Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Recurso

El Gobierno de Navarra recurre al Supremo la subvención del pabellón de Tudela

Anuló 120.000 € de ayuda al Ayuntamiento por incumplir los plazos, pero el TSJN le obligó a abonar la subvención. Presenta un recurso de casación para revocar la primera sentencia porque insiste en que el plazo era requisito indispensable

El Gobierno de Navarra recurre al Supremo la subvención del pabellón de Tudela
El Gobierno de Navarra recurre al Supremo la subvención del pabellón de Tudela
Publicado el 18/04/2021 a las 06:00
El Gobierno foral ha presentado un recurso de casación al Tribunal Supremo (TS) frente a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) que anuló la denegación de una ayuda de 120.000 € al Ayuntamiento de Tudela para reformar la cubierta del polideportivo (costó 268.864 €).
Ahora se abre un largo proceso en el que el Supremo tendrá que decidir si admite el recurso, algo que, según fuentes jurídicas, se puede alargar más de un año teniendo en cuenta, además, que en la mayoría de los casos los rechaza. Si lo acepta, se dilatará más, ya que tendrá que analizar todos los hechos y dictar nueva sentencia.
DESDE 2019
El origen del tema se remonta a la anterior legislatura, en 2019. El Gobierno concedió una ayuda de 240.000 €, la mitad para reformar el patinódromo y el resto para impermeabilizar la cubierta del polideportivo Ciudad de Tudela.
El Ayuntamiento, no sin problemas -el concurso quedó desierto 2 veces-, hizo la reforma y presentó la documentación requerida.
Pero ahí surgió la polémica. La convocatoria de ayudas dejaba claro que había que presentar el acta de recepción de obra, la certificación final o el pago total antes del 30 de noviembre de 2019 .
Sin embargo, el Ayuntamiento no cumplió los plazos, entre otras cosas porque la obra no se adjudicó hasta septiembre y se inició el 21 de octubre, con 55 días de plazo de ejecución. Presentó el justificante del abono del coste de la obra el 20 de diciembre, 20 días después de la fecha tope. En las bases, además, figuraba que su incumplimiento “dará lugar a la pérdida” de la subvención, y “el reintegro de las cantidades”. Y eso ocurrió. El Gobierno anuló la subvención por incumplir el plazo.
RECURSO DEL AYUNTAMIENTO
El Ayuntamiento presentó un recurso ante el Contencioso del TSJN. Alegó que no se habían tenido en cuenta los problemas con la reforma al quedar desierto el concurso 2 veces y que no se había pagado antes del 30 de noviembre porque no se le había advertido de forma clara. Añadió que luego acreditó que la certificación y la factura con la empresa eran del 29 de noviembre, aunque no se abonó hasta el 20 de diciembre.
El TSJN le dio la razón y obligó al Gobierno a abonar la ayuda, aún reconociendo que el Ayuntamiento no había cumplido los plazos.
A pesar ello, señaló que era “un mero incumplimiento del plazo” y que se había cumplido con los fines de la subvención, ya que la obra se ejecutó y pagó “no habiendo existido negligencia ni desinterés por parte del Ayuntamiento”.
Además, señalaba que una Administración Pública está sometida a procedimientos y garantías de los que no puede prescindir y que dilatan la tramitación.
Tras esta decisión, el tema parecía cerrado, pero todavía quedaba un resquicio, el recurso de casación al Tribunal Supremo.
ARGUMENTOS DEL GOBIERNO
Y eso ha hecho el Gobierno para defender la anulación de la subvención argumentando que la sentencia del TSJN incumple normas del Derecho Estatal y va contra la jurisprudencia del Supremo.
Incide en que el propio TSJN confirmó que el Ayuntamiento no presentó la documentación en plazo y que, a pesar de que se le requirió subsanar el error, no lo hizo. Y vuelve a referirse a las bases, que decían que estos incumplimientos eran causa de anulación de la subvención. “Para la sentencia es suficiente que se cumplan los fines de la subvención aunque se hayan incumplido las bases, lo que no resulta jurídicamente ajustado a la doctrina del TS”, recalca.
Y reclama que la sentencia sea revocada porque “ha vulnerado el derecho a la tutela judicial efectiva y la jurisprudencia del TS”.
El Gobierno añade que no es un retraso leve “sino importante en el plazo de presentación exigido por las bases, obligación esencial para el abono de la subvención”. “No resulta desproporcionada la pérdida de la subvención”, recalca.
También defiende que esta sentencia es “gravemente dañosa” para los intereses generales de la Comunidad foral. Dice que afecta a “un gran número de situaciones y trasciende del caso objeto del proceso”. “Téngase en cuenta las convocatorias de subvenciones que reiteradamente se realizan. La tesis de la Sala (del TSJN) relativa a que un mero incumplimiento del plazo no puede prevalecer (...) puede afectar a un gran número de situaciones, lo que conlleva la necesidad de un pronunciamiento del TS sobre la posibilidad de excepcionar el cumplimiento de las bases”, concluye.
Toquero habla de un “ataque” del Gobierno a Tudela
Lo achaca a la “sistemática labor de desgaste” del Gobierno de Chivite contra Tudela y no descarta acudir a Estrasburgo si hace falta
A pesar de reconocer que recurrir ante el Supremo es legítimo y que el Gobierno foral está en su derecho, el alcalde de Tudela, Alejandro Toquero, cargó con dureza contra el Ejecutivo por dar este paso. “No es un ataque a un Ayuntamiento, es un ataque a una ciudad”, aseveró. “El Gobierno no admite que el TSJN le dé la razón a Tudela. Y lleva el tema al Supremo para no acatar la sentencia que le obliga a pagarnos una subvención de 120.000 €. Es inaudito”, añadió.
Y acusó al Ejecutivo de gastar recursos económicos de “todos los ciudadanos navarros para negarle a Tudela una subvención que el TSJN ya ha sentenciado que debe pagar”.
A la pregunta de si el Ayuntamiento hubiera recurrido al Supremo en caso de haber perdido el juicio, no lo dejó muy claro. “No se ha puesto encima de la mesa ni se planteó en ningún momento. Con los datos de los técnicos y del gabinete jurídico, teníamos la certeza de que la razón estaba de nuestra parte. Así fue y la sentencia incluso obliga al Gobierno a pagar las costas del juicio”, dijo.
Aunque, eso sí, reconoció que no se va a callar y que “si hay que ir a Estrasburgo, se irá porque vamos a defender los intereses de los tudelanos”.
A partir de ahí, Toquero aseguró que hay “muchas formas de confrontar”. “Emprender batallas legales con tus propios Ayuntamientos es una de ellas, y muy sibilina. Y todo para no otorgar a Tudela una subvención de 120.000 € que nos corresponde por derecho”, insistió, al tiempo que calificó estos hechos como “un capítulo más de la sistemática labor de desgaste que el Gobierno de Chivite está intentando con Tudela”. “Prefiere gastarse el dinero en juicios contra nuestra ciudad antes de destinarlo a subvenciones para Tudela. Esa es la triste realidad. Y no voy a parar de denunciar el maltrato del Gobierno cada vez que se efectúe”, concluyó.
volver arriba

Activar Notificaciones