Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Suceso

Denunciado en Tudela por conducir con una tasa de alcohol de 0,45 miligramos

Agentes de la Policía Local ayudaron a un vecino a entrar en su casa ya que se encontraba en estado de embriaguez y se había dormido en el rellano

Ampliar
Un agente de la Policía Local de Tudela realiza un control de alcoholemia.
  • Diario de Navarra
Publicado el 21/06/2021 a las 10:09
Agentes de la Policía Local observaron este domingo por la tarde a un vehículo que circulaba  de forma irregular por la Cuesta de la Estación y lo siguieron con las luces encendidas para intentar que se detuviera, pero el conductor no se percataba del aviso. Finalmente, se le consiguió dar el alto varias calles más adelante y los agentes se dieron cuenta de que podía haber consumido alcohol. Por ello, se le realizó la prueba de detección alcohólica y arrojó un resultado positivo de 0,45 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, por lo que fue sancionado administrativamente.
Por otro lado, también durante la tarde del domingo, unos vecinos alertaron a la policía de que había una persona durmiendo en el rellano de una de las plantas de su edificio. Los agentes se acercaron al lugar del aviso y comprobaron que se trataba de un vecino del mismo bloque que se encontraba en estado de embriaguez y que se había quedado dormido antes de entrar en su domicilio. Los policías lo despertaron y le ayudaron a entrar en casa.
A las 20:30, SOS Navarra envió una ambulancia a un huerto de La Mejana. La patrulla al llegar al lugar encontró a una mujer de 95 años que se encontraba consciente y en compañía de familiares, después de haber sufrido al parecer un episodio epiléptico. Tras la llegada del equipo sanitario, los agentes abandonaron el lugar.
Por último, sobre las 3 de la madrugada se atendieron dos molestias de ruido, en una de ellas el vecino se había dejado la televisión encendida a elevado volumen, y en la otra, un grupo de jóvenes sentados en un banco estaba hablando y generando molestias. En ambas, tras hablar con los causantes, los ruidos desaparecieron.
volver arriba

Activar Notificaciones