Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Arte

El viejo comercio de Estella vuelve con murales a las calles del centro

El área de Servicios promueve una iniciativa que empieza en la calle Escultor Imberto para extenderse a otras zonas

La artista gráfica Garbiñe Basarte recrea en bajos comerciales sin uso tiendas típicas que simulan estar abiertas
La autora, Garbiñe Basarte, pinta este miércoles otro de los murales mientras este, de Antigüedades Peral, luce ya terminado. MONTXO A. G.
Los murales de Garbiñe Basarte que recrean tiendas típicas de Estella 7 Fotos
Los murales de Garbiñe Basarte que recrean tiendas típicas de Estella
La artista gráfica Garbiñe Basarte recrea en bajos comerciales sin uso tiendas típicas que simulan estar abiertas
  • M. P. Amo
Actualizada 21/01/2021 a las 06:00

Fotos de Las Ortigosas, de Casa Pío, del bar Bodegón, del castañero y de otros locales muy conocidos en su día que llenaron de actividad las calles de Estella. Garbiñe Basarte, artista gráfica local, hacía el pasado otoño este llamamiento a vecinos que conservaban imágenes de antiguos establecimientos hoy desaparecidos pero recordados por su carácter singular o el papel que jugaron en su momento en la vida comercial de la ciudad. Ponía estos a modo de ejemplo, pero su reclamo abarcaba a otros similares como el punto de partida de su último trabajo.

Autora a lo largo de los años de otros diseños en distintos puntos del municipio, pedía esta colaboración para poner en marcha un encargo del Ayuntamiento que, a través del área de Servicios, quería recrear con murales en fachadas de la ciudad cómo fue su viejo comercio. A partir de las instantáneas cedidas por descendientes de esos comerciantes o vecinos que las guardaban realizó bocetos de los escaparates.

Comenzó a pintarlos antes de Navidad en pleno centro de la localidad. En la calle Escultor Imberto, nexo entre la calle Mayor y el paseo de la Inmaculada donde estos días se aprecian ya los primeros resultados. Una ventana a ese pasado local con tiendas que simulan estar abiertas que despierta la curiosidad de muchos y la nostalgia de quienes los conocieron. Son, de momento, diez los lugares reproducidos, pero la idea es extenderla a otras zonas para recordar estas actividades y embellecer los bajos comerciales que se encuentran sin uso.
Garbiñe Basarte explica que, de entre las fotos recibidas, seleccionó parte para plasmarlas en un boceto e intentó que correspondieran a sectores variados. En total para esta intervención pintará diez escenas correspondientes a siete escaparates y tres puertas distribuidas en Escultor Imberto, Inmaculada y calle Mayor. “No ha sido fácil encontrar las fotografías y nos hemos decidido también por las que más calidad tenían”, apunta.

AHUYENTAR LAS PINTADAS

Ya terminada luce la de Antigüedades Peral, la excepción en este catálogo porque aún sigue abierta. En proceso se encuentran Casa Platero, dedicada a la venta de artículos para regalos. También Licores Fernández, la sastrería Usabiaga y Librería Felipe, otro de los clásicos desde su emplazamiento en la plaza de los Fueros al que la autora daba ayer por la mañana las primeras pinceladas. Y quedan todavía -explicaba- las últimas reproducciones por elegir entre el material gráfico aportado. Cuenta que, cuando acabe, los rematará con barniz para preservarlos, aunque hasta ahora no ha tenido problemas con obras anteriores.

La concejalía de Servicios que preside Jorge Crespo ha destinado 2.500 € a una actuación que -indicaba el edil- quiere tener continuidad en otros puntos -aún por decidir y sujetos luego a la autorización de los propietarios- tanto del centro como de los barrios con el mismo objetivo de embellecer la ciudad. “La idea es recrear esos establecimientos antiguos de Estella y dar la sensación de que están abiertas. También se trata de evitar las pintadas y grafitis que en esta primera zona elegida se repetían muy a menudo y por eso hemos empezado con más urgencia por ella. A la vez hemos querido poner en valor una parte del patrimonio de la ciudad porque esas tiendas formaron parte de la historia de su comercio. La gente cuando pasa las está reconociendo y recordando”, argumenta.

Jorge Crespo explica que, al tratarse de bajeras de particulares, se planteó a su propietario una idea que fue bien recibida. Lo mismo se hará en el futuro, cuando la idea se extienda, porque los escaparates vacíos y el deterioro en que muchos quedan cuando cesan las actividades comerciales en ellos constituyen un frente que se ha querido abordar con otras iniciativas, como la de colocación de fotografías de Tierra Estella. Una idea que mejoró estos espacios en su momento, pero de difícil mantenimiento con el paso del tiempo.

El concejal de Servicios confía en que estos murales sean respetados, aunque se les tratará con un producto antigrafitis. Señala que, además de las recibidas por la autora, se buscaron fotos también en el archivo municipal para realizar después esa selección con criterios técnicos y artísticos.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE