Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

TRADICIÓN

Elizondo, sol y San Antón

La venta de boletos asegura a la Residencia Francisco Joaquín Iriarte unos ingresos de 4.416 € en una mañana bendecida por la tradición y el sol que abrigó una desangelada plaza. La cautela por la covid desaconsejó vender números en el exterior

Ampliar Las manos inocentes encargadas de extraer las bolas: Ainhoa Jubera Cacho, Eñaut Auzmendi Fdz., Gisel Coimbra Rocha y Joanes Jauregi Bajo
Las manos inocentes encargadas de extraer las bolas: Ainhoa Jubera Cacho, Eñaut Auzmendi Fdz., Gisel Coimbra Rocha y Joanes Jauregi BajoN.G.
Actualizado el 17/01/2022 a las 22:38
Antes del sorteo público, hubo un primer designio del azar que convirtió en manos inocentes las proporcionadas por cuatro alumnos del colegio público Elizondo. Con 11 y 12 años, Ainhoa Jubera Cacho, Joanes Jauregi Bajo, Eñaut Auzmendi Fernández y Gisell Coimbra Rocha concitaron la atención de los menos de los esperados asistentes en una soleada plaza de los Fueros de Elizondo para regar una tradición anclada en el pasado de labranza y ganadería y en un compromiso perenne por apoyar a la Residencia Francisco Joaquín Iriarte.
Ya lo decía Críspulo Urrutia, de Irurita, en un receso de conversación amena de media mañana, con las manos en los bolsillos y la nobleza dibujada en su rostro: “Esto es una tradición. Siempre que he podido he estado aquí”.
Un momento de la rifa de San Antón en Elizondo
Un momento de la rifa de San Antón en ElizondoN.G.
Este lunes, los más rezagados en cumplirla con la compra de los últimos boletos se guiaron por su intuición para seguir el ejemplo de predecesores en igual fin hasta la entrada del Ayuntamiento. Los hubo que sin orientación alguna hicieron de la humildad virtud para preguntar por el lugar donde agenciarse algún número a la vista de la ausencia de alguaciles en la plaza con talonarios en las manos. Xabier Irureta Ródenas asumió tal función pero desde detrás de una cristalera en el mostrador de entrada del Ayuntamiento de Baztan. Las costumbres también se pliegan a la amenaza del coronavirus.
Los ventas en ventanilla, tal cual, pasaron a engordar una recaudación en progresivo aumento desde días atrás con la adquisición de boletos en distintos puntos del valle de Baztan. Alejadas del interés público antes y después de la extracción de las bolas de la suerte en el balcón municipal, Marisa Garmendia Irigoien e Itziar Córdoba Elizegi, empleadas de la residencia, se ocuparon de poner al día el estadillo de los talonarios y su lugar exacto de venta. Sus estimaciones concluyeron con la obtención de unos ingresos por valor de 4.416 euros. La cuantía se situó en términos similares a los alcanzados el año pasado e inferior a los ejercicios anteriores a la extensión del mal que aqueja el mundo.
Itziar Córdoba Elizegi y Marisa Garmendia Irigoien
Itziar Córdoba Elizegi y Marisa Garmendia IrigoienN.G.
“San Antón -decían- no es un día más. Los residentes tienen una comida especial. Algunos de ellos han comprado números y están al corriente de la celebración de la rifa”.
Cuando la economía en el valle descansaba en el resultado de la cosecha y la obtención de rédito con los animales, la jornada estaba poco menos que rotulada en rojo en el calendario de fiestas de guardar. “Había entonces mucho ganadero y de todos los pueblos del valle venían a Elizondo”, observaban.
TRES REPETICIONES
Como el sorteo de Lotería de Navidad que descubre las administradores encargadas de repartir la suerte, el sistema de clasificación de los talonarios por lugares de venta, actualizado al detalle por las empleadas de la residencia, permitió conocer al instante los puntos o localidades tocados por la fortuna en la rifa de San Antón.
Sus nombres tardaron en conocerse, al menos en el caso del primer y segundo premio, que debieron repetirse. Si así ocurrió fue por que no se habían vendido las primeras combinaciones, conforme al método de control que posibilita saber, sin error, si un número de los comprendidos entre los dígitos 1.001 y 6.400 ha sido o no vendido.
El alguacil Xabier Irureta Ródenas vendiendo boletos
El alguacil Xabier Irureta Ródenas vendiendo boletosN.G.
La expectativa del segundo premio se demoró más de lo previsto. Como reza el dicho popular, a la tercera fue la vencida. La combinación de bolas extraídas por el cuarteto de inocencia descubrió al poseedor del 5.472 como agraciado con el cerdo.
La música de txistu y los bertsolaris ambientaron el encuentro, que acusó la ausencia del reparto de las Baztan-Zopas , un tentempié de alto poder calorífico que se asienta igualmente en las tradiciones. La prudencia desaconsejó cualquier degustación pública, a la espera de que un escenario de mayor benevolencia. Todo sea por San Antón.

LOS NÚMEROS PREMIADOS

Primer premio.  5.975. Vendido a última hora en el Ayuntamiento. Premio: un ternero.

Segundo premio. 5.472. Vendido en Irurita o a última hora. Premio: un cerdo.

Tercer premio. 6.223. Vendido en Erratzu. Premio: dos corderos.

Cuarto premio. 3.040. Vendido en la degustación-pastelería Malkorra. Premio: un jamón.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE