Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Me quedo en el pueblo

Un obrador lejos de la ciudad

Txani Espinosa Trinidad abrió en 2012 un obrador en Latasa, en el valle de Imotz, un pueblo con 90 vecinos, donde no hay tiendas ni bares. Apostó por vivir más lento, como amasa sus tartas y pizzas, aunque gane menos dinero.

Un obrador en Latasa, lejos de la ciudad | Me quedo en el pueblo
Un obrador en Latasa, lejos de la ciudad | Me quedo en el pueblo
Txani Espinosa Trinidad abrió en 2012 un obrador en Latasa, en el valle de Imotz, un pueblo con 90 vecinos, donde no hay tiendas ni bares
DN
Txani Espinosa en su obrador de Latasa, donde elabora dulces y pizzas.
Txani Espinosa en su obrador de Latasa, donde elabora dulces y pizzas.
Actualizada 28/10/2018 a las 06:00
Puede ser que la sonrisa y los ojos de Txani estuvieran ya diseñados para endulzar la vida de las personas. En ello está, pero su historia tiene aún más recorrido. Repostera vocacional, abrió su obrador en un pueblo que no alcanza los cien habitantes, donde no hay tienda ni bar, ni escuela. Parecía una locura, más de uno se lo dijo, hasta quien mejor le quiere. Pero ella ya había dejado su trabajo fijo en la factoría de BSH cerca de Pamplona para cuidar de sus hijas. Apostó por vivir más lento,

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE