Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sucesos

El gato callejero de Castejón que llegó al Tribunal Administrativo de Navarra

El Tribunal Administrativo de Navarra ha resuelto que el Ayuntamiento de Castejón tendrá que pagar 448 euros a un vecino por los daños que sufrió en el coche al entrarle un felino al garaje

Un gato, fotografiado en la calle
Un gato, fotografiado en la calleMONTXO A.G.
Publicado el 12/11/2021 a las 06:00
¿Quién es el responsable de los daños que pueda originar un gato callejero? Según ha resuelto el Tribunal Administrativo de Navarra (TAN) en un conflicto entre el Ayuntamiento de Castejón y un vecino, el consistorio tendrá que abonar al afectado 448, 24 euros por los desperfectos que sufrió en su turismo cuando un gato callejero se adentró en su garaje y empezó a correr asustado, tirando una bicicleta sobre el vehículo.
Según la resolución, que va a ser recurrida por el Ayuntamiento al juzgado, existe una conexión causal entre “la inactividad” del consistorio en el control de un grupo de gatos abandonados y “el daño” causado en el vehículo del recurrente. Por lo tanto, estima el recurso del vecino basándose en una ley de 2019 que establece que los ayuntamientos deberán “establecer colonias felinas” cuando se detecten gatos callejeros. Los animales, sigue la ley, deberán ser “capturados, esterilizados, identificados y soltados”, después de haber sido identificados a nombre del Ayuntamiento.
Es la ley con la que dio el vecino Francisco Paredes Pérez, de 56 años, después de la entrada de un gato en su casa. Según relataba en su recurso, el 22 de febrero de 2020 un gato negro entró en su garaje y, “al encontrarse encerrado y sin una salida, asustado, comenzó a correr por el garaje”. Así provocó la caída de una bicicleta sobre el lateral del izquierdo de su vehículo, causándole daños. El afectado argumentaba que el responsable era el Ayuntamiento por no sancionar a las personas que alimentan en la vía pública a los gatos, tal y como establece la ley de 2019, provocando así la formación de colonias que no son reguladas por el consistorio. También acudió al Defensor del Pueblo, que recomendó a la Administración local que adoptara medidas para controlar la colonia.
SEGÚN LA RESOLUCIÓN, EL AYUNTAMIENTO ES RESPONSABLE POR NO ACTUAR ANTE UNA COLONIA
El Ayuntamiento se opuso a la reclamación. Exponía que el vecino no había demostrado que fuera un gato el que provocó los daños, ni que dicho felino fuera callejero y que careciera de dueño, por lo que no se daba el nexo causal entre el funcionamiento anormal de un servicio público y los daños sufridos en su vehículo.
Para el TAN, la reclamación del vecino se apoya en un atestado policial que “implícitamente reconoce la existencia de un grupo de gatos abandonados en las inmediaciones de su domicilio”, ya que eran alimentados por una vecina. Además, resalta que el propio Ayuntamiento reconoció haber adoptado medidas sobre esa colonia ocho meses después de los hechos del garaje, por lo que aprecia una relación entre su inactividad y los daños que sufrió el vecino.
volver arriba

Activar Notificaciones