es lograr la barrera térmica en sus rascacielos de cristal y eliminar el polvo del desierto”, contó el responsable de Mercado de Tecnan.

Mientras, la investigación no cesa en el centro de Los Arcos. Ahora han ampliado su catálogo con una nueva gama con agua en vez de alcohol en su composición. “Medioambientalmente está bien y puede primar para algunos clientes. Nos vamos abriendo hueco porque son buenos productos. Cuando los sacamos es porque presentan una ventaja competitiva clara. La dificultad está en el desarrollo. La fabricación es más sencilla”, apuntó Claudio Fernández Acevedo, gerente de L’Urederra y presidente de Tecnan.

42 toneladas a la Sagrada Familia

La Sagrada Familia de Barcelona, la gran obra inacabada de Gaudí, lleva años protegiéndose del agua, aceite y humedad con esta tecnología navarra. Ya han sido más de 22 toneladas de producto fabricado por Tecnan las aplicadas en su estructura y está acordado el envío de veinte toneladas más, según confirmó Germán Medina.

También, en edificios públicos de toda la merindad

Quince personas trabajan ahora en Tecnan y 32 lo hacen en el centro L’Urederra. Ambos conviven en el mismo espacio, aunque el centro tecnológico cuenta también con otra dependencia alquilada en el casco urbano de Los Arcos y con una nave en propiedad de 1.100 m2, situada en el mismo polígono. “Parte de la producción de Tecnan se va a trasladar a esta última. Se necesitaba esa redistribución del equipamiento”, apuntó Germán Medina.

Con una gama de productos que rebasa la decena, incrementan su facturación del orden del 30-35% anual. “Es una lucha dura, pero poco a poco vamos avanzando. Son buenos productos. No fantasías”, constató Claudio Fernández.

En Tierra Estella, en los últimos dos años, han actuado en más de una decena de edificios públicos con diferentes tratamientos: fachada lateral de la iglesia de Arróniz; muro, cornisas y vierte aguas de la parroquia de Sansol; zócalo y suelo exterior de la biblioteca de Estella; impermeabilización de las piscinas municipales de Los Arcos; vestuarios de las piscinas de San Adrián, escudo del suelo de la plaza del Ayuntamiento de Andosilla, esculturas exteriores de la casa de cultura de Los Arcos, escuela Infantil Arieta de Estella, depuradora de Estella o el centro de salud de Villatuerta y el Hospital García Orcoyen. “En este último caso, se han tratado los cristales de la zona baja del ala nueva, que estaban en contacto con el agua de riego y los ensuciaba bastante. Lo cierto es que tenemos ejemplos en casi todas las comunidades autónomas”, añadió Germán Medina.

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra