Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ONG

Una 'familia' keniata cada vez más grande

En 2019, Marta Oreja, afincada en Tudela, fundó la ONG ‘Supporting Healthcare in Kenya’ para ayudar a los niños de la aldea de Kombani. Proporciona asistencia médica, educa y da de comer a 93 pequeños, y ahora quiere construirles un nuevo colegio

Ampliar Una 'familia' keniata cada vez más grande
Una 'familia' keniata cada vez más grande
Actualizado el 30/10/2020 a las 06:00
Después de comprobar en primera persona en 2018 cómo funciona el sistema sanitario en Kenia, donde “no eres atendido si no tienes recursos económicos”, la joven barcelonesa afincada en Tudela Marta Oreja Bernal decidió, en enero de 2019, fundar su propia ONG, ‘Supporting Healthcare in Kenya’, para ayudar a los niños y niñas de la aldea de Kombani cuyas familias no pueden pagar los costes de una asistencia médica.
Así, el verano del año pasado volvió a hacer las maletas rumbo a este país africano y se embarcó en esta aventura con un objetivo claro: apoyar la asistencia médica en Kenia. No obstante, estando allí se dio cuenta de que la realidad era aún más diferente a como ella pensaba y de que tenía que darle una vuelta al proyecto. “Sin educarlos previamente, jamás lograría mantenerlo en el tiempo”, indica.
“La parte médica de mi proyecto nunca sería efectiva si no iba acompañada de una buena alimentación y, sobre todo, educación y concienciación, indispensables para hacerles entender la importancia de medicarse y de adoptar unos buenos hábitos de higiene y nutrición”, continúa diciendo Marta Oreja, al tiempo que reconoce que eso fue exactamente lo que la llevó a escolarizarlos. “El objetivo principal de la ONG es proporcionarles asistencia médica, pero a la vez se les escolariza y se les da de comer”, añade.
UN COLEGIO PARA ELLOS
Estando allí, y gracias a parte de los 9.000 euros que previamente había recaudado en España, reformó un colegio para ellos, que es en el que se les educa y se les da la alimentación. Cuando empezó, logró ayudar a 75 niños “que vivían de la calle y la mendicidad”, y ahora su ‘familia’ keniata ha crecido hasta llegar a los 93 apadrinados. La mayoría de ellos tienen entre 2 y 10 años, aunque también hay alguno de 12 y 13.
Pero Marta Oreja no está sola en esto. Además de las personas que han decidido apadrinar a estos pequeños, en su viaje del verano pasado dejó organizado todo un equipo que se encarga del cuidado de los niños. “Tengo un matrimonio keniata, ambos profesores, que son los responsables; tres madres, que cocinan para ellos y limpian le colegio; y el abuelo de uno de los pequeños que trabaja como conserje”, explica la fundadora de la ONG, toda vez que apunta que “estas personas son las que se hacen cargo del proyecto en Kenia”.
“Les hago las transferencias mensuales -rondan los 1.400 euros- para pagar sus salarios y los gastos, mientras yo recaudo fondos en España mediante campañas, eventos solidarios...”, asegura. Asimismo, expone que de forma indirecta, empleando a sus familiares, también ayuda a los niños.
Y APARECIÓ LA COVID-19
La idea de Marta era ir cada verano a Kenia, pero el viaje de este 2020, que hubiera sido el segundo con el proyecto en pie, se ha visto truncado por la pandemia de la covid-19. Una pandemia que también ha afectado al día a día de la ONG. Y es que ahora mismo los niños no pueden ir al colegio y lo que hacen desde ‘Supporting Healthcare in Kenya’ es mantener su sanidad y alimentación. De hecho, en este sentido, Marta afirma que gracias a las aportaciones de los padrinos han pasado de suministrarles la comida, a también darles el desayuno.
Lo que sí que han tenido que hacer ha sido comprarles mascarillas. “En Kenia las han puesto obligatorias, pero si la gente no tiene recursos para comprar comida, ¿cómo se va a gastar dinero en mascarillas?”, comenta. “A mis niños les voy comprando a menudo, pero allí nadie puede asegurarse de que el uso sea el correcto”, sentencia.
En cualquier caso, la pandemia no está impidiendo que ella continúe adelante con su sueño: que no quede ningún niño en la aldea de Kombani sin escolarizar. Ahora, su meta principal es trabajar para poder construir un nuevo colegio con capacidad para estos 93 niños, en el que también haya un comedor y una clínica. “De esta forma, los tres pilares del proyecto quedarían en el mismo lugar. Quiero construir algo para ellos porque es como darles hogar”, concluye diciendo.
Un mercadillo solidario de zapatos en Ribaforada por los niños de la ONG
 
Una de estas acciones que ha llevado a cabo Marta Oreja para conseguir financiación para su ONG ha tenido lugar este verano. Y es que, tal y como relata, a través de un seguidor de la página de Facebook se le informó de que había una empresa de Ribaforada interesada en donar 700 pares de zapatos de piel fabricados en España. La idea de esta empresa era enviarlos directamente a Kenia, pero los costes y el hecho de que son tallas de adultos les llevaron a organizar un mercadillo y hacer una venta solidaria en dicha localidad. Cada par tiene un precio de 12 euros y con el dinero que se recauda se ayuda a los pequeños.
“Prefería venderlos al precio simbólico de 12 euros porque es lo que equivale a apadrinar a un niño”, continúa diciendo la fundadora de la ONG, al tiempo que insiste en que la empresa no le puso ninguna pega. Por ahora, han recaudado más de 2.000 euros, aunque aún quedan pares por vender.
“Cuando me fui a Kenia a fundar el proyecto lo hice con 9.000 euros. Con eso les pude reformar un colegio, poner agua corriente, apadrinar a niños y comprarles uniformes, ropa, pupitres…”, explica Marta Oreja, que afirma que si recauda lo que resta puede hacer muchas cosas allí.
Por último, señala que los interesados en comprar estos zapatos pueden hacerlo todos los sábados, de 17 a 19 horas, en el almacén municipal de dicha localidad.
¿Cómo apadrinar a un niño a través de la ONG?
Para apadrinar a un niño y formar parte del proyecto basta con ponerse en contacto con Marta, a través de las redes sociales -Facebook e Instagram- de la ONG, que son Supporting Healthcare in Kenya y @supporting.healthcare.in.kenya, y por las que también se puede ver la evolución de los niños y niñas.
La cuota es de 12 € mensuales. Para hacer frente al pago, es suficiente con hacer la transferencia de dicha cantidad a la cuenta bancaria de la ONG: IBAN ES70 2100 1461 0502 0022 423
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE