Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Ferias

Artesanos del 1º de mayo en Lekunberri

La localidad del valle de Larraun vivió ayer una feria de artesanía que sabía a cierta normalidad. Hoy continuará el evento con diez puestos

Un hombre pasa entre dos de los puestos que ayer se dieron cita en Lekunberri.
Un hombre pasa entre dos de los puestos que ayer se dieron cita en Lekunberri.
  • R.M.
Actualizada 02/05/2021 a las 06:00

Ocurrió también en Navidad. Lekunberri se dio un respiro de socialización y comercio a pequeña escala con una feria navideña de artesanía y aquel día cayeron chuzos de punta. Nieve, granizo, temperaturas bajo cero... Ayer, sin llegar a ese ambiente polar, el clima tampoco se alió con los artesanos de esta localidad del valle de Larraun. “Pero la gente tiene ganas de algo diferente”, reflexionaba Garbiñe Zabaleta, desde su puesto, uno de los diez que se dieron cita en una feria que sabe a cierta normalidad en esta anormalidad pandémica. El ayuntamiento puso los stands sin coste para los participantes.

Lekunberri ofreció ayer, en el 1º de mayo, día del trabajador, una feria de artesanía en la que los creadores de los pueblos del valle ofrecieron a sus convecinos el trabajo realizado con sus manos, si acaso más intenso en estos meses de encierro. Cuadros, bolsos, coleteros, cajas para barajas, con su hueco reservado para los tantos, separadores, ropa, pequeñas macetas realizadas con envases reciclados, pan y bollos...

“Empecé por un cursillo de manualidades. En la feria de Navidad hicimos unos belenes con bellotas que se agotaron todos”, explica la zamorana y lekunberriarra de adopción Luisi Hernández Rodríguez, de 73 años y afincada en la localidad desde hace 53, después de casarse con un vecino de Lekunberri. La de ayer era su segunda feria, que afrontaba “con ilusión”.

Leire Arregi, de 49 años, y su hija, Laiene Lansalot, de 22, unieron ayer su creatividad en el mismo puesto, con un enorme cuadro de abstracción geométrica pintado por la madre, y ropa elaborada por la hija. Y desde la tienda Arkupe de Lekunberri, Amaia González ofrecía las prendas elaboradas por su madre, costurera. “El domingo también hay feria. Esperemos que el tiempo sí acompañe”, concluía.

Te puede interesar

Te puede interesar

 

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE