Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Arbolado

La plaza de San Martín conservará sus plátanos y el Che perderá parte

El estudio del arbolado emblemático de Estella concluye que sufren la misma enfermedad, pero con pronóstico distinto. Entre los tilos de la plaza de Santiago, objeto del mismo informe, hay tres viejos y en peor estado que se talarán

Los plátanos que caracterizan la plaza de San Martín, objeto de podas muy drásticas años atrás, se preservarán.
Los plátanos que caracterizan la plaza de San Martín, objeto de podas muy drásticas años atrás, se preservarán.
Actualizada 14/02/2021 a las 06:00

Árboles enfermos, con riesgo de caída o inclinados de forma excesiva sobre lugares muy transitados. Especies autóctonas o invasoras. En la orilla del río, el parque de Los Llanos o el centro de la ciudad. Los 17 ejemplares que el Ayuntamiento de Estella talará siguiendo lo recomendado en el estudio sobre un total de 47 considerados con un valor singular o emblemáticos responden a esta variedad de circunstancias.

Siete desaparecerán del paseo de Los Llanos, cuatro de su orilla del río, tres de la plaza de Santiago y el resto de la zona del bar el Che. Plátanos estos últimos aquejados por la misma enfermedad que los de la plaza de San Martín, aunque con pronóstico distinto porque los del barrio monumental se mantienen.

ARBOLADO URBANO LA SOMBRA DE DOS PLAZAS

“En situación de debilidad estable”, por lo que podría continuar así durante años. El estudio encargado por la comisión de Desarrollo Rural a la empresa Kimubat concluye así el análisis del abeto de la Mancomunidad, que se quedará donde está aunque con un seguimiento para evitar ramas secas de gran tamaño. Sin dejar este entorno de la ciudad, se centra en un viejo pino ubicado en un talud de la calle Juan de Labrit, con una conclusión similar a la del abeto.

Entre los 17 tilos de la plaza de Santiago, tres ubicados en el tramo superior, hacia la cuesta de Entrañas, presentan los mayores problemas. “Bastante más viejos y en peor estado”, la propuesta es la eliminación para realizar una nueva plantación.

De los tilos a los plátanos, los seis junto al bar El Che. A todos les afecta -explica el estudio- la misma enfermedad, la Massaria platani. Un hongo que ataca a la conducción de la savia y hace morir a la copa por partes. Sin tratamiento e irreversible el proceso, invita a evaluar una nueva plantación. La intención municipal no es talarlos todos, pero sí el par en peores condiciones.

En la plaza de San Martín, con seis viejos plátanos de gran envergadura, la situación es otra. En su momento -recuerdan los autores- sufrieron una drástica rebaja de su altura que resultó con el tiempo correcta. Los del barrio monumental presentan la misma enfermedad que los ejemplares del Che, pero su sustitución no se plantea. Sí mantener las “podas anuales de la copa para evitar grandes crecimientos en altura” y adecentar los alcorques para darles un “aspecto uniforme”.

LOS LLANOS Y EL RÍO ARCE, TILOS, ÁLAMOS Y UN OLMO

El diagnóstico del arbolado recorrido el paseo de Los Llanos a partir de un arce que alcanza los 16 metros de altura frente a la ikastola, entre los columpios y la fuente. “Un lugar crítico -sostiene- donde no debiera haber riesgos”, por lo que Kimubat propone su retirada inmediata. Es el primero en ir a la lista de los ejemplares que serán talados. Siguen tres tilos, dos álamos blancos y un olmo de 18 metros cuya lesión en la base además del hueco interno eleva su valoración de riesgo e indican el camino a seguir. En total, siete ejemplares a sustituir en la principal zona verde de Estella.

El estudio da soluciones intermedias para el resto. Bastará en algunos con “eliminar las ramas secas de la copa y someterlos a una vigilancia regular”. Otros precisan rebajar su altura, como el plátano de 22 metros cuya acusada inclinación hacia el portón de entrada al centro cultural del antiguo convento de San Benito hará preciso rebajarlo hasta un tercio.

Del parque de Los Llanos, a detenerse sin abandonarlo en siete ejemplares a orillas del río Ega, de los que cuatro serán también sustituidos. Se trata de un chopo muy inclinado, un álamo blanco que se precipita con riesgo hasta el interior del paseo, otro “viejo y gran chopo negro junto a San Benito” y un alianto joven considerado una especie invasora que debe eliminarse.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE