Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Villafranca

La Orden de los Carmelitas dona su convento a Villafranca

El consistorio estudiará ahora el uso que dará a este edificio del siglo XVIII, en el que podría ubicarse un centro de día

Foto de la fachada del convento de Nuestra Señora del Carmen de Villafranca.
Imagen de la fachada del convento de Nuestra Señora del Carmen de Villafranca.
CEDIDA
Actualizada 23/02/2020 a las 06:00

La Orden de los Carmelitas ha donado al Ayuntamiento de Villafranca su convento, construido en la primera mitad del siglo XVIII.

Los dos miembros de la congregación que todavía quedan en la localidad abandonarán la misma el próximo 2 de marzo, lo que ha motivado la decisión de la Orden de donar el convento de Nuestra Señora del Carmen a la localidad.

La alcaldesa de Villafranca, María Carmen Segura Moreno, agradeció este sábado “este generoso acto de donación”. “En nombre del pueblo quiero dar las gracias al padre José Mª Jauregui -uno de los dos miembros de la Orden que quedan en la villa- por su labor para hacer posible esta donación”, indicó la primera edil.

Ahora, el consistorio deberá decidir el uso que da a estas instalaciones, que cuentan con una superficie de alrededor de 1.500 metros cuadrados. “Se trata de un edificio que ofrece múltiples posibilidades. Estamos pensando en la ubicación allí de un centro de día para personas mayores, pero también caben otras alternativas de carácter social, educativo o formativo”, puntualizó Segura.

La parte del convento que está fuera de la donación es la iglesia que, según explicó Segura, “quedará como edificio dedicado al culto”. “Todos queremos que siga acogiendo los oficios religiosos ya que en Villafranca hay una enorme devoción a la Virgen del Carmen”, indicó la alcaldesa.

El complejo conventual de los Padres Carmelitas de Villafranca se construyó entre los años 1734 y 1765.

La fachada del edificio está construida en ladrillo y dividida en dos cuerpos. En el cuerpo inferior se sitúa el pórtico, formado por 3 arcos de medio punto, sobre el que se abre una hornacina que alberga la imagen de la Virgen del Carmen. Sobre esta hornacina hay una ventana y, a los lados, se ven dos escudos de armas. Corona el conjunto un tímpano curvo entre aletones. En el lateral se ve una espadaña (campanario) con dos arcos de medio punto.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE